Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Presunto homicida

Por Jon San José Beitia

Un prestigioso abogado con aspiraciones a convertirse en juez, ve peligrar sus posibilidades tras violar a una de sus ayudantes. Para evitar el escándalo y proteger su carrera será capaz de hacer cualquier cosa.

Producción canadiense con aires de thriller que capta la atención del espectador desde el primer momento. Presenta, con celeridad, los personajes y la incómoda situación que se produce entre el abogado y una de sus ayudantes, dando paso a toda una red de movimientos de intereses encontrados. La película se aleja de profundizar en el drama que puede sufrir una mujer víctima de una violación y opta por decantarse por el thriller enrevesado, introduciendo numerosas variantes con personajes involucrados y ofreciendo un extraño y divertido juego de incógnitas e intereses.

presuntohomicida2

Las interpretaciones del reparto son discretas, quitando la aportación de Bill Pullman, que logra encarnar un personaje odioso, perverso e interesado, haciendo olvidar al espectador su carita de bueno y despertar el máximo desprecio hacia el comportamiento de su personaje. En el aspecto dramático, el resto de los intérpretes optan por tomar una postura modesta y superficial, sin llegar a aportar la credibilidad necesaria en los personajes que interpretan, mención especial para el reparto joven.

La película presenta numerosos hilos argumentales alrededor del personaje interpretado por Bill Pullman, manteniendo el interés suscitado inicialmente pero, en su afán por crear nuevas incógnitas, se enreda en exceso, perdiendo credibilidad y conexión. Sorprende la conexión y vínculos que existen entre todos los personajes sin que se conozcan entre ellos, haciendo que la bola de mentiras e intereses aumente sin freno, llegando a resultar una red demasiado enrevesada y forzada.

La película tiene un desarrollo dinámico y logra mantener la atención del espectador en todo momento, sin embargo, llega un punto de estancamiento donde se desvía de lo que realmente interesa. Ofrece momentos de acción y el director logra manejar el suspense, ofreciendo momentos de tensión bien orquestados, jugando con los tiempos y los silencios todos los personajes. Tras exprimir al máximo todas las ramas argumentales, la película alcanza un desenlace sorprendente, al tiempo que precipitado, que eleva la calidad del conjunto, dejando un extraño buen sabor de boca.

Película ideal para los amantes del suspense y que no sean muy exigentes con la calidad del producto. Se puede ver.

Jon San José Beitia

Escribe un comentario