Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Mystic River: La perfección hecha película

Por Lourdes Lueiro

Bajo mi punto de vista el mejor director que ha dado el séptimo arte se llama Clint Eastwood (y probablemente también uno de los mejores actores), para mi es Dios cinematográficamente hablando, y aunque en su haber tiene firmadas unas cuantas creaciones de calidad suprema , como es el caso de Gran Torino, Sin Perdón o Un mundo perfecto, la mejor película de su historia como director, y probablemente una de las mejores películas de la historia en general, llegaría en el año 2003, con Mystic River, su historia más grande jamás contada, su drama más oscuro, tenebroso y sombrío, ese que nos habla sobre lo más horrible del ser humano, y sobre la falta absoluta de esperanza.

Mystic River es una de esas películas que me apetecen ver una vez tras otra, sin cansarme, que disfruto cada vez más aun conociendo el desenlace, que tengo grabadas a fuego cada una de sus escenas y cada uno de sus diálogos; que cuando termina me quedo desolada, con una sensación de tristeza y amargura como ninguna película me hace sentir; y que aún así, me sigue emocionando como la primera vez.

 Todo es perfección pura en este film, pero si hay algo que brille por encima de todo, son sus dos actores principales, Sean Penn, que para muchos, entre los que me incluyo, es uno de los actores clave de la historia del cine, y Tim Robbins, un actor sumamente infravalorado, que en todos sus trabajos está soberbio y que en este no iba a ser menos; los dos se comen cada escena, devoran la pantalla.

Un dato curiosísimo a destacar es que dos de los izquierdistas más traviesos de Hollywood (Penn y Robbins) sean los protagonistas de una cinta firmada por alguien con las ideas políticas de Clint Eastwood, pero claro ellos eran los idóneos para sus personajes, dos actores que se arriesgan en sus interpretaciones, sin caer jamás en histrionismos.

mysticriver3Por supuesto, los dos se llevaron el Óscar (Sean Penn como mejor actor principal y Tim Robbins como mejor actor secundario) por ambas interpretaciones, ¡sólo faltaría!; lo que aún hoy no logro entender es como El señor de los anillos le pudo arrebatar el Óscar a la mejor película, ¡Por el amor de Dios! perdonadme, pero no hay color.

El resto del reparto está igualmente de sobresaliente, como es el caso de Kevin Bacon, Laura Linney o Marcia Gay Garden, pasando por Emmy Rossum en su corto, pero intenso, papel.

La película nos cuenta una historia tan dura, tan trágica, tan devastadora, tan bestia, tan tremenda, tan apabullante, tan aterradora y tan intensa, que te deja muda, helada, fría, perpleja y con una sensación de derrota difícil de explicar, como escuché en algún momento esta película escuece demasiado.

SpoilerMystic River comienza con un pequeño prólogo que ya muestra el tono inquietante que tendrá el film, contando la historia de tres niños (Dave, Jimmy y Sean), que juegan tranquilamente en la calle, y que son interrumpidos por unos hombres que se hacen pasar por policías, Dave es obligado a subir a un coche que le lleva de camino al infierno y que romperá en dos su vida para siempre, al finalizar la película te das cuenta de que a ese coche en cierto modo subieron los tres y que fue la vida de cada uno de ellos la que quedó afectada por ese hecho.

A continuación, salto de tiempo, sin necesidad de dar explicaciones (Eastwood confía plenamente en la inteligencia del espectador), se nos muestra a esos tres amigos convertidos ya en hombres, cada uno con su vida, con sus errores y con sus demonios, separados por el hecho que marcó su infancia y unidos de nuevo por el que cambiará sus vidas para siempre; el brutal asesinato de la hija de uno de ellos; Jimmy es el padre de Katie, la chica que corre tan mala suerte, Sean será el policía encargado de llevar el caso, y el tercero, Dave es el presunto culpable de dicho asesinato. A partir de aquí la investigación de la policía, con Sean a la cabeza irá por un lado, intentando descubrir al verdadero asesino, y la investigación de Jimmy con los suyos, tomará su propio camino, el camino más oscuro que pudiese tomar, un camino totalmente equivocado pero que para él es tremendamente necesario.

