Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Momentum

Por Jon San José Beitia

Pequeña producción de acción con ligeras dosis de suspense, preparada y desarrollada para su estrella protagonista, la guapa Olga Kurylenko, en un argumento atractivo e interesante donde lo mejor es no plantearse demasiadas cuestiones.

Típico producto de acción pasajero creado para ofrecer un entretenimiento carente de grandes complicaciones intelectuales, donde los responsables de la película optan por tomarse diversas licencias a la hora de desarrollar la trama.

Posee un punto de partida atractivo e interesante, donde una ladrona es testigo del asesinato de uno de sus compañeros, dando paso a una persecución de intereses a la que deberá hacer frente con sus habilidades para la estrategia y el combate. Las primeras imágenes y secuencias de la película no hacen presagiar nada bueno, dejando en evidencia las limitaciones técnicas e interpretativas de la producción, pero el director consigue reconducir la trama y captar la atención del espectador, gracias a una trama que por lo menos resulta interesante.

momentum2

El guion no está lo suficientemente elaborado y cae en numerosos e innumerables tópicos del cine de acción, empleando unos diálogos verdaderamente lamentables. Las interpretaciones de gran parte del reparto resultan anodinas y Olga Kurylenko, demuestra que lo suyo es mostrar su cara bonita y sus posaderas, pero que la interpretación es un tema que tiene aparcado. La participación de Morgan Freeman es muy limitada y queda como algo meramente anecdótico.

La película no ofrece grandes momentos propios, dejando una sensación de Déjà vu en el espectador. Sin ir más lejos la premisa del argumento recuerda, en cierta medida, al trabajo realizado por Clint Eastwood en Poder Absoluto y algunas secuencias parecen un plagio del trabajo de Quentin Tarantino en Kill Bill.

Momentum ofrece lo que promete, puro entretenimiento para el lucimiento de Olga Kurylenko en diversas escenas de acción, donde demostrar que puede ser la protagonista absoluta. Recomendable para no romperse mucho la cabeza y dejarse llevar por el cine de acción sin complejos.

Jon San José Beitia

Escribe un comentario