Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Ocho apellidos vascos

Por Jon San José Beitia

Acertada comedia española que demuestra que se pueden hacer bien las cosas apoyándose en un guion con chispa y humor, con un elenco de intérpretes en estado de gracia que parecen estar hechos a la perfección para sus diversos personajes.

Sigue el esquema habitual de las comedias americanas, pero los responsables de la misma saben darle el toque personal, con un tratamiento nacional, presentando y desarrollando las grandes diferencias entre dos culturas nacionales, la vasca y la andaluza, de forma inteligente y llena de humor.

Todo funciona y los personajes se ganan la empatía del espectador, gracias al carisma de los personajes y a lo bien dibujados que están sus credenciales y personalidades. Un reparto español en estado de gracia que logra llenar la pantalla y hacer memorable una comedia simple que tiene gancho por todo lo que ofrece. Grandes momentos de diversión, jugando con un humor inteligente que sabe dibujar con claridad los pensamientos y comportamientos de dos comunidades que siempre han sido empleadas y confrontadas en los chistes nacionales, ofreciendo un producto divertido y entretenido que no decepciona. Sabe jugar con los conceptos e ideologías tradicionales instauradas en el territorio nacional creando un gran contraste y haciendo que el espectador encuentre divertido todo lo que se le presenta.

ochoapellidosvascos2

Los intérpretes están a la altura de un guion fabuloso e inteligente, lleno de chispa y humor, incrementando el potencial de las líneas de dialogo con sus interpretaciones, destacando la labor de Carmen Machi, Karra Elejalde y el actor revelación, Dani Rovira. Mención especial se merecen Carmen Machi y Karra Elejalde que, con sus personajes secundarios, logran sacar los mejores momentos, completando un trabajo entrañable.

Éxito sin precedentes en el panorama nacional que ha ido creciendo gracias al boca a boca, conquistando a crítica y público, convirtiéndose en una de las películas españolas de mayor recaudación, recordando que en España también se puede hacer buen cine, como se viene demostrando recientemente.

Todo funciona, la película tiene dinamismo, los responsables de la misma saben integrar las diferencias culturales y explotar al máximo todas las ideas tradicionales, realizando una buena crítica social, desde un humor inteligente y astuto. Una película totalmente recomendable para pasar un buen rato lleno de diversión y humor.

Jon San José Beitia

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Escribe un comentario