Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Lucy

Por Jon San José Beitia

Irregular producto de acción que sirve en bandeja un vehículo para el lucimiento de su actriz protagonista, Scarlett Johansson, producido por el siempre eficaz, Luz Besson, productor de Transporter, Nikita y Leon el profesional, entre otras.

Luc Besson firma el guion de la película, donde logra ofrecer una premisa inicial interesante y atractiva en la que una joven muchacha es víctima de unos criminales que la convierten involuntariamente en una máquina plagada de conocimientos y que se convertirá en una amenaza para todos ellos.

La premisa inicial de la trama es atractiva y conecta con el espectador desde un comienzo, pero como ya mencionaba al inicio de la crítica de la película, ésta tiene un desarrollo irregular, haciendo que se vaya diluyendo en algo pobre a medida que avanza la trama, dejando sin explotar las numerosas opciones que ofrecía la idea inicial.

lucy2

Besson sabe otorgar a la película de un tratamiento original, insertando monólogos del intérprete, Morgan Freeman, que explican paulatinamente y de forma independiente, todo los procesos por los que pasará la joven protagonista, evitando ralentizar la acción y sentando con claridad las bases de los acontecimientos que se van a ir sucediendo. Scarlett Johansson, se hace dueña y señora de la película, tomando todo el protagonismo, demostrando su capacidad y cualidades para el cine de acción, pero deja entrever sus limitaciones a la hora de dar credibilidad a un personaje. Por suerte el personaje interpretado por la actriz protege a la misma, puesto que su comportamiento frío y distante, como el de un robot, hace que no se aprecien las notorias limitaciones interpretativas de la actriz, a la que habría que enseñar a caminar con tacones con relativa urgencia, puesto que en todas las tomas que aparece con tacones parece que esta ebria. Los mejores momentos de la película llegan cuando se vuelca en la acción pura y dura, dando paso a la demostración de poderes de la protagonista, con toda una galería de efectos especiales sencillos, bien elaborados y convincentes. No están a la altura de los de una producción americana pero cumplen, con solvencia, con su propósito. El director y responsable de la película opta por caer en un desenlace repelente y alejado de la acción, ofreciendo una representación evidente de la creación del universo que se antoja grandilocuente y alejado de las posibilidades de una producción de acción. Resulta interesante, a la vez que fallido, puesto que pierde el pulso de la tensión y de la acción, cayendo en lo pesado.

Una lástima, puesto que las bases en las que se sustenta, Lucy, prometían más de lo que terminan por ofrecer, quedándose en una producción de acción, al uso, carente de la chispa necesaria. Bastante pobre en su conjunto y decepcionante.

Jon San José Beitia

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Escribe un comentario