Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Prisioneros

Por Alejandro Arranz

-El mejor thriller de la temporada, es perturbador, asfixiante y tremendamente visceral.
-Villeneuve nos trae una joya oscura e inquietante con un reparto de auténtico lujo.

El director canadiense Denis Villeneuve hace su debut en Estados Unidos con su nueva película Prisioneros, un proyecto que antes estaba en manos de Antoine Fuqua. Los primeros candidatos para los papeles protagonistas fueron Christian Bale y Mark Wahlberg pero tras su abandono, Hugh Jackman y Jake Gyllenhaal (que ya colaboró con el director en Enemigo) se convirtieron en los nuevos protagonistas de la cinta.

Después de dos horas y media de Prisioneros puedo decir con toda seguridad que es una de las sorpresas del año, es una experiencia tan dura para algunos como lo es Gravity para otros y posiblemente muchas personas no sean capaces de soportarla.

El comienzo es muy bueno pero lo mejor es que la película va mucho más allá de lo que prometía su propuesta inicial; el reparto al completo está deslumbrante, Maria Bello como madre sufridora e incluso secundarios de la talla de Paul Dano o Melissa Leo. Pero el que en verdad destaca es Jackman, que brinda una interpretación veraz, emocional y física; tan llena de matices que vuelve a ser merecedor de una nominación al Óscar.

prisioneros2

Nunca Hugh Jackman había estado tan salvaje y tan contenido al mismo tiempo, da el doble de miedo que en Lobezno, sin embargo, la otra cara de la moneda la encontramos en Gyllenhaal, que completa una de sus mejores interpretaciones, él y Jackman se equilibran a la perfección.

Cuando estalla la desgracia, la película da un giro de 360 grados y tú con ella, te revuelve y te asfixia hasta que no puedes más, un suspiro tras otro te espera a cada esquina; todo esto se lo debemos a la soberbia narración de Villeneuve que no deja un minuto de descanso al espectador y al mismo tiempo consigue que su metraje nunca parezca excesivo.

La fotografía de Roger Deakins (colaborador de los hermanos Coen y Sam Mendes y 10 veces nominado al Óscar a Mejor Fotografía) es increíblemente potente, la película posee el aliento gélido de Mystic River y el tono más oscuro del Fincher de Seven o Zodiac, y es que aunque no alcance las cotas de calidad o potencia cinematográfica y emocional de las dos primeras, en especial Mystic River -que es para mí una de las 5 mejores películas de este siglo- sí que supera a Zodiac gracias a la gran dirección de Villeneuve y al ostentoso guión que logra mantener el drama con maestría, lejos de lo que ocurría en la película de Fincher con los torpes dramas de Mark Ruffalo y el mismo Gyllehaal.

Cuanto más avanza la cinta, más aumenta la tensión mientras se te forma un nudo en la garganta y así hasta llegar al fatídico desenlace, que por otro lado es demasiado blando y comercial para mi gusto, alejado de las comparaciones con los trabajos de Fincher o Eastwood.

Prisioneros se lanza a tu yugular y no te suelta hasta el final, es turbadora y escalofriante a cada plano y en cada diálogo, incluso en las cosas que no se dicen, con cada gesto de Gyllenhaal o cada mirada de Jackman. Es profunda, habla de la venganza, de los traumas infantiles, de Dios, del lado salvaje del ser humano, de la desesperación y de muchas más cosas todo con una magistral narración de Villeneuve a través de un guión soberbio. Uno de los mejores thrillers de los últimos años.

Comentarios

  1. Adrián

    Me encantó. Una mezcla perfecta entre Mystic River y Zodiac. Sólo puedo decir ¡Guau!. Enorme actuación la de Jackman.
    La recomiendo a todo el mundo, una de las sorpresas del año.

  2. Lourdes lueiro

    La acabo de ver y ahora si que puedo opinar, a mi me parece un sacrilegio comparar esta película con Mystic river e incluson con Seven, ya que estas dos últimas (sobretodo Mystic River) son muy, pero muy, superiores, no creo que el tiempo sea benévolo con Prisioneros, más que nada porque tampoco lo merece, reconozco que la atmósfera está muy bien construída y que los actores están bastante bien, sobretodo Gyllenhall que está espectacular, y además no es una mala película, pero ya está, no hay más, creo que está sobrevalorada y creo que el director pretendía más de lo que al final logró.

Escribe un comentario