Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Maravilloso film que combina acción, danza y amor

Por Enrique Fernández Lópiz

Tigre y dragón es una de esas películas que abrió el cine oriental al mundo, una auténtica grata sorpresa cinematográfica que cuenta una apasionante historia de aventuras, romances y artes marciales; una original e interesante obra. Es un film preciosista con una preciosísima puesta en escena y batallas espectaculares. Este film “llevó a los jóvenes -primero a los del lejano oriente, después al resto- en masa a las salas de cine” (Kurt).

El reputado Ang Lee, que había rodado antes estupendas películas como, Comer, beber, amar (1994), uno de sus mayores éxitos personales, donde consigue conjugar la cultura oriental y la occidental dentro de un encuadre intimista y familiar; en 1995, Sentido y sensibilidad; o, La tormenta de hielo (1997), hizo este cambio, cambio que Hollywood no olvidaría, dándole recorrido posteriormente para realizar otros filmes imponentes como la controvertida y excelente Brokeback Mountain (2005); o, La vida de Pi (2012), película de la que haré en breve mis comentarios. Esta película que ahora me dispongo a comentar, confirmó el empuje del cine asiático entre los miembros de la Academia norteamericana.

En la historia hay dos experimentados guerreros en artes marciales, él y ella. Por un lado Li Mu Bai (Chow Yun-Fat), un maestro que decide dejarle en herencia la Espada Celestial a su mejor amigo. La otra experta es Yu Shu Lien (Michelle Yeoh), una guerrera con un potencial imponente. Ambos están enamorados, pero controlan sus sentimientos pues ella estuvo comprometida con el hermano de Mu Bai, aunque no alcanzaron a casarse debido a que éste murió. En tanto, Jen (Zhang Ziyi), es la hija de una aristócrata que lo que desea es vivir aventuras y no ser una simple cortesana. Jen es aprendiz de la malvada guerrera Zorra de Jade (Cheng Pei-Pei). Mubai irá a la búsqueda de su espada robada por Jen. Jen es una mujer testaruda que ama lo prohibido, como ama al bandido del desierto Lo (Chang Chen).

El conocido director de Taiwán Ang Lee es, como sabemos, el primero en introducir temas homosexuales en el cine oriental, y como es el caso de la película que nos trae, también fue pionero en rodar películas de artes marciales cargadas de exotismo y con gran presupuesto, en la industria de Hollywood.

tigre-y-dragon-2

El magnífico guion de Hui-Ling WangJames SchamusKuo Jung Tsai, está basado en Tigre agazapado, dragón escondido, la cuarta de las novelas de la denominada “Pentalogía de Hierro”, escrita por Wang Dulu. La Pentalogía de Hierro es una saga del género Wu Xia, literalmente de “caballeros de las artes marciales”. Pues bien, el libreto es tan ágil como los propios luchadores y luchadoras, recreando escenas verdaderamente sorprendentes que incluyen amor y sentimientos profundos, dentro de un retrato de ensueño de la antigua China.

Tiene el film una maravillosa coreografía de las escenas de acción que fueron realizadas por Yen Wo Ping (coreógrafo también de las peleas de Matrix 1999). Además tiene una excelsa banda sonora de Tan Dun y una fotografía de gran nivel de Peter Pau.

Así mismo, el reparto es igualmente encomiable con un conjunto de actores y actrices, muchos de los cuales son virtuosos en las artes marciales, actores como Chow Yun-Fat, genial como el maestro de artes marciales Li Mu Bai. Michelle Yeoh maravillosa como la guerrera Yu Su Lien. Zhang Ziyi, estupenda como la aristócrata y aventurera manchú. Chang Chen, el bandido del desierto, muy bien. La veterana Pei-pei Cheng es la guerrera Zorra. Y acompañan Sihung Lung, Fazeng Li, Xian Gao, Yan Hai y Demming Wang. A cual mejor.

