Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Lugar para el cine clásico: “Un pez llamado Wanda”

Por José Manuel Morales

No me siento bien con la valoración que se ha hecho de este film a lo largo de los años. Puesto que considero que merece más y que está tan olvidado como la mitad del buen cine de los ochenta que sólo recuerda aquellos que aman esa época y tan curiosa y diferente a lo que vemos hoy día. Un pez llamado Wanda merece más cariños y veneración por parte del espectador medio y Jamie Lee Curtis no ser sólo considerada un pecho bonito e hija de actores de cine como Tony Curtis y Janet Leigh. Lee Curtis empezó haciendo cine para adolescentes “palomiteros” con ganas de chillar de terror. Fue la musa de La noche de Halloween y participó en unas cuantas películas del género inferiores, pero alguna que otra muy aprovechable. Recuerdo una estimable y muy olvidada El tren del terror, donde la niña de Tony Curtis pegaba ya carrerones para estar bien resuelta a la segunda parte de Halloween con Rick Rosentall como director del asunto.

La parte del film interpretada por los ex-Monty Python John Cleese y Michael Palin es intachable. ¡Oye! ¿Quién se hubiera esperado a John Cleese como abogado estirado de buen familia y que se enamora de una estafadora que se lo monta con Kevin Kline cuando su novio estafador está fuera de escena? Michael Palin hace de tartamudo que no quiere nada con nadie y que prefiere ser un tipo estimable con los animales ya que estos no se ríen que para decir una frase de cuatro o cinco palabras esté media hora. Lo cierto es que su interpretación es muy buena. Pero por lo general este film destaca en todos los que lo valoran por ser una comedia de enredo de blanco desarrollo, donde lo más que se ve es verle el culo a un Cleese que es muy alto para ser prototipo de abogado inglés de peluca blanca en el coco. ¡Oye, habrá de todo! He visto a gente muy rara realizando un sinfín de extraños trabajos. El plan sale mal, las llaves se esconde en una cajita de comida para peces y sólo el novio de Lee Curtis, Tom Georgeson, se confía en Michael Palin para decirle donde está la llave del lugar donde se encuentran los diamantes. Kline está magnífico como loco asocial con cierto grado de violencia que le molesta mucho que le digan estúpido por algún trauma escolar o cosa así y que se las da de culto por aquello de leer a Nietzsche y poco más. Muchas veces resulta cargante y lleno de gilipollismo y eso da salsa a la película cuyo cometido es entretener.

un-pez-llamado-wanda-2

Palin hace muy bien de tartamudo y su actor de doblaje al castellano no puede estar mejor para darle una réplica a un tipo que tiene algún que otro momento realmente bueno y eso que ya habían descargado bien la creatividad del grupo con la genial “Los caballeros de la mesa cuadrada y sus locuras” ¡Por el amor de Dios! La escena de como va matando a los perros de la señora mayor que ve la cara del novio de Lee Curtis es muy buena. Mata a tres perros antes de matar a la mujer dueña de los mismos, y por ello se muere de pena, porque es uno de esos extraños animalistas que prefieren a un animal antes que a una persona. Al final, nunca dispara a la anciana ya que mure de un infarto y la alegría de Georgeson es inmensa cuando sabe que su testigo está fiambre.

 Destaco las escenas de romanticismo entre Cleese y Lee Curtis para que este le suelte información de donde está el dinero escondido por el novio de ésta y que siempre están vigilados por un Kline que roza el ridículo y yo que me alegro porque así da mucho chiste al personal. La historia queda un poco clásica al final, con la venganza en el cuerpo de Kline de tantas fechorías recibidas a manos de Palin, que le pasa por encima una apisonadora en un cemento armado donde queda atrapado. Y su final amoroso en el avión queda un poco impostado porque Lee Curtis no debería de haberse enamorado de Cleese que tiene aspecto de domador de fieras de circo. Aunque que se le puede pedir a una novia de un atracador que por cierto, no sale de la cárcel. Y Cleese y Lee Curtis se marchan con el botín a… ¿qué se yo?  ¿Un lugar paradisiaco? No te la pierdas. Se pasa muy buen rato viéndola.

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Comentarios

  1. enrique

    Buenos comentarios para una película con los Monty Pithon y una preciosa entonces Jamie Lee Curtis; la recuerdo siempre como una peli muy gracios. En cuanto pueda la vuelvo a ver. Abrazos

Escribe un comentario