Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Los Zero Boys

Por Jon San José Beitia

Los Zero Boys constituye una muestra del cine de terror de baja calidad de los ochenta, apoyada en un guion endeble, carente de chispa y originalidad sobre el que se desarrolla una trama previsible en la que unos jóvenes aventureros, deciden pasar un fin de semana de diversión, que se convierte en una pesadilla para todos.

Desde un comienzo, la película presenta notorios síntomas de las notables carencias que tiene, en calidad técnica e interpretativa, con un descuidado tratamiento de la imagen y de la indumentaria de los protagonistas.  Un aspecto visual cutre y hortera, que se antoja desfasado.

El argumento no ofrece grandes novedades en lo que se refiere al cine de terror, coloca a un grupo de jóvenes, alocados y despistados, en una casa habitada por dos psicópatas con ganas de cazar y descuartizar personas. Dentro de la falta de originalidad de toda la trama, la película consigue despertar cierto interés por comprobar cuando los protagonistas pasan a ser conscientes del riesgo que corren. Una vez descubierto el pastel, todo se desarrolla con cierta parsimonia y falta de intensidad a pesar del supuesto riesgo que corren.

loszeroboys2

Los responsables de la película no logran generar una atmósfera de tensión y terror apropiada, haciendo que todo se desarrolle sin la intensidad necesaria y que el relato caiga en lo aburrido. A pesar de su corta duración, la película se hace eterna. Muchas de las secuencias se desarrollan en plena noche y la iluminación no resulta adecuada, ya que, ciertas escenas resultan verdaderamente confusas. El director juega con la oscuridad como un elemento más para generar miedo, pero termina por marear y confundir tanto al espectador como a los protagonistas. La calidad interpretativa de todo el reparto brilla por su ausencia, llegando a ser mediocre y olvidable. Un reparto de adolescentes ilusionados por hacer cine a cualquier precio que cumplen con lo que se exige en este tipo de productos de serie B.

Los Zero Boys hacen honor a su nombre y se llevan un notorio suspenso en todos los apartados que tocan. Una producción de terror floja, insulsa y carente de cualquier incentivo real que consiga mantener el interés por su desarrollo y desenlace, siendo éste verdaderamente ridículo y lamentable.

Jon San José Beitia

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Escribe un comentario