Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Oblivion, ¿Olvidable, o no?

Por Adrián Pena

Joseph Kosinski vuelve a escena, tras la inesperada secuela de TRON, con su cinta de ciencia-ficción postapocalíptica Oblivion. Tras sorprender hace tres años con sus efectos digitales, ahora hace lo propio en una cinta difícil de calificar, dejándonos paisajes de hermosa soledad, en un film protagonizado por Tom Cruise.

Y ciertamente, es que la cinta es un tanto desconcertante. Todo empieza con la voz en off de Cruise y un leve recuerdo de lo que fue la tierra hace 60 años, justo antes de ser atacada por los extraterrestres. Tras esa introducción se nos presenta un planeta desolado donde nuestro personaje, un ingeniero de drones, se encarga del mantenimiento del devastado lugar, que años antes fue el hogar de los humanos. Hasta que un día se encuentra entre los restos de una nave con la mujer con la que llevaba tiempo soñando (Olga Kurylenko), es entonces cuando su curiosidad se despierta y le empiezan a asaltar dudas y planteamientos sobre sus sueños. Jack lleva a su base de operaciones, donde reside con su compañera (Andrea Riseborough), a la mujer rescatada, y es a partir de entonces cuando todo lo intrigante y desconocido que hay alrededor de Cruise se empieza a desvelar. Se da respuesta a lo que en realidad son los skavengers ó carroñeros (los habitantes del planeta), se empieza a entender cuál es la verdadera misión de Jack Harper (Cruise) en la tierra y es el momento en el que Morgan Freeman entra en escena. Es a partir de ese instante donde todo lo bien hecho hasta entonces se empieza a mezclar con momentos menos lúcidos, una unión de luces y sombras que dejan con un sabor agridulce final. Aburrida a ratos e interesante en detalles, Oblivion es un film bastante irregular pero diferente a todo lo que la ciencia-ficción nos ha mostrado.

oblivion2

La dirección de Kosinski es bastante buena, nos introduce en su visión personal de un mundo apocalíptico, plasmando a la perfección en pantalla una buena idea de un cómic suyo de apenas 10 páginas. La fotografía que le acompaña es excelente, el chileno Claudio Miranda (La vida de Pi ó El curioso caso de Benjamín Button) deja unas excelentes postales de belleza desoladora. La música de Anthony González y M83 es bastante acertada en la mayor parte del metraje. En cuanto a las actuaciones, hay que decir que el trabajo de Cruise es sólido y solvente, como en la mayoría de su filmografía, dotando de seriedad y autenticidad a un personaje, que termina convirtiendo su vida rutinaria en un cúmulo de dudas que resolver. Sus acompañantes femeninas hacen unos papeles desiguales, Andrea Riseborugh hace una interpretación muy seria y eficaz, mientras que Olga Kurylenko demuestra una vez más ser una modelo más que una actriz. El papel de Melissa Leo está bien, apenas requiere dificultad, y el de Morgan Freeman insuficiente en cuanto a importancia de su personaje, no es un cameo, pero tampoco tiene el peso que suele tener habitualmente. El problema real está en el guión, el interés y el aburrimiento se entrelazan por fases, no se llega a contar bien o de manera interesante una historia que podía haber llegado a ser mucho mejor de lo que el denso metraje muestra.

Amor, acción, tecnología y soledad, eso es lo que refleja este film. Oblivion sorprende y confunde para finalmente dejarte insatisfecho. Una cinta un tanto extraña que encantará y desencantará a partes iguales, para muchos será una gran obra de ciencia-ficción, mientras que para otros será una más del montón, con recursos ya utilizados en este tipo de cine.

En mi opinión es una cinta que navega entre las medianas y las grandes obras del género. Sus buenos efectos y sus eficaces interpretaciones no son compensados con un buen guión.

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Comentarios

  1. Aralan

    Pues a mí no se me van a olvidar varias cosas: ni la puesta en escena (de lo mejor que he visto últimamente), ni la fotografía, ni los cachivaches, ni la banda sonora, ni la idea. Sí que hubiera ampliado la explicación de los scavengers y hubiera cambiado de actriz, porque a mí la Kurylenko no me termina de decir nada.
    Pero vamos, que comparto tu crítica casi en un 100%.
    Saludos.

Escribe un comentario