Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Película que hace agua

Por Enrique Fernández Lópiz

En esta película Jeffries (Bruce Willis) es un agente del FBI insolente y conflictivo al que le encargan las escuchas telefónicas. Un buen día le asignan para que investigue el caso de un niño desaparecido, cuyos padres han sido asesinados. Cuando por fin Jeffries encuentra al niño, resulta ser un autista de nueve años que tiene una prodigiosa capacidad para interpretar códigos del gobierno teóricamente indescifrables.

No creo que la película Al rojo vivo merezca mayores comentarios. La dirección de Harold Becker es muy limitada y el guión de Lawrence Konner y Mark Rosenthal hace aguas por doquier: Por ejemplo: ¿qué hace una Agencia ultrasecreta del gobierno de los EE.UU. colgando claves secretas de mil millones de dólares en una sopa de letras de una popular revista de entretenimiento? ¿Cómo es posible un niño autista tan prodigioso? ¿Cómo es que el Director de la tal Agencia de seguridad nacional sea un psicopatón dispuesto a cualquier cosa para matar a un pobre niño? O sea, la peli se hunde a cada paso que da. Mediocres la Música de John Barry y pasable la fotografía de Michael Seresin.

alrojovivo2

Parece un film dirigido sin convicción por su director Becker, interpretada de forma estereotipada por Bruce Willis que hace de Bruce Willis, y el pobre niño, Miko Hughes, más que de autista parece que hace de la niña del exorcista. Otros actores, a pesar del caché de alguno de ellos (p. e. Baldwin), son el relleno a un mediocre film; actores y actrices como Alec Baldwin, Chi McBrde, Robert Stanton, Miko Hughes, Kim Dickens, Camryn Manheim, Peter Stormare, Lindsey Ginter o Kevin Conway.

Una historia, en fin, que oscila entre la acción y el dramón, sin que destaque ni lo uno ni lo otro. La vi en el cine hace años y la volví a ver hace poco en TV, y si me quedé hasta el final, fue por mi fatal costumbre de no salirme del cine o acabar de ver la película que empiezo. Pero si la ven por ahí, no le hagan mucho caso. Resultan graciosas las palabras de Ocaña cuando dice sobre el film: Entretenida e increíble mezcla de Rain Man y Único Testigo.” Yo le quitaría lo de entretenida.

Finalmente, como anécdota, en ese año de 1998 fue precisamente Bruce Willis quien recibió el Premio Razzie al peor actor. Y es curioso, pues esta película es una entrega convencional de acción, rodada con el objetivo puesto en el lucimiento de Willis. Pues vaya pifia. Ahí queda.

Tráiler aquí: https://www.youtube.com/watch?v=Lodj3ZT4tOU.

Escribe un comentario