Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Mi nombre es Khan

Por Jon San José Beitia

Entrañable, emotivo e inspirador relato que presenta la lucha de un musulmán con síndrome de Asperger que debe hacer frente a la discriminación social sufrida, tras los atentados del 11 de septiembre. En su temática y desarrollo se aprecian ligeras similitudes con Forrest Gump y, en menor medida, con La vida es bella.

Presenta un personaje principal limitado por el desconocido por muchos, síndrome de Asperger, que hace que desde niño no tenga un estilo de vida común, lo que dificulta aún más su desarrollo.Ofrece una visión superficial de los eternos enfrentamientos étnicos presentes entre la sociedad musulmana y la hindú, a partir de una relación amorosa que rompe los cimientos de las barreras sociales. Regala imágenes y momentos emotivos plagados de una belleza poética con la que conquista al espectador. La película presenta los problemas racistas y discriminatorios a los que tuvieron que hacer frente diversos grupos musulmanes, tras los atentados del 11 de septiembre. La historia que presenta resulta excesivamente rebuscada y manipuladora, pero se le perdona todo al conquistar al espectador con el carisma del personaje principal. A pesar de las complicadas situaciones que pueden vivir los personajes, el relato presenta un tratamiento edulcorado de las mismas, sin ir más lejos, el desarrollo de la historia de amor es lo más próximo a un cuento de hadas que se pueda ver. Es innegable la capacidad de emocionar que tiene el relato, al tiempo de criticar el comportamiento de gran parte de la población mundial, tras los atentados del 11 de septiembre. El relato es inspirador y se sigue con atención, aunque los responsables de desarrollarlo abusan de la manipulación de las emociones, introduciendo en la trama situaciones excesivamente retorcidas y rebuscadas con el único propósito de encontrar la lagrima fácil del espectador. Peca de prolongar en exceso su duración. Algunas de las situaciones son forzadas y el desarrollo y solución que encuentran resultan inverosímiles, pero emotivas y alentadoras al mismo tiempo.

minombreeskhan2

Mi nombre es Khan es todo un viaje de lucha constante, inspirador y emotivo, plagado de momentos inolvidables, que llega al corazón del espectador y se instala en él, dejando a su paso un mensaje de ilusión y esperanza.

Jon San José Beitia

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Comentarios

  1. Creo que por el condimento pistola en la sien para emocionar no me va a gustar, pero me has conseguido levantar cierto interés, creo que le daré una oportunidad.

  2. Es entrañable y emotiva

Escribe un comentario