Premios y nominaciones en 2000: 4 Oscar: Mejor película extranjera. 10 Nominaciones. 2 Globos de Oro: Mejor director, película de habla no inglesa. 3 nominaciones. 4 premios BAFTA, incluyendo mejor director. 14 nominaciones. National Board of Review: Mejor película de habla no inglesa. Círculo de críticos de Nueva York: Mejor fotografía. Asociación De Críticos de Los Angeles: Mejor película. 4 premios. 2 premios en el Festival de Toronto: Mejor director (Ang Lee), mejor película. Critics’ Choice Awards: Mejor película de habla no inglesa. Top 10 Películas del año. 4 premios Asociación de Críticos de Chicago, incl. Mejor película extranjera. Premios Independent Spirit: Mejor película, director y mejor actriz sec. (Ziyi). Sindicato de Productores (PGA): Nominada a Mejor película. Sindicato de Directores (DGA): Mejor director. Y no es exagerado, créanme.

La película tiene una dimensión fantástica y alegórica (de acercamiento, diálogo, expresiones emocionales diversas), cuando cualquiera de los tres protagonistas principales entra en combate. Los tres poseen poderes mágicos que les capacitan para realizar saltos insólitos, caminar en vertical sobre las paredes con la ligereza de una pluma, increíble ingravidez en los desplazamientos, como si transcendieran la realidad, movimientos sobrehumanos o un genial batallar en las copas de los bambúes. Todo ello, merced a que han sido entrenados y conocen el secreto de la escuela de artes marciales de Wudang. Así, “las peleas se convierten en coreografías asombrosamente resueltas, de sobria belleza” (Khan). Efectivamente, unas luchas que se disfrutan al máximo, que tienen unos logros cinematográficos y visuales impresionantes en escenarios de ensueño y con una soltura inopinada. No en vano es considerada esta obra de Lee como una de las mejores películas de artes marciales jamás filmadas. Es la única película de artes marciales que ha conseguido ser nominada como mejor película en los Oscar.

Pero no hay solamente lucha, también se hace evidente una compleja y elaborada composición psicológica de la terna protagonista. Por supuesto la singular relación afectiva que entre ellos se establece, que es una relación que va de la admiración/instinto protector (la que Jen Yu y Li Mu Bai se profesan recíprocamente), a un profundo y contenido amor entre Li Mu Bai y Yu Shu Lien, que es el contrafuerte emotivo más importante de toda la cinta. También dos tipologías femeninas, la abnegada, obediente y complaciente o la indómita y aventurera. En fin, que los encuentros físicos son en definitiva el contrapunto de lo que se dirime en el cuadrilátero sentimental de los personajes principales, y el armónico equilibrio entre ese conflicto emocional y las palpitantes secuencias de acción. Eso creo que es lo que más atrae y seduce al público.

Además, resulta curioso que toda la destreza física de los personajes, que los eleva sobre las cosas y el mundo, contrasta con su falta de pericia en el campo sentimental. Así, amores que no se llegan a expresarse durante años, y que meramente se manifiestan poco antes de morir. Personajes confrontados consigo mismos y con un entorno hostil de tradiciones muy rígidas (como el de los matrimonios pactados). “La ingravidez de los combates, la superación de los límites espaciales, contrasta con la gravedad no resuelta de sus sentimientos. Para conseguir que se realicen hay que lanzarse sin miedo al vacío, como ejemplifica su bello final” (Zárate). Claro, ella elige finalmente un bando y se da cuenta de lo que ha hecho a su maestro, y que la única forma de subsanar su error es desear algo tan fuertemente que le haga arriesgar su propia vida, una acción prácticamente imposible: arrojarse por la montaña. Desea que vuelva su maestro, de manera serena y segura de que lo conseguirá, porque lo ve claro. Y toma una resolución y acomete la acción en un final precioso y llamativo. Todos ellos conflictos propios del melodrama romántico, que en este caso bailan al son de la acción.

El título original Tigre agazapado, dragón escondido, es una frase de la mitología china que quiere indicar el ocultamiento o disimulo de la propia fuerza frente a los demás, pues en un poema de Yu Xin (513-581) se dice: “Detrás de una roca en la oscuridad probablemente se esconda un tigre y la enroscada raíz se parezca a un dragón agazapado.” Y en los nombres de Chang Chen y Zhang Ziyi están contenidos, respectivamente, tigre y león.

En resumen: una extraordinaria e inolvidable película que combina acción intensa y una preciosidad asombrosa, junto a una dirección, guión y coreografía excelsa.

Tráiler: https://www.youtube.com/watch?v=svKLqq445bQ.

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Escribe un comentario