Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Los pingüinos de Madagascar

Por Jon San José Beitia

Los simpáticos pingüinos vistos en la entretenida y divertida, Madagascar, cogen las maletas y se lanzan a la aventura en solitario con esta película propia, donde les acompañaremos en nuevas aventuras.

El éxito cosechado hace unos años por la película de animación, Madagascar, dio como resultado que se produjeran diversas secuelas y ahora, con el gancho de los pingüinos, un Spin off, donde los responsables de la franquicia permiten a sus seguidores seguir disfrutando de las andanzas de los pingüinos en una película propia, logrando saltar la barrera de la serie de televisión que también protagonizan.

La película ofrece lo que se espera de ella: humor, entretenimiento y aventuras, con los pingüinos haciendo de las suyas como ellos saben, llevándoles a vivir todo tipo de situaciones que les permitirán conocer nuevos compañeros. El argumento es sencillo y se sigue con satisfacción, gracias al gancho y el carisma de los pingüinos que tienen al espectador en el bolsillo por su desparpajo e ingenio, convirtiéndose en protagonistas absolutos.

lospinguinosdemadagascar2

Los responsables de la película explotan al máximo lo que el público ya conocía de los pingüinos y se apoyan en su fama para ofrecer un relato nuevo, alejado del mundo Madagascar, introduciendo nuevos personajes y enemigos. La calidad técnica de los gráficos es superior a la de la franquicia original, Madagascar, ya que la tecnología ha ido evolucionando y mejorando progresivamente, logrando ofrecer un notable trabajo gráfico de mayor calidad, algo que se agradece. Los responsables saben sacar el máximo partido al protagonismo de los pingüinos y, a su vez, saben generar un relato de aventuras que mantiene al espectador entretenido, gracias en parte, al humor del que hace gala el conjunto de la película.

Sin ser una maravilla inolvidable, Los pingüinos de Madagascar, es una producción honesta y sensata que logra hacer pasar un buen rato al espectador, alejándose de lo violento y grotesco. Una película llena de buenas intenciones que hace las delicias de los fans de los pingüinos.

Jon San José Beitia

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Escribe un comentario