Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Nightcrawler

Por Alejandro Arranz

-Un thriller tan inquietante y perturbador que hasta David Lynch se quitaría el sombrero. Abróchense el cinturón para adentrarse en un viaje sombrío y absolutamente magistral.
-Dan Gilroy realiza un debut soñado, Gyllenhaal una de las mejores interpretaciones del año y de su carrera. Nightcrawler, una película ganadora.

Cuanto más cerca están los Oscar más se nos acumula el trabajo a algunos, hay tantas películas nominadas que ver de cara a hacer la quiniela, y tantas otras que también hay que ver para quejarse porque no estén nominadas. No tengo claro la cantidad de ironía de estas últimas líneas, no obstante casi todo tiene un cierto nivel de sinceridad. En esta ocasión me toca analizar una cinta a la que rodea bastante misterio y algo de controversia con relación a la mencionada nueva gala de los premios de la academia. Se dice por ahí que los de la academia son un poco estafadores dejando fuera Nightcrawler de categorías como “Mejor películas” o “Mejor dirección” y que lo de que Jake Gyllenhaal no esté nominado como mejor actor es de risa maníaca. Para eso estoy yo aquí, para ver el debut en la dirección del guionista Dan Gilroy y decidir que hay de verdad y de falsedad en estas declaraciones que se suceden sin pausa en un lugar cuyo nombre no revelaremos, llamémosle Twitter.

nightcrawler2

Gilroy, conocido por escribir los guiones de películas como Apostando al límite o El legado de Bourne se dispone a conmocionarnos y causar polémica con esta turbadora historia repleta de humor negro y crítica social que se mete en tu mente y la revuelve. Un thriller nocturno con toques de cine noir que nos habla sobre el morbo y la pornografía de la noticia de modo implacable y muy tenso. Es la ópera prima que cualquiera quisiera tener y también una especie de híbrido bastardo entre David Lynch, David Fincher y Billy Wilder. Hay tantos adjetivos que otorgarle a este filme que podría ocupar innumerables líneas, sin embargo no quiero ni debo alargarme más de lo necesario y ustedes no deben retrasar su camino hasta el cine. Estamos ante un poderoso retrato de una ciudad contaminada y enfermiza resumida toda ella en un personaje como el de Gyllenhaal, que retrata un concepto tan real y aterrador con una fuerza torrencial, su interpretación es feroz y salvajemente divertida, sin duda debería estar nominado por ella. Gilroy, que también escribe el guión (que si ha sido nominado al Oscar), no desecha la comedia como aliada y del mismo modo se sirve de ella para satirizar todo y a todos los personajes que presenta en esta escabrosa y maliciosa historia que se sitúa por méritos propios en mi lista de diez mejor películas del 2014.

El guión es excelente, los actores también y la dirección de Gilroy es impecable de principio a fin, sin tomar baches en ningún momento del metraje. Dos horas que pasan volando ante los ojos de un espectador completamente centrado en la trama y tenso ante el siguiente giro. Disfrutando -también algo aterrado- del festín interpretativo de un Gyllenhaal desatado y contenido al mismo tiempo y de toda la inherente comedia negra que tiene el tenebroso relato de Gilroy. Así pues estamos ante una de las mejores película del año, una ópera prima intachable que resulta indignante que no esté nominada a más categorías, aunque ya sabemos desde hace mucho que la academia es tan manipuladora y perniciosa como los medios de comunicación. A ver si Gilroy se anima a hacer una película sobre eso.

Alejandro Arranz

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Escribe un comentario