Image Image Image Image Image Image Image Image Image

La Soga

Por Jon San José Beitia

La Soga es una muestra exquisita y exclusiva del talento y el dominio técnico del que hacía gala el maestro del suspense en sus películas, capaz de desarrollar todo un relato de suspense en una única ubicación, con uno de los formatos más arriesgados y complejos que nadie en la historia del cine ha intentado repetir, realizando la película por completo en una sucesión de planos secuencia.

Desde el comienzo, Hitchcock atrapa al espectador con su soga, al ofrecer un relato morboso y siniestro basado en hechos reales, donde dos jóvenes quisieron demostrar la posibilidad de la existencia del crimen perfecto, matando a un tercero para, posteriormente, invitar a sus familiares a un gran banquete, con la inquietante presencia del cadáver bajo el arcón donde se sirve la comida.

La película es una demostración de las inquietudes artísticas del director y de su afán por renovarse y ofrecer nuevo tratamiento a los relatos de suspense habituales de su filmografía. Trabaja por primera vez con el color y hace una demostración de su calidad técnica y artística, convirtiendo una película en lo más parecido a una obra de teatro, donde todo está rodado en plano secuencia, lo que supone una gran preparación y planificación de todos los planos y del trabajo de los integrantes del reparto para que funcione a la perfección.

El argumento ofrece numerosas posibilidades y lecturas, juega de una manera ambigua con lo que podría considerarse uno de los primeros relatos que toca la temática homosexual, superando con inteligencia los cortes de la censura de la época. A su vez, desarrolla las bases de la ideología de Nietzsche, con la figura del superhombre, una especie superior.

lasoga2

Hitchcock ofrece una clase magistral de cómo dominar los tiempos y desarrollar un relato de suspense en el que, en ningún momento, decae el interés, donde juega con situaciones morbosas, diálogos ingeniosos acompañados de su peculiar sentido del humor. Fascinante y magnético trabajo, planificado y estructurado a base de planos secuencia bien conducidos, donde el director debía manejar con maestría a intérpretes y cuerpo técnico para llevar a cabo la filmación perfecta. Todo un experimento cinematográfico que Hitchcock lleva a buen puerto, demostrando que no sólo es el maestro del suspense, sino que era el maestro del marketing, con sus habituales cameos en sus películas que hacían que el espectador estuviera pendiente de él y que con este experimento técnico presenta un nuevo incentivo para la inteligencia del espectador y para el propio director. Crea secuencias donde el suspense y la tensión se respiran en un ambiente aparentemente distendido, plagado de una atmósfera incomoda, donde la interacción de los personajes va dejando a la luz sus pensamientos y pretensiones de forma sutil e inteligente.

El trabajo realizado por todo el reparto es notable, puesto que al tratarse de una película rodada a base de planos secuencia milimétricamente estudiados, suponía conocer a la perfección las líneas de dialogo y los movimientos de cámara planificados, ya que, gran parte del mobiliario del set de rodaje estaba en movimiento para el manejo de las cámaras de grabación. Destaca la labor del trío protagonista, con James Stewart a la cabeza, acompañado por John Dall y Farley Granger, ofreciendo una batalla intelectual plagada de celos y perturbadoras conclusiones.

Un ejercicio de estilo experimental, sublime e irrepetible, donde Hitchcock deja muestra de su maestría e inteligencia a la hora de desarrollar un relato de suspense. Para quitarse el sombrero y no perderlo de vista. Magnifica.

Jon San José Beitia

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Comentarios

  1. Mª José

    En mi opinión, la parte estrictamente argumental está algo descompensada, pero por lo demás, y desde un punto de vista técnico, creo que “La soga” es una de las películas interesantes de Hitchcock. ¡Enhorabuena por el artículo!

Escribe un comentario