Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Noé, la é sobra…

Por Miguel Ávalos

….Porque la palabra es No. Un No rotundo. Es lo que sucede cuando plasmas en la gran pantalla, de muy mala manera, una idea. Sea la que sea y te codees con quien te codees ¿El resultado? De sobra conocido, como el que una película que venía con etiqueta y cartel se tropiece y se de en todos los morros. Cosa que ha sucedido.

Y es que una de las leyendas bíblicas más conocidas ha sufrido una humillación que para mucha gente creyente puede ser imperdonable y para la gente amante del Cine en general, es cuanto menos una gran decepción. Noé venía con muchas espectativas e incluso, procurando ser lo más imparcial posible, me atrevería a afirmar que con las mejores intenciones como idea. Sin embargo damas y caballeros, en el Séptimo Arte, como en todo campo donde quieras labrar un proyecto, hay una máxima: ¿De que te sirve tener una buena idea si no eres capaz de darle vida como dios manda(nunca mejor dicho en este caso)? ¿Y que hay que tener a rajatabla en una película para que la idea quede bien enmarcada? Lo de siempre, el guión.

noe2

Noé apuntaba al centro de la diana por su idea, por el relato al que querían dar vida Aronofsky y compañía, pero el tiro ha salido directamente por la culata. La culpa de todo la tiene un guión verdaderamente malo y superficial con diálogos carentes de profundidad que llamen la atención y que se incrusten en la mente del espectador. A continuación paso a preguntar ¿De que te sirve tener un reparto conocido y trabajador delante de las cámaras? Pues de nada en absoluto. Un Actor y una Actriz no son máquinas de combate, no pueden hacer milagros(otra frase muy oportuna y van 2) y el Cine es un trabajo grupal, si la gente que está detrás de las cámaras no hace su parte, muy dificilmente lo hará la que este enfrente.

No soy una persona con creencias religiosas, no conozco en gran detalle la historia de Noé, por lo tanto no voy a ponerme a escribir de lo que no se. Estoy juzgando a Noé como película, no como historia bíblica. Aquellas personas que si conozcan al detalle esta leyenda, podrán vislumbrar mejor que nadie si, en cuanto a fidelidad bíblica, la historia está en su sitio y si esos ángeles desterrados y con pinta de ser primos-hermanos de los Ents de la Tierra Media, son un invento o no. Cinematográficamente hablando, este relato ha sido pisoteado.

El ser humano ha provocado la ira de dios, quien viendo que los humanos se desvían cada vez más al camino del desterrado, convoca el llamado diluvio universal con el fin de erradicar a la raza humana, purificar el mundo y que este empiece de nuevo. Un hombre ha sido elegido para construir un arca y reunir una pareja de cada especie, Noé.

No se en que pensaba Darren Aronofsky, junto con Ari Handel, para escribir un guión tan limitado e insuficiente. Tampoco se sabe en que pensaba a la hora de dirigir, pero el caso es que lo que presencias durante casi 140 minutos te deja practicamente indiferente. Ni siquiera un muy consolidado actor como es Rusell Crowe y una actriz de moda como es Emma Watson se libran. Anthony Hopkins solo está para hacer de bulto y eso es humillante para un maestro de su talla. El resto del reparto tienen, en su mayoría, escenas que tampoco conducen a ningún lado. Solo podría rescatar una escena de Jennifer Connelly cuando le suplica a Noé en el arca que deje vivir a las hijas de Sem (Douglas Booth) e Ila (Emma Watson). Es uno de los pocos momentos donde se masca algo de tensión. No obstante, pese a que haya quien se libre de la diluvia universal, nadie se libra de esa otra diluvia, la denominada decepción. A lo sumo se salvarían algunos efectos especiales. En lo que respecta al ritmo, sin ser pesado, hace denotar que no estamos ante una película con buen rendimiento y no anima a verla con un aumento de interés. Para una película esto último es algo crucial y sagrado.

Los dardos tan punzantes lanzados por diversos sectores de la crítica, en este caso creo que si tienen mucha justificación, habiendo gente que ha afirmado que Darren Aronofsky, quien se lució con Requiem por un Sueño y Cisne Negro, en esta ocasión “Ha hecho el ridículo” Soy de la misma opinión la verdad y eso que su trabajo en Cisne Negro como director dejó mucha huella. Ahora le toca volver a alzarse.

CONCLUSIÓN

Cinematográficamente hablando, Noé es toda una decepción. Una película sin energía, totalmente superficial y que al espectador exigente no le dirá nada de nada, pero tampoco en general. Por idea no será, pues a veces es muy interesante ver en la gran pantalla historias como esta, pero si no tienes un guión bien escrito, estructurado y con monólogos y diálogos que lleguen adentro y conmuevan, no vas a ninguna parte. Sin mencionar que el impacto puede ser de órdago, que es exactamente lo que ha ocurrido en este caso. Noé se convierte, a falta de un esperpento mayor, en la gran decepción de 2014.

Melchor, Gaspar, Basaltar Noé y se dió en todos los morros.

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Comentarios

  1. Enrique Fdez. Lópiz

    Plenamente de acuerdo con este bodriazo a todo nivel que fue Noé. Yo dije prácticamente lo que tú. Un abrazo, mi crítica fue así, por si te interesa ojearla: http://www.ojocritico.com/criticas/noe-inaguantable/

  2. Miguel Ávalos

    Muchas gracias gran Enrique por tu comentario y por el enlace, creo que leí tu crítica hace algún tiempo, pero volveré a leerla y comentaré.
    Y efectivamente “Truñazo al canto esta película sobre Noé”
    Lo mejor es la foto que el equipo de Ojocritico ha escogido, está genial. Parece que Rusell Crowe y los demás estén huyendo del Plató de rodaje
    XXXXDDDD

    Un abrazo compañero!

Escribe un comentario