Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Las añoranzas amorosas en una democracia naciente

Por Enrique Fernández Lópiz

José y Elena habían sido novios años atrás. Ahora están casados, con mujer o marido, hijos y sus vidas hechas. Un buen día, con el transcurrir del tiempo, se encuentran casualmente en una calle del Madrid de 1975, recién fallecido Franco. Y ese encuentro sirve para que vuelvan a enamorarse de nuevo. Pero su ajetreada y clandestina historia de amor, con encuentros furtivos y engaños a sus cónyuges, tiene además la impronta del momento histórico que les toca vivir, que es el final de la dictadura y los comienzos de la transición, los Pactos de la Moncloa y todo eso.

El director José Luis Garci hace lo que sabe hacer, o sea, dirigir con enorme profesionalidad y manejo de los recursos técnicos esta película de añoranza en un escenario aún por definir de nuestra reciente Historia. El guión del propio Garci junto a José María González Sinde no está mal, es nostálgico, es crítico con la época y está bien hilado como para que se pueda ver sin disrupciones y de forma grata. La música es de autores varios de la época y de los años cincuenta y sesenta, y pone aún más toque de melancolía al film. Buena fotografía de Manuel Rojas con una tonalidad ocre acorde al momento.

Los actores son los de aquel tiempo. Tenemos, para quien le guste, no es mi caso, a un José Sacristán excesivamente agitado y veloz en el papel de José. Fiorella Faltoyano está algo lánguida en el rol de su ex novia y amante, Elena. Y acompañan Antonio Gamero, Silvia Tortosa (muy bonita), Héctor Alterio, Simón Andreu y María Casanova. Todos correctos.

Yo vi esta película, Asignatura pendiente, en su estreno, ya hace años. En su momento, venía precedida de excelentes críticas y cierto revuelo por los desnudos de la Faltoyano, amén del tema en cuestión un poco tabú y otro poco con gran cargamento de añoranzas y oportunidades perdidas, de aquellos protagonistas que pasaron su juventud en los sesenta, años de muchas prohibiciones. Y la política del momento, claro. Pues bien, a mí, a pesar de todo esto la película me pareció pesada en su momento, un poco ñoña e incluso desfasada para lo que era mi edad, más joven que la de los protagonistas y sus historias añejas con todo ese asunto de recordar a la antigua novia o viceversa por parte de ella y él, y todo eso.

asignaturapendiente2

La película tiene un encuadre histórico como digo, que son los primeros tiempos de la andadura hacia la democracia. Un gris y revuelto Madrid se nos presenta ante nuestros ojos. Sin duda es un film generacional del propio Garci, y una imagen congelada de aquellos que batallaron por las libertades sociales, esos que paso a paso fueron abriéndose paso por la liberación colectiva; esa libertad robada después de cerca de cuarenta años de dictadura, silencio y formalismos impuestos.

Digo todo esto porque la película versa sobre este tiempo, pero también lo hace sobre el amor que no pudo ser, pues en su relación nunca hicieron el amor, debido a las presiones de la estricta moral de los años cincuenta-sesenta. La relación quedó, pues, suspendida en el aire al modo de una “asignatura pendiente”; y que por fin sus protagonistas pueden actualizar y continuar en la historia.

Pero a mí la película no me llegó en su momento y ahora me parece que ha quedado ya un poco timorata y otro tanto plasta. El tiempo no pasa en vano por algunos filmes y este es uno de ellos.

En resolución una Fiorella haciendo de aburrida ama de casa, con mucho tiempo libre y que fallece de melancolía y anhelo por su antiguo noviete. Sacristán encarnando a un abogado rojo y libertario que primero pide prestado y luego alquila un apartamento-picadero, mientras se pone en riesgo por la democracia naciente. Todo ello adobado con unos exteriores del Madrid de la época y los símbolos del momento, como un gran Lenin en la cabecera de la cama de los amantes. Amén de los desnuditos que ayer me parecieron un poquito mojigatos incluso de la Fiorella.

En fin, no diré más. A mí Garci cuando más me gustaba era en la TV con su programa: Qué grande es el cine. Por lo demás, la película se deja ver.

Tráiler aquí: https://www.youtube.com/watch?v=PrrAr2O_1C8.

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Escribe un comentario