Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Los Comediantes: Todos los días son domingo

Por Javier Fernández López

“Sin hilos yo me sé mover
Yo puedo andar
Y hasta correr
Lo tenía y lo perdí
Soy libre y soy feliz.”

Este pequeño fragmento de una de las canciones que aparecía en el clásico de Disney Pinocho aparecía también en el primer avance de Los Vengadores 2: La era de Ultron. Un servidor quizá se tome demasiado enserio estas cosas, pero lo cierto es que yo pensaba que se lo iban a tomar enserio. Entiendo que crear y construir un villano en una sola película puede llegar a ser difícil (o no, véase El caballero oscuro o La roca, por poner sólo un par de ejemplos), pero es que aquí alguien me estaba vendiendo algo muy bueno, un villano de altura, y lo que he visto no se acerca ni de lejos a lo que sugiere el título.

Se nota demasiado que este producto ha recibido varios recortes importantes de metraje. De lo contrario, directamente nos encontraríamos ante una chapuza, pero a lo lejos suena el rumor de que han recortado alrededor de 45 minutos de película, así que por ahora aceptaremos dicho supuesto. No obstante, hay que valorar lo que a uno le están vendiendo en la taquilla del cine, por lo que los espectadores van a pagar estos días. ¿Qué nos encontramos? Sencillamente, no es ni va a ser lo mejor del año. Eso está garantizado. Es más, muchos saldrán del cine con la amarga sensación de que esto lo han visto ya antes, y es que en comparación con Los Vengadores, esta secuela carece de la capacidad de sorprender. Y precisamente por eso, porque los cinéfilos saben que esto era una gran posibilidad y no por ello hay que atacar a la película, se esperaba que pusiesen las virtudes de la película en otra parte, que potenciasen las imágenes con grandes momentos. Claro, si con “grandes momentos” nos referimos a las charlas humorísticas de los protagonistas, enhorabuena, porque han conseguido hacer una de las mejores comedias del año.

Los Vengadores 2 juega con los fans de los productos de Marvel y con los seguidores del Universo Cinematrográfico de Marvel, convirtiéndose en una especie de parodia, porque la película llega a reírse de sí misma. Los personajes son un constante divertimento al servicio de los espectadores, porque si no todas, casi todas las escenas del film terminan con alguna ironía, algún chiste o una broma que acaba provocando la carcajada de la sala. Ahí reside la mayor virtud de la película, pero como dije al principio, no es esto lo que me estaban vendiendo. Si bien seguía latente el tono familiar, también se intuía algo más maduro, algo que llenase a un público mayor. Sin embargo, las sensaciones son las mismas, y personalmente sentí mucha más satisfacción al ver Guardianes de la Galaxia, aunque ahí también es justo decir que había otros factores que jugaron a favor de dicha producción.

losvengadores2_2

Aquí, en Los Vengadores 2, nos encontramos en la dirección, nuevamente, a Joss Whedon. Se ve que yo vivo en un mundo distinto al de mucha gente, porque no sé por qué a este hombre se le ha dado tal protagonismo en la industria cinematográfica. He de admitir que esta vez ha sabido dirigir con mayor acierto la película en lo referente a los movimientos de cámara (se ha permitido el “lujo” de un plano-secuencia al principio de la película), pero de ahí a pedir hacer una película sobre Spiderman o Batman y que al final acaben cediendo… que alguien le diga que este hombre no vale para esto. Miedo me da el daño que pueda hacerle este hombre al cine con sus películas, una dirección que prácticamente no supera a los recién salidos de las academias de cine.

La banda sonora, de nuevo, muestra unos compases de gran altura pero sin personalidad alguna. Pero esto no es un problema de esta película, en Los Vengadores ya ocurrió esto.

Y ahora los SPOILERS, a partir de aquí aviso que voy a hablar sobre detalles de la película. En primer lugar, esa sensación de que todo parece muy precipitado. Se entiende el cambio de actitud de los gemelos en la película, pero anteriormente se nos cuenta que los gemelos odian a Tony Stark por unos motivos bastante justificados, un odio que realmente no muestran en ningún momento. Luego, está la política de promoción que maneja Marvel Studios, y es que si un servidor lee que han renovado todos los actores para futuras películas excepto Aaron Johnson, evidentemente voy a saber lo que le va a pasar. Otra escena curiosa ha sido ese momento en el que Thor deja a un lado el grupo para ir en busca de respuestas. ¿Se acuerdan de esa escena de Paul Walker en A todo gas 6 en la que se iba un momento a la cárcel en EEUU buscar información? Idéntica, nuevamente el protagonista se aparta un momento de la acción y ahí nos dicen que nuestros héroes se van a enfrentar a un peligro mayor al que pueden imaginar. ¿Útil para lo que realmente se está narrando en la película? En Los Vengadores 2 está un poco más justificado, pero tampoco se esperen un nivel de coherencia elevado.

Y finalmente nos encontramos con el gran villano de la película, Ultron, el cual se presenta en los primeros compases de la película de una forma magistral, hasta que te das cuenta que es otro monigote al servicio de los chistes, y esto en Loki se comprende, pero… ¿de verdad es necesario que Ultron también sea objeto de bromas? Ni siquiera es un verdadero desafío físico para nuestros héroes. El Capitán América lucha con él y jamás vemos que su armadura definitiva suponga un gran problema. Lo cierto es que, personalmente, me ha chocado mucho la forma en la que Iron Man, Vision y demás acaban con él debilitándolo por completo. Hay mucha filosofía en él, es un gran orador y capta el interés del público muy rápidamente, pero Marvel Studios no ha sabido hacer de este un villano de gran nivel.

¿Lo peor? La amarga sensación de que esto no es más que una película-puente, tal y como nos lo confirma la escena post-créditos de la película.

En definitiva, Los Vengadores 2: La Era de Ultron puede ser un producto sumamente divertido, pero de ahí a ser una joya hay un largo camino. Ni siquiera se han preocupado por promocionar la película de Ant-Man aunque sea después de los créditos. Ahí, motivando que el público vaya a verla. Si lo que buscan es una comedia, sí, esto es su película, y créanme, la disfrutarán, pasarán un rato muy divertido. Si esperaban algo un pelín más maduro, puede que se lleven una decepción. Puedo decir que he disfrutado la película, porque sería hipócrita si dijese lo contrario. ¿Hubiese preferido otra cosa? Sí, sinceramente, pero he de valorar lo visto, y lo que he visto no es ninguna joya. Si Civil War también tiene este tono, la broma quizá deje de tener gracia.

Escribe un comentario