Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Obra de culto en el cine de terror

Por Enrique Fernández Lópiz

Quiero comenzar diciendo que no soy muy aficionado a las películas de terror, lo que antes llamábamos películas de miedo. Mi falta de afición a este género no es por el temor que pueda sentir cuando las visiono, sino porque básicamente me aburren. Pero a lo largo de mi vida viendo cine, he visto por unas u otras razones, bastantes películas de este género. Y antes de comenzar mi crítica quiero destacar, desde mi particular consideración, algunas de las que me han parecido mejores e incluso me han producido alguna turbación. Lo haré por orden cronológico. Serían estas: La noche del cazador, 1955 de Charles Laughton; La Residencia, 1969 de Narciso Ibáñez Serrador; El resplandor, 1980 de Stanley Kubrick; El sexto sentido, 1999 de M. Night Shyamalan; y finalmente menciono Carrie, la que voy a comentar ahora. Sé que hay muchas más, pero esta es la lista que yo aporto, y algunas de ellas serán comentadas por mí próximamente en esta página de ojocritico.

En esta película, Carrie White es una muchacha adolescente retraída que vive con su madre, una fanática y esquizofrénica religiosa que hace sus particulares interpretaciones sobre la Biblia y que es en extremo severa, supersticiosa, y que alude constantemente al pecado, al castigo y al diablo. Precisamente por la influencia de esta madre tan singular y siniestra, Carrie no goza de buena fama en el Instituto, donde sus compañeros y amigas se burlan de ella, incluso en ocasiones de forma desalmada. Con motivo de su primera menstruación en las duchas del gimnasio del colegio, Carrie es asediada y todas las chicas le gastan las bromas más tremendas y soeces imaginables; y es aquí cuando hace su primera aparición del poder que Carrie tiene para mover objetos a distancia o “telequinesia”; con su furia, rompe un foco de las duchas donde las jóvenes la están humillando (https://www.youtube.com/watch?v=jMEW6smmI2A). Puesto en conocimiento del Director tan bárbara acción de las compañeras, y equivocándose continuamente con el nombre de Carrie el buen señor, ésta, enojada de nuevo, hace aflorar sus poderes y el cenicero de la mesa vuela por los aires. Los poderes telequinésicos de Carrie irán apareciendo a lo largo del film en cuanta situación Carrie es sometida a alguna agresión verbal o física. El colofón de la película se produce cuando Carrie es invitada por un joven al baile de fin de curso o de graduación. Por supuesto, la madre de la joven le prohíbe que vaya a la fiesta, con todo tipo de acusaciones y reproches, a lo que Carrie, utilizando sus poderes, encierra a su madre en la casa y se marcha a la fiesta sin más. En el baile es donde se desencadena la gran tormenta-Carrie, que yo ahora no voy a contar obviamente, pero que tendrá consecuencias de una gravedad enorme en el desarrollo y final del film.

carrie2

El director Brian De Palma hace una dirección verdaderamente luminosa y sobre todo virtuosa, con imágenes fascinantes de un bestseller, de la adaptación de la novela homónima de Stephen King, creando una cinta de terror paranormal, que realmente provoca miedo en el espectador. El guión de Lawrence D. Cohen, adaptación de la mencionada obra de King, es realmente bueno, minuciosamente escrito, sabe llevar a la pantalla el perfil psicológico de todos los personajes, y urdiendo una trama de gran intensidad y una línea argumental que va in crescendo en relación al enorme drama que se va pergeñando. Está tan bien escrito el libreto, que en los últimos minutos, cuando ya parece que lo peor está cumplido, resulta que no es así; aún queda lo peor, bueno, no lo peor sino lo verdaderamente maligno y brutal de la historia. Acompaña el film una gran música de Pino Donaggio y una luminosa y excelente fotografía de Mario Tosi.

Entre las actrices protagonistas destaca el excelente papel de una Sissy Spacek como Carrie, que sabe transmitir la angustia de la adolescente maltratada que interpreta, así como su tendencia tormentosa en lo que atañe a sus particulares y crueles venganzas usando los poderes que posee; realmente la Spaceck está espléndida. Está igualmente estupenda Piper Laurie como Sra. Margaret, la loca madre de la protagonista, que interpreta de forma excelente el fanatismo de una mujer totalmente desquiciada. El resto de protagonistas conforma un equipo actoral de primer orden con figuras como Ammy Irving, William Katt, Betty Buckley, Nancy Allen, John Travolta (en su primera película), P.J. Soles, Priscilla Pointer, Sidney Lassick, Stefan Gierasch, Michael Talbot, Doug Cox, Harry Gold, Noelle North, Cindy Dally, Deirdre Berthrong, Arson Downes, Rory Stevens y Edie McClug. Todos de lujo.

Premios y nominaciones entre 1976 y 1977. 1976: 2 nominaciones al Oscar: Mejor actriz (Sissy Spacek), actriz de reparto (Piper Laurie). Globos de Oro: Nominada Mejor actriz secundaria (Piper Laurie). Círculo de críticos de Nueva York: Nominada a Mejor actriz (Sissy Spacek). 1977: Nominada Saturn Award (Mejor película de género terror). Festival de cine fantástico de Avoriaz (Mejor película). Festival de cine fantástico de Avoriaz (Mejor actriz, Sissy Spacek).

Carrie fue una película muy exitosa en taquilla y con críticas mayormente muy positivas en su momento; tan es así, que ha sido considerada una de las mejores películas de suspense de los años setenta. Realmente Carrie nos ofrece una mirada pavorosa en relación a los poderes paranormales, la venganza, la iniquidad y la ansiedad de una adolescente acosada y con una terrorífica madre. El espectador, llegado un punto, no sabe si le turba e inquieta más Carrie, la madre o los perversos compañeros del colegio. La escena del baile de fin de curso, ha quedado ya para los anales del cine de terror, como una de las más sonadas del género. Ebert afirmó que se trata de una: “Película de terror absolutamente fascinante”. Otros críticos dijeron: “Carrie es sorprendente, parecía una adolescente descuidada, inocente, sufrida y maltratada incapaz de asesinar a alguien, pero nos dejó con miedo y pasmados en la escena de la graduación”. La Sra. Shenker escribió: “Estaba enojada con la forma en que Carrie me manipulo hasta el punto que mi corazón me latía y avergonzaba porque la película realmente funciona“.

Lo que no creo que nadie dude es que Carrie, película que vi en su estreno dejándome gratamente impresionado –si se puede hablar así de esta cinta- es ya un clásico de las películas de terror, y vista como la vi no hace mucho, aseguro que la película sigue vigente y continúa provocando enorme zozobra en el espectador. El mismísimo Quentin Tarantino la tiene catalogada en el número 8, en su lista de películas favoritas.

Concluyendo, si te gusta el cine de terror te la aconsejo; si eres miedoso/a, no. Pero también te digo que la película Carrie es, además de terrorífica, bella, estéticamente esplendorosa, bonita formalmente. Como escribiera el gran escritor cubano Guillermo Cabrera Infante: “Film hermoso visualmente, obra de un virtuoso artístico, de un técnico maestro, de una brillantez rara aún en un cine técnicamente perfecto como el cine norteamericano actual“.

¡Ah! Y si la veis, ojito a la escena final. He visto a más de uno/a, saltar de la butaca.

Tráiler: https://www.youtube.com/watch?v=VSF6WVx_Tdo.

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone
Tags

Escribe un comentario