Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Realismo mágico

Por Jorge Valle

Que en tiempos de crisis la creatividad aflora y se convierte en la mejor y más poderosa arma contra la desesperación y el tedio es innegable. Solo en ese contexto de falta de medios y escasez de oportunidades que ha rodeado al cine español en los últimos años se entiende la proliferación de películas como Magical Girl (2014).

Su director, el madrileño Carlos Vermut, se inscribe en ese círculo de realizadores cada vez más interesantes y atractivos que conforman el llamado Nuevo Cine Español, caracterizado por saltarse todos los convencionalismos establecidos en la narración, por entremezclar personajes al borde de la locura en un guión repleto de sorpresas y donde nada es predecible, por apelar al esfuerzo del espectador por tratar de ordenar todo lo que el director ofrece mediante la imagen.

magicalgirl2

En efecto, Magical Girl no es una película para todos los públicos, sino para aquel que se estremezca ante la fascinación y la intriga que se desprende de cada plano y cada diálogo, cuyo tratamiento evidencia un talento indiscutible por parte de Vermut.

Quizá la frialdad emocional que envuelve a los personajes, cuyas acciones y personalidades son tan excéntricas que la empatía con ellos se antoja como una tarea difícil, sea el único defecto que puede achacarse a una cinta que cabalga continuamente entre lo que muestra y lo que sugiere, que se mantiene por la brillantez con la que los tres protagonistas –Luis Bermejo, Bárbara Lennie y José Sacristán- dotan a sus papeles de una turbiedad enfermiza.

La excelente escena del bar, ya hacia al final de la película, donde la tensión se hace palpable y la cámara persigue los rostros de dos individuos tan atormentados como solitarios, resume lo que ya adivinábamos a lo largo del metraje y lo que el Festival de San Sebastián confirmó otorgándole los premios a la mejor película y el mejor director: Magical Girl es cine de altura.

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Escribe un comentario