Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Redención

Por Jon San José Beitia

Redención constituye un nuevo trabajo de Jason Stratham, en el papel protagonista, de un relato de acción con otras perspectivas que van más allá del ruido y las explosiones.

La película presenta un argumento confuso e inconexo. Desde el comienzo todo parece forzado y a la hora de desarrollar las vivencias del protagonista, los responsables de la película optan por tomarse una serie de licencias que mejor no cuestionarse, mención especial la manera en la que consigue un hogar el protagonista.

Tiene un inicio poco nítido, de la misma forma que la película no se define, es como si los responsables de la misma no tuvieran claro cuál era la temática. Un argumento muy enrevesado y difícil de mantener, sin forzar situaciones. Sorprende Statham que intenta alejarse de los papeles de acción, pero lo hace a medias, sin convencer, sin conseguir demostrar realmente nada nuevo en lo que a su faceta interpretativa corresponde. Se agradece el intento del intérprete por no encasillarse, pero lo cierto es que para muchos la película no funciona, porque esperan que el intérprete haga lo que les tiene acostumbrados y para otros no resulta creíble. Es decir, confunde a propios y extraños.

El desarrollo de los personajes y su vínculo se hace progresivamente, plasmando sus necesidades personales con total sencillez, pero que como el resto de la película resultan forzados. Los protagonistas sobre el papel, son dos personajes destinados a encajar para dar sentido a lo que trata de trasmitir, la redención de unos y otros. El vínculo que se establece entre los dos protagonistas, es el núcleo central de la película, la forma en que se complementan como personas cae en lo evidente, haciendo que todo resulte excesivamente incuestionable. El director tarda en presentar las piezas del puzle y luego se empeña en encajar todo de una forma forzada, haciendo que no llegue a funcionar, ni como película de acción, ni como drama, a pesar de tener un poco de ambos géneros.

En resumidas cuentas, Redención, decepciona a los que esperan ver una de acción al uso de Statham y a los que vayan buscando un drama con buenas interpretaciones. En términos generales, resulta floja, pesada y forzada, mejor ir a misa para encontrar la redención.

Jon San José Beitia

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Escribe un comentario