Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Película para niños y púberes, como mucho

Por Enrique Fernández Lópiz

Esta película, El viento y el león, me ha resultado ridícula. Poco fiel a la historia, narra el secuestro en Tánger de parte del Mulay el-Raisuli (Sean Connery), Jefe de los Bereberes, de una viuda norteamericana (Candice Begen) y sus dos hijos pequeños, a principios del siglo XX. Pide a cambio un rescate importante al Sultán de Marruecos. En esta tesitura, el presidente de los EE.UU. Theodore Roosevelt (1901-1909) (Brian Keith), apoyado por John Hay su Secretario de Estado (John Huston), decide intervenir en este conflicto en que se ven involucradas tropas alemanas y diversas facciones del sultanato de Marruecos.

Pues bien, en lo que a mí toca la película es una película mala de solemnidad. Sean Connery interpreta a un árabe gracioso que se permite hacerle galanuras y carantoñas a una Candice Bergen ridículamente fuerte en un papel yerático y estereotipado. En el plano de la interpretación el mejor es el magnífico John Huston, quien por aquel entonces se dedicaba a las labores de actor por la caída en picado en el éxito de sus filmes, y tal vez por darse una vueltecita por la tierra andaluza (Granada, Almería, Sevilla).

elvientoyelleon2

Cabe destacar también la música de Jerry Goldsmith que hace una extraordinaria banda sonora muy apetecible a los sentidos y que se escucha con deleite. Bonita fotografía de Billy Williams que mueve con precisión la cámara, resalta los puntos de humor y ofrece escenas de lucha de gran verismo.

Por lo demás, las caballadas en tropel con extras de segunda, los tópicos en la dirección de parte de John Milius, unido a su pésimo guión que se inspira “libremente” en un hecho real, y la sarta de farsas históricas han construido, desde mi modo de ver, una película mediocre, a pesar de ser una producción de alto presupuesto.

Esta película es un compendio de lo que se conoce como cine de aventuras, con ingredientes como: acción, aventura, toques de humor (no muy buenos), buena banda sonora (eso sí), buena fotografía (eso también), y quizá adecuada para niños o púberes.

Pero advierto, hay que tener ganas para ver al derechista e imperialista John Milius y sus topicazos cinematográficos. Quien esté motivado a ello: ¡adelante! Para gusto, los colores.

Puedes ver el tráiler aquí: https://www.youtube.com/watch?v=1s587_qG8eg.

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Escribe un comentario