Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Posesión infernal

Por Víctor Lozano

Para empezar, no he visto el film original de Sam Raimi ya que desconocía su existencia hasta saber de este inoportuno remake y después enterarme de que The Evil Dead (1981) fuese la primera parte de una trilogía creada por Raimi y que continuaría con Terroríficamente muertos (1987) y El ejército de las tinieblas (1992), con Bruce Campbell de protagonista en todas. En cuestión, el remake de marras es como era de esperar, como todos los demás en los últimos años y con el respaldo de Sam en la producción para dejarle la silla a un debutante uruguayo. Pero hay algo en él que lo hace diferente al resto, se puede que hay mucha sangre y pocas nueces, las nueces serían el pobre argumento y las pésimas actuaciones de los cinco protagonistas.

Dos chicos y tres chicas pasan unos días en una cabaña ubicada en un bosque tenebroso para ayudar a una de ellas a despejarse de las drogas. Algo típico, sobre todo si uno de ellos meten la pata hasta el fondo al descifrar un libro que resulta ser el Necronomicon y la primera afectada es la rehabilitada y luego que si esto que si lo otro cada uno va a cayendo como moscas por culpa de la posesión de la pequeña, el resultado: trama repetitiva en cuanto al género. Además, con esta película se experimenta en primer plano, hablando en argot cinéfilo, de las múltiples mutilaciones, “despellejamientos” de la carne de los huesos, “hipercortes” con cataratas de sangre saliendo a los dos segundos; eso es lo más excitante del film añadiendo los sobresaltos debido a los altos ruidos, pero también lo que conseguimos viendo esas escenas es repulsión, asco, repugnancia, etc. No apta para aquellos que tengan un estómago débil y recomendable ver la película en ayunas, eso para los que la hayan visto en el cine.

posesioninfernal2

En fin, podían haberse currado mejor el guión ya que no es la mejor baza en este proyecto. Los debutantes en la dirección, como en este caso Fede Álvarez, tienen lo que puede desear para triunfar en Hollywood con cintas originales tanto de terror como de otro género, por ejemplo The Purge: la noche de las bestias que sea una película normal y original de este año sin ser una nueva versión de otra anterior. Por lo menos, aquí se ha dispuesto de buen material técnico como la fotografía, la iluminación, el diseño de producción y el gran cameo de Ash (Bruce Campbell) como plato fuerte al final de los créditos porque en cuanto a historia no puedo decir que me haya impresionado, sólo que es pasable y me ha dejado un sabor agridulce.

Comentarios

  1. Lourdes lueiro

    Hola Víctor, no me gustó nada de nada esta película, que horror!! Mira que no me gusta nada hacer críticas negativas de una pelicula, no por nada, si no porque me fastidia hablar mal del trabajo de alguien, cuando sé que cualquier película es un cúmulo de trabajo, pero cuando acabé de ver esta tuve que hacerlo, porque me pareció una falta de respeto al espectador, y yo que adoró el cine de terror no podía dejarlo pasar jeje. Lo dicho que horrorosa.

Escribe un comentario