Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Runner Runner

Por Alejandro Arranz

-Un thriller simplón y hueco con giros previsibles pero bastante entretenido.
-Lo único interesante son las buenas actuaciones.

Brad Furman firma su segunda película de gran presupuesto tras El inocente, un eficiente y entretenido thriller en el que McConaughey estaba estupendo; de nuevo el género elegido es el thriller, pero enfocado hacia el mundo del juego en lugar de los juicios.

El reparto se convierte, una vez más, en uno de los puntos fuertes de la película; Ben Affleck, Justin Timberlake y Gemma Arterton son acompañados por un buen puñado de secundarios como Anthony Mackie (Dolor y Dinero) o David Costabile (Efectos Secundarios).

La película de Furman es más de lo mismo y peor ejecutado de lo que cabía esperar, no aporta nada nuevo al género del thriller ni sobre el tema de las apuestas, los personajes no tienen alma ni interesan lo más mínimo y a penas sobreviven gracias a los interpretes, los tópicos abundan a cada esquina y la narración esquemática y superficial se hace frustrante; nada de lo que ocurre ni de lo que cuenta es mínimamente atractivo.

runnerrunner2

El comienzo de la cinta es muy prometedor, pero pronto se rinde a las expectativas del género, no busca innovar, contar algo distinto y ni siquiera contarlo de un modo diferente, sin embargo, es un entretenimiento pop acomodado en las buenas interpretaciones de su trío protagonista.

El personaje de Richie no consigue interesar al espectador aunque Timberlake añade carisma a la cinta y cumple con su papel, Arterton pone la cara bonita y poco más puede hacer con un personaje tan plano y metido con calzador para llevar a cabo la parte romántica mal ejecutada y de este modo tener el paquete completo de final idílico, el que realmente impresiona es Affleck, no sólo demuestra que puede ser un Batman estupendo (véanlo en la versión original), es la razón por la que Runner Runner sobrevive e incluso entretiene, es la razón por la que sus detractores deben verle y acabar así con las dudas, Affleck ha dejado de ser aquel actor de Daredevil, la experiencia que ha ido obteniendo en la dirección también le ha dado nuevas técnicas de interpretación y cada vez que aparece en pantalla la película mejora.

La habilidad de entretener y los intérpretes no son las únicas virtudes de la película, cuando ésta desarrolla el tema del juego y sus derivados demuestra que Furman no ha puesto del todo el piloto automático; es, sin embargo, en su insustancial drama familiar, en el ridículo triángulo amoroso o en su faceta de thriller soso y predecible donde la película se hunde de forma estrepitosa.

Finalmente, Furman regresa con un thriller innecesario, que no cuenta nada nuevo ni lo presenta de una manera innovadora y que gustará a los más jóvenes; tras su fantástica parte inicial cae en los tópicos más bruscos mientras la veloz y previsible narración nos dirige a un final realmente tonto y predecible; lo mejor, Ben Affleck.

Comentarios

  1. Lourdes Lueiro

    Aún no la vi, me pondré a ello porque tiene pintaza, Timberlake me encanta, como cantante y como actor, me parece un tío que lo hace bien todo, y Affleck no se como alguien puede dudar que será un buen Batman, si es que es un actorazo, no entenderé nunca el poruqé de tanta crítica negativa, estoy de acuerdo con que Bale dejño el listón alto, pero sin ver la actuación de Affleck no se puede hablar.

Escribe un comentario