Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Obligado a matar

Por Jon San José Beitia

Pobre e insulsa producción de acción que se apoya en un guion simple para dar paso a una serie de enfrentamientos de lucha. Johnny está retenido como rehén en una cabaña alejada en el campo y es tratado como un animal por los violentos hijos de Rance: Neil y Dwayne. Johnny descubre la razón de su secuestro: el sheriff de la comarca es un hombre corrupto que regenta casinos ilegales y peleas clandestinas. Rance cree que Johnny puede ser un luchador que le haga ganar mucho dinero, pero Johnny se niega a cooperar.

Todo tiene aroma a producto televisivo de baja calidad, la forma de presentar los personajes y la situación a la que llegarán resulta torpe y chapucera. La calidad técnica deja mucho que desear en todos sus apartados, incluido el de la interpretación. A pesar de ser una historia simple y carente de verdadero interés, los responsables de la misma la desarrollan de una forma fatigosa, haciendo que el visionado de la película llegue a hacerse pesado en muchos momentos.

obligadoamatar2

Presenta numerosas licencias baratas para avanzar en el desarrollo de la trama, pero todo se antoja forzado y muy pobre. Las famosas secuencias de combate a las que va el protagonista no tienen la calidad necesaria, no están bien explotadas por un mal empleo de la cámara. Cae en la reiteración de ideas y no aporta nada nuevo. Como las interpretaciones son pobres, en ningún momento llegan a hacer creíble la situación de abuso y tensión a la que se ven sometidos los personajes, haciendo que todo quede en un ejercicio vacío de mamporros.

Un completo desperdicio de baja calidad que merece pasar al olvido absoluto y evitar que se programe en televisión. Su visionado no merece la pena.

Jon San José Beitia

Escribe un comentario