Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Light Civil War

Por Víctor Lozano

Que no os engañe el título de la crítica, al contrario, Capitán América: Civil War me ha encantado, lo de “light” es porque no es una batalla tan violenta y brutal como la que se ve en el aclamado cómic de Mark Millar (que no lo he leído, pero me he enterado de su magnitud) y porque la del cine es muy ligera y no se han atrevido a hacerla fiel a la original. Pero claro, Disney tiene que mantener su conocido patrón de conducta de hacerla apta para todos los públicos (en este caso, para mayores de 12 que es lo más alto que se pueden permitir) y de no herir la sensibilidad de los pequeños espectadores, como si no lo hubiese hecho ya con Bambi y El rey león. A mí las fuentes de inspiración me dan igual porque una cosa es el cómic y otra la película, yo la he disfrutado como tal a pesar de no ser nada fiel a lo que pasa en las viñetas.

En fin, Capitán América: Civil War es un cierre de oro para la trilogía del Centinela de la Libertad (si no le dan por hacer otra secuela, espero que no), de la mejor de las tres me sigue pareciendo mejor El Soldado de Invierno porque ese aire a thriller político setentero que le han metido los hermanos Russo y los guionistas Chris Markus y Stephen McFeely (guionistas de la primera entrega y de esta tercera) le queda muy bien y ha hecho de ella una gran secuela y una de las mejores de MCU. Pues bien, aquí Anthony y Joe (Russo) ponen toda la carne en el asador para hacer que esta tercera entrega sea la mejor película de superhéroes de 2016 y demostrar que Marvel/Disney es la “fucking boss” en adaptaciones, cosa que han conseguido frente a sus rivales, DC y Fox/Marvel: mejor que Batman v. Superman: el amanecer de la justicia (y con razón) y que se seguirá manteniendo cuando se estrene la no tan esperada X-Men: Apocalipsis.

Civil War es una continuación directa tanto de El Soldado de Invierno como de Vengadores: La era de Ultrón. Un año después de los ataques de Ultrón en el ficticio país de Sokovia, Steve Rogers (Chris Evans en su quinta interpretación, si prescindimos de su “cameo” en Thor: El mundo oscuro y de su aparición en la segunda escena post-créditos de Ant-Man) y sus nuevos Vengadores se ven envueltos en otro incidente de escala global tras frenar un ataque terrorista llevado a cabo por el ex-agente de SHIELD, Brock Rumlow (Frank Grillo), ahora reconvertido en el villano Crossbones.

El gobierno estadounidense se ve obligado a crear un sistema que permitirá recurrir a los poderes del equipo cuando les sea necesario, los acuerdos de Sokovia. El ex-general Thaddeus “Thunderbolt” Ross (de nuevo interpretado por William Hurt y su primera aparición en 8 años dentro del MCU desde El increíble Hulk), ahora ascendido a Secretario del Estado, será el encargado de poner en marcha estos acuerdos y de hacer entrar en razón a los Vengadores, cosa que dividirá al grupo en dos bandos: uno liderado por el Capitán América, quién cree en la libertad de los superhéroes sin obstáculos políticos; y el otro liderado por Tony Stark/Iron Man (Robert Downey Jr.), quién se muestra a favor de los acuerdos y piensa que uno tiene que responsabilizarse de sus actos. Con esta fuerte premisa empieza el show…

Uno de los principales alicientes de Civil War es la relación del Capi con James “Bucky” Barnes/Soldado de Invierno (Sebastian Stan), quién ya tiene mejorías y recuerda a Steve como su mejor amigo antes de que HYDRA le lavase el cerebro. El Gobierno aún le sigue la pista a pesar de haberse reformado, una defensa que creará más discrepancias entre el Capi y Stark, sobre cuando está muy avanzada la trama cerca del final de la película. Bucky se ha convertido, por así decirlo, en el macguffin de la película, ya que un nuevo atentado en Viena, donde se llevaba a cabo la firma de los Acuerdos de Sokovia, lo vuelve a colocar en el punto de mira del Gobierno y es la razón del enfrentamiento entre el bando del Capitán y el de Iron Man, ya que cada uno lo quiere cazar a su manera. Esa batalla que tiene lugar en el aeropuerto de Leipzig puede que no sea una de las mejores de la historia del cine en lo que cantidad, pero sí la mejor de Marvel, igualándose con “Los Vengadores”. Es digna de enmarcar.

