Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Lo que no te mata te hace más fuerte

Por Adrián Pena

O algo así debe pensar Tony Stark en esta tercera entrega de la saga del héroe metálico de la casa de ideas Marvel, que vuelve junto a su prótesis de alta tecnología para salvar al mundo una vez más (o a EEUU, más bien). Ya sabéis reina el caos y luego alguien lo arregla, para ello ha hecho falta un cambio en la dirección, ahora asesor, por uno casi desconocido, Shane Black, que logra dar un gran espectáculo palomitero reflotando el bajón de nivel que supuso la segunda parte.

ironman2

Y la verdad es que es un gusto poder volver a ver actuar a Robert Downey Jr. bajo la piel (o la armadura) de este personaje justo un año después de la exitosa ‘Los Vengadores’. Ver a este tipo de actores camaleónicos hacer una excelente actuación con cualquier papel es un verdadero placer, un lujo. No podríamos concebir a Iron man sin Robert Downey Jr., ni a éste sin su armadura, sería impensable (a día de hoy) una saga de este héroe si no estuviera este grandísimo actor detrás. El sólo con su actuación ha conseguido convertir a un secundario del universo Marvel en un primerísima fila, hasta el punto de convertirlo casi en un icono (aclamado en EEUU y ejemplo a seguir para los republicanos), él es la verdadera armadura de esta saga, sin él no estaría igual de bien sujeta. Ha conseguido que un personaje con atributos más que de sobra para ser odiado (irónico, chulo, narcisista y egocéntrico) sea admirado por la mayoría del público, pero eso es debido a que el estudio y el mismo actor han usado esos factores de manera inteligente para dotarle de un carisma inigualable.

Junto al actor principal nos encontramos con las actuaciones de Gwyneth Paltrow que una vez más realiza una gran papel en la piel de Pepper Potts, un brillante Ben Kingsley aunque con escasa participación, Guy Pearce realizando un buen trabajo, un siempre cumplidor Don Cheadle y a Rebecca Hall, que apenas aparece 10 minutos en toda la película.

ironman3

Pero centrémonos en la trama, la cual es una verdadera chocolatina para los fans de las adaptaciones del cómic. La armadura de Iron man se convierte en un Kinder Sopresa, donde el que nos impresiona esta vez no es el siempre efectivo Robert Downey Jr., ni el excelente reparto de secundarios anteriormente nombrado, el que nos asombra esta vez es su director y coguionista Shane Black, que logra plasmar en pantalla un excelente e inteligente guión, cual gran pintor plasma sus ideas sobre el lienzo. Un director que vuelve a aparecer en escena tras su genial y divertida ópera prima de 2.005 Kiss kiss bang bang.

Parece haberle cogido el gustillo a esto de dirigir, y pasa de hacerlo con un título casi desconocido para el gran público para hacerlo a lo grande con uno de los taquillazos de este año. Un director que le dio una oportunidad a nuestro querido Robert Downey para redimirse de sus pecados del pasado hace ya 8 años, y que a su vez este le brinda otra actuación de nivel para su película, y así devolverle el favor. Parece pues, que la alianza obtenida entre el actor nominado por su actuación de Chaplin hace 20 años y hoy mundialmente conocido por sus papeles de Tony Stark y Sherlock Holmes, del británico Guy Ritchie (con el que ganó su primer Globo de Oro en 2.010) y el hoy director y guionista de éxitos como Arma Letal y El último boy scout (en su día el guión mas caro de la historia) es sinónimo de éxito.

ironman4

Sin llegar a la altura de Los Vengadores, Iron man 3 bebe de ésta y nos brinda una película que contiene aquello que hizo que la primera gustara tanto, en esta cinta podemos ver a un Tony Stark más humano de los que habíamos visto de él hasta ahora y más separado de su mítica armadura, uno de los motivos en los que reside su encanto.

La película tiene más tintes oscuros, con clara influencia del Caballero Oscuro de Nolan (salvando las distancias), mostrándonos un héroe que por momentos tiene más pinta de Bond que de super-robot tecnológico. Por ello mismo este film es desconcertante, fascinante y diferente a todo lo que uno puede imaginar. Gran guión, buenas actuaciones y mejores efectos y escenas de acción, con lo que sólo queda decir que el camino de los Vengadores 2 queda bastante allanado.

Escribe un comentario