Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Película tópica, ñoña, previsible y con buenos efectos especiales

Por Enrique Fernández Lópiz

Según las previsiones del experto en Climatología Jack Hall, el calentamiento global de la tierra podría desencadenar cambios catastróficos para la Tierra. Se han realizado perforaciones en la Antártida que demuestran que este fenómeno ya sucedió diez mil años atrás. Las advertencias de Hall a políticos y administradores de adoptar medidas inmediatas llegan demasiado tarde. El propio Hall puede presenciar cómo un grandioso bloque de hielo se separa de la Antártida. A renglón seguido, un encadenamiento de fenómenos climáticos anormales empiezan a sucederse en diferentes partes del mundo: enormes piedras de granizo en Tokio, huracanes imponentes en Hawaii, nieve en Nueva Delhi y tornados que devastan Los Ángeles. Acordando con Hall, un colega escocés confirma los peores augurios de éste. El fundido del hielo polar ha colmado los océanos, lo cual afecta a las corrientes marinas, que son las responsables de la estabilidad climática. El planeta está a un paso de una nueva era glacial. Y todo habrá de ocurrir en el transcurso de una tormenta global. Mientras Hall advierte a la Casa Blanca del apremiante cambio, su hijo Sam y sus amigos se encuentran atrapados en Nueva York, a donde han ido para participar en un concurso académico escolar.

En la tónica de Roland Emmerich, un director a sueldo de Hollywood mediocre, patriotero y un poco facineroso, El día de mañana es una superproducción llena de buenos efectos especiales, con una carga visual sensacional para el espectador; y eso es lo mejor y casi lo único de la película. La dirección carece de sello propio y dice lo que le dicen que haga; el guión, del propio Emmerich y Jeffrey Nachmanoff, es adaptación de una historia del propio Emmerich (¡!), para que no le falte de nada; el guión, digo, es una especie de bobada sin mayores méritos, salvo el de crear cierta sensación de pavor en el espectador, lo cual en parte consigue por sus efectos especiales pues como dice Ebert: Sí, la película es profundamente tonta. Lo que me sorprendió fue que también da mucho miedo. Los efectos especiales son tan asombrosos que la película funciona a pesar de su sensiblero argumento. La música de Harald Kloser y Thomas Wanker, pues bueno, más o menos; y buena la fotografía de Ueli Steiger.

eldiademanana2

El reparto es típicamente hollywoodiense, profesional y tire usted para adelante con los tornados y las ventiscas. Actores y actrices como Dennis Quaid (con su rollete de siempre, y guapetón), Jake Gyllenhaal (bien), Iam Holm (con la ciencia); Emmy Rossum (bonica y poco más); y les acompañan Sela Ward, Arjay Amith, Tamlum Tomita, Austin Nichols, Jay O. Sanders, Nestor Serrano, Rick Hoffman y Richard McMillan.

De manera que El día de mañana es una peli de grandes catástrofes, mucha tormenta, deshielos y gente huyendo despavorida. Como escribiera mi admirado Fernández Santos: La película -víctima mortal de un guión plagado de situaciones archiprevisibles y lleno de muñecos con aspecto de personajes- es un conjunto completamente hueco de brillantes y aceleradas estampitas arrancadas con ingenio plástico -hay imágenes iniciales bien hechas e inquietantes- de la catástrofe y sus truculentas consecuencias, cuya eficacia dura lo que dura el filme.” Como la escena de la ola gigante.

Bueno, podrían agregarse algunos aspectos éticos o sociales como los mensajes que hacen prever un desastre en el cambio climático mundial por la ambición humana, también el papel de la solidaridad, el amor, la lealtad, la valentía, el coraje, etc. Pero por lo demás, el film es sensiblero, plagado de situaciones predecibles, mucha decoración plástica, tontico y ñoño, plagado de tópicos. En resumen, un petardito que sirve para pasar el tiempo a quienes les gusten este tipo de espectáculos esperpénticos pretendidamente épicos en el cine, sin duda a muchos jóvenes.

Puedes ver el trailer aquí: https://www.youtube.com/watch?v=uGU3KLfT81I

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Escribe un comentario