capitan-america-civil-war-2

Todos los integrantes en la batalla están en estado de gracia. En el bando del Capi se encuentran Bucky, Sam Wilson/Halcón (Anthony Mackie), Clint Barton/Ojo de Halcón (Jeremy Renner), Wanda Maximoff/Bruja Escarlata (Elizabeth Olsen) y la incorporación de Scott Lang/Ant-Man (Paul Rudd); y en el bando de Iron Man nos encontramos con su fiel amigo James “Rhodey” Rhodes/Máquina de Guerra (Don Cheadle), el sorprendente apoyo de Natasha Romanoff/Viuda Negra (Scarlett Johansson), Visión (Paul Bettany), la incorporación de Peter Parker/Spider-Man (reiniciado por tercera vez con Tom Holland) y el príncipe de Wakanda: T’Challa/Black Panther (Chadwick Boseman), que tiene una cuenta pendiente con Bucky de la que no voy desvelar nada. En fin, puro espectáculo, el hijo de Ewan McGregor y Naomi Watts en Lo imposible ha sido un gran fichaje para interpretar al Trepamuros, cosa que si ha hecho bien Marvel en coger un actor teenager para un personaje teenager y no Sony Pictures con sus dos Spider-men, que ha sido coger a dos treintañeros para interpretarlo, al menos Andrew Garfield colaba. Volvamos al asunto, con apenas 30 minutos de aparición, el nuevo Spider-Man es un showman con esos puntazos cómicos propios de su naturaleza en el cómic, y el traje en sí mola, muy fiel a la versión de John Romita, aunque no sea el mejor que se ha visto en el cine. Otro quién sigue con su desparpajo desde su debut en la gran pantalla es Ant-Man, fuera de la vis cómica otro que mola es Black Panther, a pesar de que su traje recuerde bastante al Power Ranger amarillo. Tanto de Spidey como de este último, deseo con ganas de ver sus películas en solitario.

¿Qué puedo decir de Capitán América: Civil War que no haya dicho ya? Pues que lo mejor aparte de lo ya expuesto en esta crítica es esa parte de thriller psicológico que tiene la película en su punto más álgido, aquí Downey Jr. se marca su mejor interpretación como el genio, millonario, playboy y filántropo Tony Stark en su parte más personal y delicada y los motivos que le obligan a estar a favor de los acuerdos, la subtrama de Bucky como el brazo ejecutor de HYDRA, el último cameo de Stan Lee y un guiño a “El imperio contraataca”. Lo peor de la película ha sido que Viuda se fuese al bando de Iron Man y abandonase al Capi cuando más la necesitaba, al menos se ha compensado con Wanda y Sharon Carter/Agente 13 (Emily VanCamp); y que el principal problema de Marvel Studios sigue latente: villanos muy planos y sin carisma alguna. Desde el genial Loki, la Casa de las Ideas no da pie con bola en el que suele el plato más fuerte en una adaptación de cómic, lo de Crossbones estaba visto de que iba a ser penoso pero con Helmut Zemo (Daniel Brühl), el que parecía que iba a ser otro gran malo en el MCU, al final ha dejado mucho que desear. Esperemos que en Vengadores: Guerra del Infinito Thanos sea el caballo ganador y nos marque un antes y un después en este universo cinematográfico. Aún así, Zemo ha sido un personaje muy frío, calculador e inteligente para manipular a los Vengadores entre ellos.

Bueno, es hora de finalizar esta crítica que se ha alargado un poco más de lo normal. Lo dicho, que “Capitán América: Civil War” es el apoteosis de esta trilogía y de los Vengadores porque ha sido mejor secuela que “La era de Ultrón”, y está más que visto que Civil War ha recogido lo que ha sembrado la segunda y última aventura de Joss Whedon con los Héroes más Poderosos de la Tierra. Lo que sí no ha sido nada del otro mundo han sido sus dos escenas post-créditos, la primera mejor que la segunda.

