Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Los siete samuráis; La cima de un insigne cineasta japonés

Por Jose Luis Ferreirós

Kurosawa no fue un director al uso. Fue un genio. Un maestro. Un ‘culo inquieto‘ encomiástico.

Por ello pudimos deleitar el mejor cine de aventuras, sentimos la emoción de la acción y profanamos la cultura japonesa como nos salió de las pelotas.

Sus obras están en el Olimpo cinematográfico. Selladas como la perfección absoluta, plasmadas con una plasticidad legendaria.

Despilfarrando elegancia tropezamos con Los siete samuráis.

7_samurai1

“Y la gota rebosa el vaso”

Llegó y sentenció su mejor cine. Pero aún antes tendría las narices de obsequiarnos varias obras maestras: Vivir (Ikiru), Rashomon, El perro rabioso, El ángel borracho, etc.

Lo cierto es que 1954 fue un año importante. Y me remito (a mayores) en los notorios trabajos americanos de Elia Kazan y su Ley del silencio, Alfred Hitchcock con La ventana indiscreta, o el gran Wilder en el romance de Bogart y Hepburn.

cincuenta y nueve años después de que Elvis Presley grabase su primer disco, Shichinin no Samurai sigue haciendo historia.

Recuerdo una fotografía característica, alejada del tedio, de lo chabacano, situada en el vislumbre expresivo. Epítome de epicidad absoluta, sinónimo de buen cine.

Deambulando por allí y por allá, el jocoso cabronazo Mifune, y entre los mejores actores de siempre. Por tal motivo, uno de los secretos de la cinta es saber entender a los personajes. De ahí, la presencia de una de las mejores puestas en escena que he tenido el placer de deleitar. Ambientada en el Japón Feudal, S. XVI, y bajo la supervisión de uno los más grandes directores de actores que han emanado de tal arte.

Saber percibir ese compendio desencadenado de riqueza en cuestión, implica ser un títere sin cabeza en el juego de Akira. Al menos, durante 205 maravillosos minutos y recordándolo durante el resto de tu miserable vida.

La banda sonora es perfecta. El metraje es extenso pero intenso, violento y muy complejo. El montaje apenas se aprecia, lo cual es bueno. Y las batallas campales drogan al espectador como un hechizo o hipnotismo; modulando diversas tomas, recurriendo a planos generales y combinando los cortos (en especial, a las patas de los caballos: recurso utilizado posteriormente por Sergio Leone), produciendo una libertad escénica nítida.

Se acerca el final y cada segundo encima te va sumergiendo. Tanto que el sencillo respirar es un auténtico sacrificio. Darías lo que fuese por sustraer los años de tu vida y hallarte en una incubadora neonatal. Pero no es posible.

Concluye el film, tu vista llora, y la definitiva gota de tu sentir destruye toda tu dignidad social, rebosa toda tu vida y te percatas de que ya lo has manifestado todo.

7_samurai2

“Matarás por un fin”

Aunque sea por necesidades básicas; por comida o refugio. Libertad. Seguridad.

Lo importante es luchar.
Escucharás al más viejo de todos. Él lo sabe todo.
Defenderás el honor del samurái.
No robarás al campesino de a pie.
Buscarás lo mejor para el pueblo.
Amarás.
¡Morirás por lo justo! Si es necesario morir…

Esto no se acaba aquí. Y lo sabéis. Los siete samuráis perdurarán siempre que no perdamos esos valores connaturales que hacen al hombre un animal social, racional. Siempre que leguemos en los nuevos unos principios e ideales. Siempre que no perdamos la fe por el cine.

¿Algo mejor que una clase a tu hijo del maestro Kurosawa? No lo creo.

Gracias, EMPERADOR.

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Comentarios

  1. Toni Ruiz

    Me ha encantado el artículo. Kurosawa era un genio.

    • Jose Luis Ferreirós (XLiS)

      Es de mayúsculo agrado para mí que lo hayas leído y te guste, aún a expensas de no haberme expresado completamente en toda la esencia del film y como se merece.

      Muchas gracias, Toni Ruiz.

  2. Íñigo

    La ví hace mucho y no despegué los ojos de la pantalla. ¿Sería posible alguna crítica tuya sobre “Rashomon” si no es mucho pedir? Un saludo.

    • Jose Luis Ferreirós (XLiS)

      Hecho!! Cuando tenga un hueco me pondré a ello. Conste, que Rashomon es uno de mis 5 films japoneses predilectos, asi que será un placer… Saludos y gracias, Iñigo.

Escribe un comentario