Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Pecados con un alto precio

Por Miguel Ávalos

Ridley Scott, uno de los grandes directores que hollan Hollywood, ha regresado al lugar que le corresponde gracias a su última película, The Counselor.

El pasado 2012, el aclamado cineasta regresaba a su universo fetiche presentando al mundo entero Prometheus, una delicia visual, pero cuyo guión daba por resultado un film carente de ritmo. Ello hizo disparar las críticas negativas de no pocas personas y aunque la recaudación estuvo ahí, el resultado global fue irregular. Ante semejante panorama parecía claro que el amigo Scott debía una a sus fieles y a su propia reputación. Dicho y hecho. Su último producto cinematográfico ha solucionado, al menos a mi parecer, las deudas que pudiese haber.

The Counselor es la prueba de que no se necesitan escenas que visualmente te dejen sin aliento, ni tampoco efectos especiales de última generación -esto lo digo sin la menor intención de atacar a Prometheus-. Nada más lejos de la realidad, lo afirmo porque es un hecho. Basta con tener a buen recaudo el núcleo principal de todo metraje, el guión. En este caso creo que dicho objetivo se ha cumplido con mucha efectividad, quizás no perfectamente, pero sí lo suficiente como para garantizar un producto de nivel elevado.

The Counselor (Michael Fassbender) es un abogado metido en el tráfico de drogas relacionado con los cárteles de México. Está locamente enamorado de su novia Laura (Penélope Cruz) con quien quiere casarse. Su socio número uno en sus turbios asuntos es Reiner (Javier Bardem), quien también vive una apasionada relación con su novia Malkina (Cameron Diaz). Mientras que el contacto principal de ambos es Westray (Brad Pitt), un viejo y astuto zorro. Una operación importante está a punto de gestarse y los tres quieren sacar tajada de ello. Sin embargo, The Counselor tiene una defendida en la cárcel, quien al mismo tiempo tiene un hijo conocido como “el avispón verde”, un miembro clave en el negocio que se pone en marcha y que ha sido arrestado por exceso de velocidad. The Counselor paga su fianza por hacerle un favor a la madre, pero el avispón verde es asesinado cuando se disponía a realizar una entrega especial. A partir de aquí será cuando The Counselor descubra que en esa clase de negocios no existen palabras como piedad o compasión, amén de que debió seguir el consejo que Reiner le dio hace dos años y abandonar ese mundo.

The Counselor no repara en gastos a la hora de mostrar la crueldad de un mundo corrompido, en el que es muy complicado ascender, pero en cambio muy fácil caerse. Lo hace presentándonos a un hombre que se ha labrado un camino en el que creía que todo sería rosas, pero en un momento ve cómo su mundo feliz se marchita. Un hombre que estaba enamorado de su novia hasta las trancas, pero que no percibía el peligro acechante que supone estar caminando por una senda, donde incluso grandes depredadores como los personajes de Javier Bardem o Brad Pitt pueden convertirse en presas. Nadie es eterno, en los negocios sucios menos aún.

elconsejero2

Un claro mensaje de que es mejor pensarse dos veces qué camino quieres labrarte en esta vida, pues mejor que en dicho camino construido por una persona misma no hayan riesgos de semejante envergadura. De lo contrario surgen consecuencias que pueden resultar caóticas, hasta el punto de conducir al sufrimiento extremo.

Notable guión de Colmac McCarthy, con diálogos muy absorbentes y escenas fuertes. Ahora que, la escena que se lleva la palma es la de Javier Bardem y Michael Fassbender, donde el primero cuenta al segundo cierta anécdota relacionada con su chica y su coche. Tremenda.

Gran trabajo del amigo Ridley Scott en la dirección, volviendo a demostrar por qué es un grande. Un director que no entiende de géneros, entiende de trabajos hechos como el Séptimo Arte merece.

En lo que respecta al reparto, sobresalientes trabajos de dos actorazos como Michael Fassbender y Javier Bardem, sus escenas son de lo mejor de la película. Cameron Diaz realiza un trabajo enorme, quién sabe si puede ser su mejor papel en su carrera y eso que hay alguno que otro de gran envergadura, pero éste tiene tablas. Brad Pitt está muy notable como ese astuto socio de Bardem y Fassbender que tampoco supo retirarse cuando le tocaba y, sin embargo, su gran experiencia le hace reconocerlo. Por su parte Penélope Cruz tiene claramente el papel menos lucido de todos, pero vuelve a demostrar que es una actriz que se lo curra, quizás no brille, pero es trabajadora y eso basta.

CONCLUSIÓN

The Counselor nos muestra ese mundo cruel y sucio relacionado con las drogas, los cárteles, sus modus operandi y la nula comprensión que hay con las personas que resbalan y caen. En esa clase de negocios la muerte acecha, sin embargo, también pueden haber cosas peores y el personaje de Fassbender llega a desear lo primero. También enseña cómo se las gastan quienes están en lo más alto del negocio, aquellas personas que aceptaron las reglas y que tienen sus espaldas cubiertas sino blindadas. Todo ello con un guión que representa un producto audiovisual con una gran estructura. Por supuesto que la película no es perfecta. Traffic nos introducía en este mismo mundo y, a mi juicio, con más profundidad en todos los aspectos, no sólo el de la crueldad y sufrimiento, sino también en el de la ternura y esperanza. Sin embargo, el film de Scott lo hace de modo distinto, en el punto de vista de alguien metido en el oficio a sabiendas de lo que hace, pero sin tener del todo en cuenta los riesgos. Cumple muy bien con su función sin llegar a la maestría de la película anteriormente señalada, para ello le falta algún plus. Esto no impide que The Counselor tenga un muy notable nivel y ser un producto muy recomendable no sólo para las personas amantes del género y del propio Scott, también para las/los amantes del cine en general. ¡Ridley Scott ha vuelto!

Qué razón tiene el gran Antonio Machado: «Caminante no hay camino, se hace camino al andar.»

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Escribe un comentario