Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Los insaciables

Por Vanessa Rodríguez

Algunas películas tienen la suerte de pasar a la historia del cine y ser conocidas por todos. Otras películas como Los Insaciables no han tenido esa suerte, a pesar de que en su momento fueron un éxito de taquilla.

La película se rodó en 1963 y fue dirigida por Edward Dmytryk (El árbol de la vida, El hombre de las pistolas de oro) y protagonizada por George Peppard, al que siempre recordaremos por el Equipo A y la maravillosa Desayuno con diamantes. Entre los secundarios destacan Carroll Baker y Alan Ladd en su último trabajo ante las cámaras antes de morir de forma prematura. El guión está basado en una novela de Harold Robbins libremente ambientada sobre la vida del famoso Howard Hughes. La última película que he visto basada en la vida de Hughes fue El Aviador de Scorsese protagonizada por Leonardo DiCaprio, pero hay más películas que obtuvieron  menor repercusión y es que la vida de Hughes fue apasionante.

losinsaciables2

Normalmente conectamos con los protagonistas de una forma u otra, pero el caso que nos ocupa es diferente. El protagonista es Jonas Cord, un hombre ambicioso que hereda la fortuna de su padre y, como bien dice el título de la película, se vuelve un insaciable. Aborda todo tipo de negocios desde la aviación al cine y todos con enorme éxito. Sus ansias de poder, su falta escrúpulos y su insensibilidad son constantes en su vida. En ningún momento tratan de que nos caiga bien, simplemente es una persona inteligente pero que parece que no quiere a nadie. En el fondo está vacío por dentro, intenta llenar este vacío aumentando su patrimonio y generando nuevas ideas de negocio, pero nada le satisface.

Lamentablemente, el final made in Hollywood me pareció un error que lastra el resto de la película. El director debía pensar lo mismo puesto que, afortunadamente, apenas le dedica tiempo al desenlace para poder mostrarnos la ambición sin límites de Jonas Cord con todo detalle.

Escribe un comentario