En esta historia las casualidades si que existen, lo que parece ser realmente no es, la justicia es a veces de lo más injusta y las manos ensangrentadas de Dave no le convierten en asesino, aunque realmente si lo sea (la historia del asesinato y de los verdaderos asesinos es completamente espeluznante y aterrador); todos los personajes de la película están inmejorablemente definidos, Easwood se encarga de mostrarnos siempre sus sentimientos más profundos, todos ellos se ven afectados por el pasado y por la muerte de Katie; los tres personajes principales están marcados en todo momento por la violencia, en el caso de Dave convirtiéndose en un asesino de pedófilos como consecuencia del terror que vivió en su infancia, en el caso de Jimmy la utiliza como método de vida, para él casi todo se puede lograr mediante la violencia, y en el caso de Sean la vive día a día reflejada en su trabajo.

mysticriver4En alguna ocasión leí que lo más negativo de esta película eran las interpretaciones femeninas, algo en lo que estoy completamente en desacuerdo, Laura Linney interpreta a la mujer de Jimmy, una mujer con una seguridad que asusta, y una lealtad asombrosa a su marido aún sabiendo que este ha matado a su amigo de la infancia, su personalidad se enfrenta a la del personaje de Marcia Gay Garden, la mujer de Dave, una mujer siempre miedosa, temerosa, cobarde y débil, que duda en todo momento de su marido; en la escena final, la del desfile, se nos muestra perfectamente la contraposición de ambas, la primera nos muestra una mirada con una seguridad pasmosa y la segunda se encuentra perdida sin saber muy bien por donde tirar.

El film posee varias escenas extraordinarias, por ejemplo el momento en el que Jimmy (Sean Penn) descubre el cadáver de su hija, Jimmy grita desesperadamente mientras una docena de policías intentan sujetarlo, en ese instante la cámara comienza a ascender hasta alcanzar un plano magistral que hace que se te desgarre el alma; la escena de Dave en la que le habla a su mujer, a oscuras, sobre los fantasmas de su pasado, sobre los monstruos que jamás pudo olvidar y que finalmente le acabaron convirtiendo en uno de ellos; por supuesto tengo que subrayar con ”rotulador fosforito” la escena del río, esa en la que Jimmy ahoga sus pecados y lava su conciencia y en la que Dave ve la oportunidad de acabar con su sufrimiento; y por último la escena final, la de la procesión, en la que la mirada de Sean a Jimmy lo dice todo, una escena que cada uno interpretará libremente (Eastwood vuelve a contar con la inteligencia del público), en mi opinión esa mirada es condescendiente, de aprobación y entendimiento a un hecho horrible pero que quizás no pudiese tener otro final diferente.

Como anécdota comentar que la cruz tatuada en la espalda Sean Penn que tan bien se nos muestra en una de las escenas finales, parece la misma que la del anillo que lleva el ”monstruo”que obliga a subir a Dave al coche al principio del film.

Termino con una frase de las mejores de este desolador relato : ‘‘¿sabes Jimmy? a veces creo que los tres subimos a aquel coche, y que todo esto es como un sueño. En el fondo seguimos siendo niños de 11 años, encerrados en un sótano, imaginando como serían nuestras vidas si hubiésemos escapado”.

¡Maldita Obra Maestra!

Comentarios

  1. Álvaro

    Mystic River es una película realmente especial. Después de leer tu artículo tengo ganas de volverla a ver.

  2. YAGO

    Probablemente mi película favorita. Me sorprendía (y asustaba) bastante el hecho de que todos a los que les recomendaba esta película me dijeran: “Seh…esta bien…” Dios por fin encuentro a gente que ama esta película tanto como yo. LARGA VIDA A CLINT!
    PD: ESTÁ MI HIJA AHÍ?! (pelos de punta)

  3. Lourdes Lueiro

    Para mi, como he dicho en el artículo, es una película perfecta, una de mis favoritas sin duda (no muchas tienen el privilegio de serlo), me alegro muchísimo de que os haya gustado el artículo, y de que ameis esta película tanto como yo.

  4. Pedro Rodriguez

    Sin lugar a dudas, es la película perfecta. Está claro que mi predilección por Clint Eastwood viene de mucho más lejos en el tiempo pero no influye en mi valoración de este film. Si la hubiera dirigido cualquier otro director me desharía en halagos igualmente aunque también es cierto que no hubiera salido igual. :)
    Salir el mismo año que El Señor de los Anillos, le hizo mucho daño en los Oscars, por supuesto, de eso no hay duda.
    Y por último, me ocurre como a ti, Lourdes, cada vez que la veo, me deja esa sensación de desolación al final, magistral.
    Un saludo a cualquiera que la haya visto y que la haya disfrutado como la disfruté yo.

Escribe un comentario