Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Mediocre cinta

Por Enrique Fernández Lópiz

Sarah Jordan (Angelina Jolie) es una americana burguesa que vive en Londres cómodamente hasta que un día, en una Fiesta para recaudar fondos, hace su aparición el médico Nick Callahan (Clive Owen) que hace todo un alegato a favor de los niños hambrientos en África. A partir de ahí, la vida de Sarah da un vuelco y viaja al lugar donde trabaja Nick y observa la extrema pobreza y las enormes dificultades existentes en la zona y el riesgo que corren los que allí trabajan. Desde entonces, Sarah vivirá dedicada a la causa y enamorada de Nick, con todo cuanto de conflicto familiar, social, etc., ello supone.

Amar peligrosamente es una película que pretende hacer un canto al altruismo y a la generosidad del mundo, sensibilizándonos sobre la pobreza, las miserias y violencia del tercer mundo. Pero eso ya lo vemos en documentales, algunos muy buenos y dramáticos por cierto, sin necesidad de tragarnos una mediocre dirección de parte de Martin Campbell, un guión con huecos y aspectos deslavazados de Caspian Tredwell-Owen y Jeremy Brock, una música más o menos de James Horner y eso sí, una buena fotografía realizada en escenarios reales de Phil Meheux.

amarpeligrosamente2

Hay escenas que si bien son poco creíbles, no por ello dejan de impactar por su fuerza dramática, como la incursión en la ceremonia ritual. Y hay imágenes del primer viaje de Jolie a Somalia, con pobre gente en un estado lamentable. Y es aquí donde parece tener razón lo que escribe Ocaña: Casi parece una ONG en sí misma. [...] la historia acumula todos los tópicos sobre el bandidaje, el descreimiento de los cooperantes, la imposibilidad del amor y el aprovechamiento de las mafias…“. A partir de estas escenas el film cae en picado con un guión endeble que pretende alargar innecesariamente una historia, con el objetivo puesto en que nos identifiquemos con los personajes y hacerle la cama a un final que no viene al caso, además de pecar de cursi.

Y del reparto, qué decir. Lo primero es la pésima interpretación de la Jolie, que en ese año de 2003 le valió ser nominada a los Premios Razzie como peor actriz. En cuanto a Clive Owen, lleva años interpretando al mismo personaje sin que apenas logre transmitir nada. Participan también como actores y actrices de forma irregular: Teri Polo, Linus Roache, Noah Emmerich, Yoric Van Wageningen, Kate Ashfield, Jamie Barlett, Timothy West y Kate Trotter.

En mi opinión, considero inmoral poner como telón de fondo la miseria para contar una historia de amor. Es una estrategia indecente esa de rodar el sufrimiento de niños reales para ensalzar la imagen de estrellas cinematográficas, cuyo amor tiene el fondo del padecimiento, para hacer un contraste entre el glamour y la desventura humana, y darle a éste mayor relieve.

Además, confieso que en el plano de las sensaciones personales, yo me aburrí bastante con esta cinta. La cinta tiene algo de denuncia o como se quiera llamar, pero mucho de necedad. Como escribe Leydon, se trata de: Una tontería altruista a mayor gloria de sus estrellas que, desgraciadamente, no pueden ni siquiera consolidar un sólido interés en su historia de amor central.

Concluyendo, quizá a alguien le sirva a modo de sensibilización con los enormes problemas que padece el Tercer Mundo. Pero tiene un sesgo inmoral y un tinte estólido. Y además es un film mediocre.

Puedes ver el tráiler aquí: https://www.youtube.com/watch?v=HoozvEj8pAQ.

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Escribe un comentario