Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Rayos y caracoles

Por Javier Fernández López

He’s fast. They’re furious. Con este mensaje se presenta una de las cintas de animación más destacables del año, Turbo, la de un pequeño caracol que sueña con ser rápido, algo totalmente contrario a su naturaleza. Sin irnos por las ramas, esta cinta cumple la definición perfecta de un producto actual y enfocado exclusivamente a los más pequeños, sin ambición ninguna, quedándose en el eficaz entretenimiento comercial, lo cual lo convierte en un producto ameno y divertido.

La cinta dirigida por David Soren no quiere meterse en argumentos complejos, no hay personajes profundos ni tampoco un contexto duro. Todo es colorido, todo es sencillo y todo radia diversión. El argumento no es original, pero tampoco necesita serlo para ofrecer una historia donde un caracol se enfrenta su sueño de ser el caracol más rápido del mundo. No llega a los niveles de Disney ni los de Pixar (aunque ésta última flojea últimamente), pero la grandeza de la cinta está en lo paródico del ambiente. Películas como A todo gas o incluso aquella cinta de Sylvester Stallone titulada Driven se parodian de fondo, lo cual puede sacar una risa a más de uno.

turbo2

Chistes fáciles, recursos sencillos, los encargados de la película no se han complicado nada a la hora de construir este producto. No obstante, el conjunto del film funciona, gracias sobre todo a su puesta en escena y a lo locas que resultan algunas escenas.

Es simple y es convencional, está por debajo de otras películas de Dreamworks Animation como Cómo entrenar a tu dragón, pero el hecho de que no se meta en argumentos más profundos se llega incluso a agradecer.

Cabe destacar el gran momento final con las 500 millas de Indianápolis, bastante divertida y dinámica. Un buen producto que se apoya en una buena banda sonora y una buena factura técnica, que no juega con pretensiones, pero se echa de menos algo más de emotividad, algún mensaje de fondo, pero se perdona. Así es Turbo, una historia de un caracol frenético al que le acompañan un montón de amigos en su sueño.

Comentarios

  1. Es una película perfecta para regalar estas navidades a los más pequeños, por encima de ‘Aviones’ yo diría, lo único es que no se si estará disponible para esas fechas. Saludo!.

Escribe un comentario