Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Siete hombres al amanecer

Por Jon San José Beitia

Interesante y acertado relato bélico que reconstruye la planificación y asesinato de uno de los líderes del régimen nazi en Checoslovaquia, el general de las SS Reinhard Heydrich y la posterior represión que sufrieron los checos.

La película, basada en hechos reales, reconstruye los hechos con respeto y cuidado, ofreciendo una visión de los movimientos de la época y presentando los intereses de los bandos enfrentados para dar paso a la planificación del posterior asesinato del general Heydrich. Gran parte del interés del relato recae en el peso de la historia que cuenta, la reconstrucción de los hechos sucedidos durante la segunda guerra mundial, al presentar el asesinato de uno de los mandatarios que, de haber desaparecido Hitler, se hubiera hecho con los mandos del régimen nazi. Desarrolla con dedicación los sucesos ocurridos previo al asesinato y tras el mismo, siguiendo un proceso lineal y previsible que no sorprende puesto que, al ser un hecho histórico, ya se conoce como terminó, pero que sin duda una historia de héroes anónimos merecía ser contada de alguna manera.

sietehombresalamanecer2

No llega a profundizar ni a desarrollar en exceso en los temores y pretensiones de los personajes protagonistas, haciendo que el relato se antoje frío y distante a pesar de lo emocionante de la misión mortal a la que deben hacer frente. Se puede decir que introduce y desarrolla una serie de hechos que dan cuerpo al relato, pero que una vez finalizado el visionado del mismo, dejan la sensación de ser puro relleno y que se podrían haber omitido. Ofrece secuencias de acción bien construidas, en las que hay espacio para la tensión y el suspense, elevando el valor de la peligrosa misión en la que participan los protagonistas al poner en riesgo sus vidas sabiendo la complejidad de la misma. El director pasea por la superficie de los sentimientos y temores de los protagonistas, dedicándose a relatar desde la distancia y de forma cronológica los hechos acontecidos, dejando a un lado el tratamiento heroico.

El desenlace ofrece un cruento enfrentamiento donde los protagonistas saborearan la traición y la sensación de impotencia mientras luchan con todo lo que tienen para robar tiempo de vida. El director se deja llevar por el entusiasmo y prolonga en exceso los últimos momentos de la película, dejando la sensación de que él mismo ha quedado atrapado en un relato del que no sabe cómo escapar, puesto que la acción y el desarrollo de la historia se encalla hasta el fatal desenlace.

A pesar de contar con un tratamiento demasiado prolongado, es innegable que es un relato que despierta el respeto del espectador por lo que un pequeño grupo de hombres intentó hacer por su país, una historia digna de contar y de verse.

Jon San José Beitia

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Comentarios

  1. Alberto

    Curiosamente la vi hace un par de meses. Me pareció una buena película que se ve bastante bien. Claro que luego enganchas la magnífica Los verdugos también mueren de Fritz Lang y no hay color ;) .
    Gracias por el artículo. Un saludo Jon.

  2. Mª José

    Pues a mi esta película, que también vi hace unos meses (¿nos hemos puesto de acuerdo, o qué?, jaja), me encanta. No me parece en absoluto fría. Al contrario: está cargada de emotividad, de sinceridad, de humanidad. Solo debemos recordar el impactante desenlace; si esa luz, ese agua, ese abrazo entre ellos os parece frío… no sabría qué deciros. Gracias, Beitia, por recuperar una película tan desconocida como esta y que sin duda merece ser recordada. ¡Saludos!

Escribe un comentario