Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Lobezno inmortal, falta garra

Por Adrián Pena

Decepción. Esa fue la sensación con la que salí de la sala de cine tras ver Lobezno inmortal. Una película que prometía, por Hugh Jackman, por el contexto donde se desarrolla la trama (Japón), por su director James Mangold (Identidad, El tren de las 3:10 o Inocencia interrumpida), por su guionista Christopher McQuarrie (Sospechosos habituales) y porque, en definitiva, Marvel lleva un par de años bastante buenos, dándonos entregas entretenidas y de calidad, en las que parecía haber ya una base afianzada. Pero en lugar de eso nos encontramos con una película de superhéroes más, y probablemente la peor de la saga mutante.

La verdad que el camino que inició allá por el 2000 Bryan Singer ha sido bastante irregular. Una trayectoria con bastantes nubes y claros. La primera parte para mí fue algo floja, con demasiada presentación (cosa necesaria, no hay duda) y carente de buena acción. Y donde el buen hacer de Ian McKellen, Patrick Stewart o Hugh Jackman consiguieron sacar la saga hacia delante. Unos años después, tras las pertinentes presentaciones de mutantes, Singer volvió con las pilas cargadas y nos regaló una secuela bastante mejor en todos los aspectos, aún faltando personajes clásicos del cómic original como Bestia, Gambito o Juggernaut. Deliciosa y espectacular, siendo dos horas de buena evasión.

Tras X-men 2, vino el cambio, Bryan Singer salió del proyecto y entró Brett Rattner (saga Hora punta) en su lugar, el espectáculo que nos ofreció fue entretenido, pero no de excelente calidad, enseñándonos todo un zoológico de nuevos mutantes, pero con un desempeño de la cinta muy acelerado, aunque valiente por otra parte, siendo capaz de eliminar a más de un mutante de relevancia por el camino. Tras la conclusión de la trilogía original vino aquel spin-off, con Gavin Hood en dirección, del personaje más carismático de la patrulla X, Lobezno, donde se nos muestra el nacimiento del héroe más rebelde y solitario de los X-men. Una película que causó una división de opiniones entre sus seguidores, y no es de extrañar. Tras una primera hora espectacular, el show termina por decaer en unos 20 minutos finales donde entran las prisas y las ganas por terminar, habiendo sido necesarios 20 minutos más para dotar de mayor solidez al blockbuster.

Hace dos años el estudio, Fox, decidió volver a juntar a todos los mutantes, pero retrocediendo 40 años en su temporalidad, es decir mostrándonos el origen de los mutantes en un contexto setentero. Y la verdad, fue una de las sensaciones más gratas de los últimos años, en ella vemos a unos James McAvoy y Michael Fassbender (Profesor X y Magneto respectivamente) como profesores de excepción y a Jennifer Lawrence (Mística) como alumna más aventajada. Su director, Vince Vaughn, venía de sorprender a Hollywood con la delirante Kick-Ass, confirmándose así como director que conecta con el público y mostrándonos una cinta con aire Bond y unos héroes con licencia para mutar.

lobeznosingarra2

Tras todo ese proceso y construcción de la saga, hace un par de días llegó a nuestras salas Lobezno inmortal, una propuesta interesante para el verano. Hugh Jackman partía como seguro en el papel de protagonista, y la verdad es que no lo hace nada mal, sabe dotarle del carácter necesario a cada situación. La dirección venía de la mano de James Mangold, algo que podía hacernos dudar, podía ser positivo como Identidad o El tren de las 3:10 o, por el contrario, podía ser un fiasco total como Noche y día, aquella película donde San Fermín y Las Fallas se celebran en Sevilla, y la verdad, que sin llegar a ser como su anterior trabajo, el resultado es decepcionante, más aún cuando todo parecía por fin firme en las películas de Marvel (tras X-men primera generación, Los Vengadores o Iron man 3). Pero lo que más defrauda es ver que el cómic de Frank Miller es totalmente desaprovechado por un guionista que en su día tocó la gloria con la magnífica Sospechosos habituales. Una pena que el escritor de la historia y el director no hayan sabido ni profundizar ni matizar una historia repleta de cosas positivas. Porque la verdad es que Lobezno está bastante perdido entra Yakuzas y samurais mal dibujados, no juegan bien con el proceso de mortalidad de su personaje, no muestran esa fuerza que le dota el ser más vulnerable, no muestran a la verdadera femme fatale que debería haber sido Viper, teniendo más de fatalidad que de mujer de armas tomar, no ponen un enemigo digno de las garras de Logan. Todo esto es más decepcionante si cabe tras ver un gran inicio donde vemos a nuestro protagonista salvando su pellejo y el de su amigo japones tras el estallido de la bomba atómica de Nagasaki.

En este film todo se ciñe a lo que se nos muestra en los trailers, la acción es insuficiente, el drama es pesado y el contexto desaprovechado, por no hablar de los villanos sin carisma y el final cutre y predecible, más propio de películas de Jean-Claude Van Damme donde el bueno se enfrenta al malo en un duelo a muerte. Se pretende dotar de mayor oscuridad y dramatismo, pero sin dar con la tecla que sólo Nolan conoce. La mayor frustración del espectador es saber que Darren Aronofsky, estuvo muy cerca de hacer el proyecto, y la verdad, estoy seguro de que lo habría culminado de manera brillante. Lo mejor del film, tristemente, viene tras los créditos, donde se nos muestra un ápice de lo que va a ser el macro proyecto de X-men: days of future past. Eso y la ambigüedad continua de la película sobre si Jean Grey sigue viva de algún modo o es fruto del tormento de Logan.

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Comentarios

  1. Cinepata

    Ehhhhh!!!! No te metas con Jean Claude Van Damme.

    Soldado Universal, Contacto Sangriento, Kickboxer, El luchador… Son obras maestras del cine de acción en MAYÚSCULAS y sin gastarse la millonada que habrá costado el ultimo lobito.

  2. Iván

    Acabo de salir del cine y estoy de acuerdo salvo en una cosa.
    No es que no se haya sabido profundizar en la historia del personaje, si no que ésta es incorrecta.
    Partiendo de esta base, cualquier tipo de incursión en el mundo de Lobezno será errónea.
    Y colorín colorado el guión se han inventado.

  3. Adrian Pena

    No es meterse con las películas de Van Damme. Sólo digo que el final de la película es más común de sus películas y que se deberían haber apretado más los sesos para mejorar el final de ‘Lobezno inmortal’ y el film en general.

    • Cinepata

      Entiendo lo que dices, Adrián. Veré Lobezno Inmortal porque me gusta bastante el personaje, aunque prevenido gracias a tu artículo.

Escribe un comentario