Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Objetivo La Casa Blanca

Por Jon San José Beitia

Después de los atentados del 11 de septiembre a las torres gemelas y siendo un poco frívolo parece que el mundo ha vuelto a la normalidad, ya que vuelven a producirse películas donde los americanos sufren ataques terroristas a gran escala.

Tras exorcizar los fantasmas del famoso atentado de las torres gemelas, con películas que reconstruían los dramáticos acontecimientos vividos,  World Trade Center de Oliver Stone y Vuelo 93 de Paul Greengrass, son algunos ejemplos.

Las productoras vuelven a apostar por el cine de ficción, más próximo al estilo de los héroes solitarios que inundaban la cartelera en los ochenta.

De esta forma, Objetivo La Casa Blanca se nutre de aquellas películas de acción, donde una situación de emergencia dependía de un sólo hombre. Se aprecian excesivas similitudes con Pasajero 57, Alerta máxima, Air Force One, Máximo riesgo y, sobre todo, con Jungla de cristal.

El argumento es bien sencillo, un grupo armado ataca La Casa Blanca y pondrá en jaque a las autoridades, creando un posible conflicto mundial.

La película va directa al grano y sin remilgos, consciente de que es cine de acción palomitero.

Es curioso lo enrevesados que son los guionistas, a la hora de desarrollar el atentado terrorista a La Casa Blanca. Generan un plan de ataque de lo más complejo y completo, alucinante.

objetivocasa2

Con la cantidad de atentados y amenazas terroristas que han sufrido los americanos en las películas, sorprende que a ningún guionista se le hubiera ocurrido nunca un plan de ataque tan sencillo como coger dos aviones y estrellarlos, ironías de la vida.

Dirige la película el reputado director de películas de acción Antoine Fuqua, que en esta ocasión tira la casa por la ventana a la hora de desarrollar el atentado terrorista, en una secuencia plagada de efectos especiales y explosiones.

Apuesta por el espectáculo alejado de las leyes de la física y se deja llevar por el sonido de las balas y las explosiones. La secuencia del ataque inicial, resulta muy ruidosa y aparatosa, además de excesivamente larga. Una vez concluido su visionado, deja al espectador exhausto.

Transcurrido la toma de La Casa Blanca, el argumento es bien sencillo: tenemos a un hombre infiltrado, entrenado para matar y mantener la seguridad de la Casa Blanca, ahora sólo tiene que ir eliminando a todos los terroristas uno a uno para salvar la comprometida situación que se ha generado.

En el reparto encontramos a Morgan Freeman, haciendo de Morgan Freeman y a dos intérpretes de renombre, Aaron Ekchart, haciendo de Presidente de los Estados Unidos, como ya lo hiciera Harrison Ford en Air Force One y Gerarld Butler, que se limita a intentar hacer de Bruce Willis.

Gerarld Butler no tiene el carisma que desprende Bruce Willis, pero cumple su misión. El resto del reparto se limita a cumplir con unos papeles endebles, plagados de tópicos.

Algunas de las escenas de acción en el interior de La Casa Blanca son muy oscuras y confusas. La película presenta en general unas tonalidades muy oscuras, incluso cuando es de día.

Los personajes, tanto principales como secundarios, siguen los tópicos habituales de este tipo de producciones americanas, con diálogos y actitudes muy patrióticas. Mención especial merece una dama elegante, que termina por desmelenarse y casi ser una especie de Terminator, realmente cómico.

Fuqua sabe generar momentos de tensión acompañando a las secuencias de acción, logrando mantener la atención del espectador en el desarrollo de los acontecimientos, sin plantearse muchas cosas.

En general es un producto americano, con claras lecturas patrióticas, que apuesta por el cine de acción desmesurado y de entretenimiento, sin mucho quebradero de cabeza.

Jon San José Beitia

Comentarios

  1. Cinepata

    Jajaja… Morgan Freeman haciendo de Morgan Freeman ¿no serás colega del Criticabrón?

    La peli se deja ver, es entretenida y como dices… va al grano. Lejos de La jungla de cristal pero merece la pena sobretodo para ver en el cine.

Escribe un comentario