En conclusión, debido a las circunstancias de la trama, en vez de ser una película del Capitán América, tendría más sentido que este plato fuerte con el que da inicio a la Fase 3 se titulase “Vengadores 2.5″, a pesar de que no estén invitados Thor y Hulk a la fiesta.

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Comentarios

  1. Juan

    A mi me ha gustado mucho la película, pero a mi parecer el personaje de Zemo sin necesidad de involucrarse en batalla con los vengadores es el único que de verdad consigue lo que quiere, y eso sin necesidad de traer un ejército consigo comk Loki y Ultron; podra no ser el villano que esperaba pero al menos cumple, vamos eh sin el no hay película, si lo sacabamos esta se acaba a la media hora.
    Buena crítica por cierto.
    Saludos

    • Vïctor Lozano

      ¡Gracias!

  2. Miguel Ávalos

    La sitúo entre las tres mejores de Disney/Marvel por más de un motivo, solo superada en mi opinión por las primeras partes de Los Vengadores y Guardianes de la Galaxia.
    Tiempo ha que el público en general ya no quiere ver películas en donde se den cita de 2 a 3 o de 5 a 6 personajes que puedan disfrutar.
    Ahora ya lo que piden son macroreuniones a saco como la que precisamente esta película ofrece.
    Creo que los Hermanos Russo han hecho un gran trabajo en términos generales. Es muy complicado reunir a tanta gama de personajes masculinos y femeninos y que cada uno de ellos tenga su momento de gloria. En Capitán América Civil War lo han logrado.
    ¿La desventaja? Obviamente en una película con 5 o 6 personajes máximo los momentos de gloria de cada uno son más cuantiosos e incluso más duraderos, pero no se puede tener todo.

    Hay mucha gente que está cayendo en el error clásico de comparar, en este caso, cómic y película. Un buen libro y un buen cómic siempre van a ser mejores que su adaptación cinematográfica, por muy bien que esta se lleve a cabo. Así que creo que comparar de esa manera, aunque es común y entendible, es un error.
    Tiempo hace ya que aprendí que eso no me beneficia y la película que me lo enseñó definitivamente fué El Señor de los Anillos: El Retorno del Rey.

    Ant-Man y Spiderman los cracks de la película, hacen que pasemos momentos muy tronchantes
    Y concido contigo en lo de Tom Holland, me parece un Peter Parker/Spiderman genialmente escogido., mejor que Andrew Garfield y mucho mejor que Tobey Maguire que en mi opinión fué un fiasco del tamaño de la Catedral de Burgos.

    Aspectos negativos que al film le veo:

    *Quizás menos duración no habría estado mal, creo que se estira un pelin

    *Crossbones: Aunque lo que le ocurre da pie al argumento, este personaje es cojonudo y se podría haber aprovechado mucho más

    *Bruja Escarlata y Visión: Este es el punto negativo que más rabia me da porque en cuanto a Actriz y Actor creo que no se podría haber elegido mejor, Elizabeth Olsen es ideal para Bruja Escarlata y está haciendo muy buen trabajo, lo mismo vale para Paul Bettany como Visión.
    Sin embargo creo que hay cosas de los cómics que si que tienes que tratar de sacar lo más y mejor posible, aunque sea verdad que en una película estés marcado por el presupuesto que hay.
    En este aspecto considero que Bruja Escarlata está muy desaprovechada en lo que a poderes suyos se refiere y Visión igual.
    Quiero creer, no obstante, que en Los Vengadores: Infinity War, cuando luchen cara a cara contra Thanos, ella y él tendrán la oportunidad de realizar enormes exhibiciones de poder porque he podido leer que son capaces de hacer y si han llegado en estas pelis a un 20% de su nivel hasta me parece increíble.

    Finalizo este tostonazo dándote la enhorabuena Víctor ¡Muy buena crítica! ¡Un saludo compañero!

  3. Vïctor Lozano

    Gracias, Miguel!! Cierto que podía haberla hecho mejor si no llegó comparar como tú has dicho: cómic y película. Hay algunas que las disfruto así, me es indiferente si su adaptación es fiel o infiel. Con “Civil War” admito que me he ido algo por las ramas, iba con la intención de valorarla como película, pero al final mencioné sin querer esas comparaciones. Pero bueno, de los errores se aprende.

Escribe un comentario