Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Monty Python: El sentido de la vida

Por Íñigo Bolao

Seis peces –interpretados por los seis componentes de Monty Python, Graham Chapman, John Cleese, Michael Palin, Terry Jones, Terry Gilliam y Eric Idle- observan con una mezcla de curiosidad y espanto cómo el cliente de un restaurante se come a su colega, el pez Howard. De ahí que se digan: «Eso da que pensar, ¿verdad?  ¿Y qué sentido tiene? No sé…»

A partir de ahí comienza el tercer largometraje de los Monty Python, El sentido de la vida (1983), después de sus dos grandes éxitos cinematográficos, La vida de Bryan (1979) y Los caballeros de la Mesa Cuadrada (…) (1975); y habiendo creado esas seis locas mentes británicas la famosa serie cómica y surrealista para la BBC Monty Python’s Flying Circus (1969-1974), que supuso un antes y un después en la historia de la comedia televisiva. Los más receptivos a esta corriente, añadiendo elementos castizos nacionales con la actualidad del momento, serían los “chanantes” en La hora chanante, su continuación Muchachada Nui y la breve serie Museo Coconut.

Y, ¿de qué trata la película? Básicamente, no tiene argumento; pero en ella se muestra, en una serie de sketches e interpretando sus protagonistas distintos papeles, las preguntas que, en todas las etapas de la vida, se han hecho en relación con el tema que siempre ha sido un quebradero de cabeza para todos los filósofos, religiosos, artistas, e incluso para el vecino del quinto: ¿cuál es el sentido de la vida? ¿Es un paraíso, un infierno, una broma, una enseñanza, todo es un milagro divino o es pura ciencia?

En torno a este tema se muestran los aspectos más importantes de la vida de una persona: el nacimiento, la sexualidad y la pubertad, la religión, la guerra, la madurez, el trasplante de órganos vivos, la vejez y el misterio más inquietante de todos: la muerte. Y luego, la otra vida. Todo ello tratado de manera divertida, crítica, ácida y con un absoluto sinsentido, tan propio de los Python.

sentidovidavideo1

Respecto a la crítica, personalmente me parece la mejor película del grupo. Hay quienes consideran que la mejor es La vida de Brian, y puede que muchos tengan razón, pero yo creo que El sentido de la vida es la más completa y madura de la breve filmografía de los Monty Python. Hubo algunos sketches que no pudieron ser incorporados en el montaje final de la película y que hubiesen hecho que el film fuese algo mejor (como el de Martín Lutero, que se puede ver en los extras del DVD).

También creo que es la más creativa, los seis cómicos se desataron e hicieron lo que quisieron. Terry Gilliam, que ya empezaba a dirigir películas, estuvo más anárquico que nunca y buena parte de los elementos sombríos y oníricos del film proceden de su imaginación. Además, dirigió el curioso cortometraje La aseguradora permanente Crimson, como una especie de preludio divertido a la película, y sobre un grupo de viejos empleados de una aseguradora que, como unos piratas, se amotinan y comienzan su propia aventura de expansión empresarial. A continuación, una muestra de la aportación de Gilliam en dos partes:

sentidovidavideo2sentidovidavideo3

Después de esta película, cada uno de los Monty Python siguió su carrera por separado. Tanto John Cleese como Michael Palin siguieron con su carrera actoral, coincidiendo en (Un pez llamado Wanda (1988); el ya mencionado Gilliam se convertiría en un auténtico autor con películas como Doce monos (1995) o Miedo y asco en Las Vegas (1998); y, de los seis, solo Graham Chapman murió. La huella de los Python sigue siendo profunda, y el humor que han contagiado, tanto en el Flying Circus como en su trilogía, sigue estando ahí y sin que haya envejecido mal.

A todo esto, ¿qué sería la vida? Mi respuesta: un puñetero caos y un inevitable absurdo digno de vivir.

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Comentarios

  1. Tu artículo está de rabiosa actualidad, los Phyton vuelven para despedirse de todos nosotros, será un brillante punto y final, aunque las malas lenguas desvelaron que se juntaban solo porque uno de ellos tiene que costearse un divorcio millonario. La Vida de Brian me parece genial, no tanto los Caballeros de la Mesa Cuadrada. Tu artículo es muy interesante y una forma de acercarse a este mítico grupo del humor

    • Iñigo

      Muchas gracias por comentar, amigo. Desde luego, son ya leyenda viva, un antes y un después en la historia de la televisión.

  2. GENIAL, esta película es brutal, me encantó cuando la vi y me sigue encantando cada vez que la veo. Opino como tu y creo que es la mejor película de este grupo de actores cómicos.
    Humor acido, sin complejos y sin tapujos sobre las diferentes etapas de la vida. (simepre me encantó la máquina de hacer “pinnnnng”)
    Un saludo.

    • Iñigo

      Muchas gracias, Gaspar. Concretamente fue la primera película de Monty Python que ví, y las primeras películas que ves de un director normalmente son las que más le gustan a uno. Para mí es la mejor porque los Python ya tenían un humor maduro y un estilo inconfundible, aparte de que trataron la realidad humana de una manera muy original. Gracias por comentar.

Escribe un comentario