Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Lobezno inmortal

Por Alejandro Arranz

-Un eficaz entretenimiento para los fans, el lobezno de Hugh Jackman hace su mejor aparición en 7 años.

-Mangold con todas sus competencias no consigue darle profundidad al personaje más allá de lo que hicieron las primeras X-Men, Jackman lo refuerza con su actuación.

-Tan divertida a momentos como insultante en otros, no llega a las cotas de ninguna película reciente de Marvel, y supera por poco a su antecesora, pues es demasiado larga, falta de inteligencia y llena de incongruencias; le falta garra.

Lobezno vuelve con las garras poco afiladas en esta secuela dirigida por James Mangold; el director de El Tren de las 3:10 o En la Cuerda Floja y que vuelve tras la inverosímil Noche y Día para dirigir la sexta aparición de uno de los personajes más queridos por los fans de Marvel. La película prometía ser un entretenimiento válido y quizás allanar el terreno para la próxima X-Men: Days of Future Past, sin embargo, Lobezno Inmortal es otro fracaso veraniego falto de inteligencia y de entretenimiento a pesar del intento de Mangold de hacerlo mejor y más trascendente.

La película empieza con fuerza, se desarrolla con habilidad aunque desacertadamente y termina de manera descabellada.

La primera media hora es lo que se podía esperar pero siempre que parece que va a aparecer el verdadero Lobezno el guión se adapta a las expectativas; me gusta mucho Hugh Jackman pero no su Lobezno, no me convence que el personaje de las películas nunca alcance las cotas de salvajismo de los comics, (no creáis que me gusta la violencia, lo veo necesario en el personaje) aun así el primer tramo es impresionante y muy entretenido; después de eso, aunque Mangold y los guionistas demuestran habilidad e intentan darle profundidad a su Lobezno, es en vano, el personaje no podía ser más poco profundo, y al final en vez de desarrollarlo solo se consigue que la película se vuelva muy aburrida en ciertas partes, y cuando llega la acción sus escenas no son tan divertidas o bien coreografiadas como podríamos esperar.

lobezno2

El que más aporta al desarrollo del personaje es Jackman, una vez más es lo mejor de la película y nos da su Lobezno más torturado, y en ocasiones el más salvaje (una pena no dar otra vuelta de tuerca), no parece que quiera dejar a su personaje favorito por ahora y él mismo habla de aparecer en Los Vengadores.

La ambientación es uno de los mayores aciertos de Lobezno Inmortal, ésta corrige muchos de los fallos de Origins y está muy por encima de aquella en lo que a entretenimiento se refiere, sin embargo, sigue fallando en lo mismo, se empeña en hacer el ridículo con giros inverosímiles y situaciones imposibles; el final es insolente y totalmente descabellado.

Cuando te pones a pensar te das cuenta de que la película es una soberana tontería, en especial en el tramo final que insulta la inteligencia del espectador, me dieron ganas de salirme de la sala, doy gracias por no haberlo hecho pues me habría perdido la que es quizá la mejor escena final de las películas Marvel, háganme caso, quédense a los créditos para una sorpresa deliciosa; por desgracia, se nota que esos minutos están muy por encima de la película.

Finalmente Mangold ha firmado una secuela manida aunque superior a la película de Gavin Hood que si bien entretiene no tiene ninguna otra razón para existir.

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Escribe un comentario