Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Malditos Vecinos

Por Alejandro Arranz

-Una comedia obscena, soez y maleducada todo ello como adjetivos positivos, te golpea con fuerza en el momento pero pronto la olvidas.
-Nada es especialmente original pero si que está inspirado, lo crucial a la hora de hablar de ésta película es decir que te divertirás mucho y sin que tu inteligencia se resienta demasiado.

El director de comedias alocadas Nicholas Stoller (Todo sobre mi Desmadre) presenta su nueva película, una gamberrada de universitarios subidos de tono y vecinos indeseables en la que se enfrentan Seth Rogen y Zac Efron, el guión está a cargo del dúo Andrew J. Cohen-Brendan O’Brien (Virgen a los 40) que logra uno de sus trabajos más acertados y en el reparto acompañando a los dos ya mencionados tenemos a Rose Byrne, Christopher Mintz-Plasse, Dave Franco, Jake Johnson, Lisa Kudrow, Ike Barinholtz y Taylor Nicolette -entre otros. No esperaba demasiado de ésta película y eso es algo que siempre puede ser positivo, sin embargo contra todo pronóstico las primeras críticas la ponían muy bien, por ese motivo empecé a prestarle una mayor atención, y a pesar de que hay al menos una decena de estrenos más este fin de semana la mayoría de ellos han sido estrenados en unos pocos cines, por esa razón el estreno primordial de la semana es Malditos Vecinos, una comedia que tras haber visto puedo tachar de incorrecta, graciosa y sobre todo muy entretenida.

La película empieza bien pero la juerga no aterriza hasta la llegada de Efron y su hermandad, cuando éste aparece en pantalla la indecencia y la comedia se presentan con agilidad y comienzan las venganzas y jugarretas entre ambos protagonistas y sus respectivos compañeros secundarios que son fundamentales; como todas las películas del género su humor suele ser bastante típico y por tanto poco sorprendente pues se basa en la obscenidad y la exageración de los elementos cómicos, todo eso a excepción de un par de gags vertiginosos como la fiesta de De Niro o la pelea final que te dejarán sin aire de tantas carcajadas, sin embargo lo que vengo a comentar en este momento es que pese a que la mayoría de chistes, trucos, bromas, burlas, gracias, novatadas, bufonadas, chascarrillos y derivados son los de siempre, su humor gamberro, sucio y rastrero es -en general- mejor que en cualquier otra película de su estilo, además hay momentos escandalosamente hilarantes, también encontramos multitud de guiños cinematográficos (unos más obvios y otros mejores), lástima que tantos puntos a favor sean aplastados por uno en contra, un problema que suelen sufrir la mayoría de comedias de cualquier tipo, el de no poder mantener el nivel de comedia constante, y es que Neighbors  tiene un ritmo irregular que en ciertos momentos te avasalla con decenas de bromas y de repente hay un bajón descomunal, por lo tanto nos encontramos ante una cinta con grandes altibajos en lo que respecta al ritmo pero también en guión, actuaciones y un buen puñado de aspectos.

malditosvecinos2

El susodicho guión con sus virtudes y fallos resulta ser bastante correcto, los diálogos sin ser precisamente inteligentes ni sagaces consiguen su función de hacer reír al público y dejan por el camino un par de pequeñas migajas de profundidad, drama, desarrollo de personajes y ciertos temas que se agradecen; lo mejor es que bajo la mugre, la imperfección y la incorregibilidad de la película se esconde un corazón latente, sincero y encantador, unos personajes con los que llegamos a encariñarnos, que temen el cambio, temen hacerse adultos y pronto se darán cuenta de que en la vida hay que madurar y seguir adelante, a los señores guionistas no se les ha olvidado darle alma a su película, aunque cueste encontrarla y sea minúscula; a parte de bajadas de ritmo, personajes mínimamente dimensionales (que ya es mucho para lo que se podía esperar) y la escasez de inteligencia está el constante toma y daca narrativo que hace que la película se vuelva terriblemente repetitiva, no es difícil darse cuenta de que básicamente son los universitarios gastando bromas a la pareja y viceversa durante algo más de hora y media, y si al menos mantuviera el nivel de risas durante todo el metraje no sería tan notorio, pero si sumamos los irritantes bajones con que la mayoría de diálogos no son inteligentes ni agudos como debieran pues la cosa se convierte en un inconveniente considerable.

El reparto es un aspecto importante de la película, Seth Rogen o Christopher Mintz-Plasse son algunas de las caras típicas del género que podemos encontrar, al primero le vale con hacer lo mismo de siempre aunque con algo más de credibilidad y el segund intenta ser legendario y queda en una mera y patética anécdota, también está Dave Franco (el talentoso hermano de James Franco) que realiza un trabajo estupendo no tanto como la sorpresiva interpretación de Zac Efron que aunque parezca mentira es uno de los mayores aciertos del filme, resulta divertido y enternecedor, pero aún así mis aplausos se dirigen hacia la señorita Rose Byrne que está alucinante y protagoniza un par de momentos geniales, en el resto del reparto encontramos un poco de todo pero en especial sobrantes como es el caso de Ike Barinholtz que hace el papel de amigo tonto y supuestamente gracioso con una historia insulsa detrás, como os decía miréis donde miréis esta película funciona sólo a medias, pero aún así está por encima de la mitad de películas del mismo estilo que vemos cada año y en el momento en que la estés viendo la disfrutarás, eso si no vas con demasiados prejuicios.

Una comedia que casi siempre es demasiado y demasiado poco al mismo tiempo, pasada de rosca en muchas ocasiones pero también falta de ingenio y perspicacia durante casi todo el tiempo, funciona a tiempo parcial sin embargo aporta al espectador un entretenimiento grosero respaldado por unas buenas interpretaciones y algo de corazón; sé que es muy poco comparado con lo que te pueden dar al menos el 70% de los estrenos de ésta semana, pero al menos estás seguro de que no te vas aburrir, no necesitarás pensar demasiado y siempre está bien ver a actuar a Rose Byrne (una espléndida actriz enormemente infravalorada), si me la tengo que jugar allá voy, en el caso de que no tengáis ningún estreno en preferencia o que películas como Snowpiercer o En un lugar sin ley no se hayan estrenado en vuestros cines os recomiendo ir verla, y dejando a un lado a Rose Byrne, a Zac Efron o a quien sea lo digo en especial por la fiesta de Robert De Niro, ese momento junto a otros dos merecen de sobra el dinero que cuesta la entrada y seguramente quedarán entre los gags más divertidos del año.

Alejandro Arranz

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Escribe un comentario