Image Image Image Image Image Image Image Image Image

La película total: cautivadora

Por Enrique Fernández Lópiz

En El secreto de sus ojos, Benjamín Espósito es oficial de un Juzgado de Instrucción de Buenos Aires que se acaba de jubilar. Benjamín vive obsesionado con un terrible crimen que se cometió hace veinticinco años, en 1974, en la persona de una bella joven. Ese acontecimiento, por motivos diversos de la trama, marcó su vida para siempre e incluso le obligó a huir a otra lejana ciudad. Entonces, Espósito ha decidido escribir una novela sobre el caso del cual fue testigo y protagonista. En ese recordar y revivir momentos pasados, rememora sin remisión, a una jueza de su antiguo juzgado, una mujer a la que siempre amó en silencio y a la que aún sigue amando transcurrido el tiempo.

Hace unos días volví a visionar esta película magistralmente dirigida por Juan José Campanella, con un enorme guión del propio Campanella junto a Eduardo Sacheri, adaptación de la primera novela que escribió el propio Sacheri, La pregunta de sus ojos; un guión cargado de amores, truculencia o aspectos sociales, hilvanados con gran maestría. Y acompañando a este esplendoroso film, una música impactante de Federico Jusid y Emilio Kauderer, y una fotografía muy buena de Félix Monti. La puesta en escena y el montaje son igualmente de excelencia.

El reparto es de lujo con un Ricardo Darín en una de sus mejores interpretaciones como hombre inteligente y de amor silente, un actor que necesita muy poco para transmitirnos una gran variedad de sensaciones; esplendorosa y guapísima y con una mirada cautivadora Soledad Villamil; Guillermo Francella genial en su papel de empleado judicial, amigo borrachín que conoce un pasadizo desde su mesa de trabajo hasta la barra del bar; Pablo Rago, con gran vis dramática; Javier Godino excelente como personaje siniestro desequilibrada y asesino; y acompañando en un coro actoral de primer orden José Luís Gioia, Mario Alarcón, Mariano Argento, Kiko Cerone y David Di Nápoli. Todos, protagonistas y secundarios hacen atrayente y creíble el comportamiento, los deseos, los miedos, las certidumbres, las dudas, el mundo interior de unos personajes que no se van a olvidar fácilmente.

elsecretodetusojos2

Entre premios y nominaciones en 2009 tiene: Premios Oscar: Mejor película de habla no inglesa. 2 Premios Goya: Actriz revelación (Villamil), película hispanoamericana. 9 nominaciones Premios del Cine Europeo: Nominada a la mejor película. Premios BAFTA: Nominada a mejor película de habla no inglesa. Premios César: Nominada Mejor Película Extranjera. Premios David di Donatello: Nominada Mejor Película Europea. Premios Ariel (México): Mejor película iberoamericana. Festival de San Sebastián: Sección oficial. Festival de La Habana: 5 premios, incluyendo Mejor actor (Darín). 9 Premios Clarín: Incluyendo Película, Director, Guión, Actor y Actriz. Círculo de Críticos de Australia: Nominada Mejor Película Extranjera. Círculo de Críticos de Londres: Nominada Película Extranjera del año. Círculo de Críticos de Vancouver: Nominada Mejor Película Extranjera.13 Premios Sur (Argentina): Incluyendo Película, Director, Guión, Actor y Actriz. 11 Premios Cóndor de Plata (Argentina): Incluyendo Película, Director y Guión. Premios Británicos Cine Independiente: Nominada Mejor Film Extranjero. Sociedad de Críticos de Phoenix: Nominada Mejor Película Extranjera. Círculo de Escritores Cinematográficos (España): 4 premios, incluyendo Guión Adaptado. Es difícil encontrar una película con este curriculum, resulta un film admirable, sobre todo porque considero que son premios archimerecidos.

Para los que nos gusta el, llamémosle “cine total”, o aproximado, esta película se adecúa perfectamente pues aúna el thriller, el cine negro, el amor, ciertas y bien dosificadas dosis de humor, la presencia de valores como la justicia o la amistad, y también hay un apartado para la vertiente política, social e histórica de la época en que se desarrolla la parte principal de la trama principal, mediando los setenta.

La trama está hilada en una espiral emocionante que siempre nos pide más metraje y que hace que los 126 minutos nos parezcan breves, como que deseamos seguir viendo en pantalla a Ricardo Darín y Soledad Villamil que está preciosa y muy comunicativa, o sea, que no queremos que acabe la película.

Es cine clásico en el mejor sentido, un cine que te atrapa, te envuelve, te sugiere y te emociona. El crimen que se investiga es terrible, algunos de los funcionarios del juzgado son penosos, y el psicópata criminal es de auténtico horror. Y las huellas que llevan hasta él son de risa, pero a la vez dramáticas. Como escribe Boyero: Estamos en el territorio del gran cine, del clasicismo, de un universo tan rico como complejo en el que todo tiene sentido, te envuelve, te sugiere, te implica y te conmueve.

De otro lado, para quien es joven, y sobre todo español y no conoce la época que relata, hago aquí un par de apuntes. Es el momento en que Perón ha muerto tras su regreso a la Argentina allá por el ´73. Entonces queda al mando del Estado la impresentable María Estela Martínez Cartas de Perón, que asumió en junio de 1974 desde su condición de Vicepresidenta. Un el breve tiempo que iría desde 1974 hasta que la Junta Militar la depone en 1976. Pero durante su mandato un siniestro personaje de nombre López Rega ejerció una importante influencia sobre la Presidenta. Él fortaleció la presencia en el gobierno de los sectores de la derecha dura, y organizó una fuerza parapolicial conocida como Alianza Anticomunista Argentina o Triple A que emprendió acciones de hostigamiento secuestros, torturas y asesinatos a destacadas figuras de la izquierda.

Hago esta sucinta precisión histórica pues el asesino de la película, a la sazón en la cárcel, es liberado por esta organización que se nutría de criminales y desalmados para perpetrar sus violentas acciones. Es así como queda libre quien tanto costó descubrir (hay una excelente escena en el film en la que la jueza provoca al violador y asesino que acaba descubriéndose a sí mismo como autor de la felonía), apresar y encarcelar. Y fueron también sicarios de la Triple A quienes mataron al amigo bebedor de Benjamín. Y es esa situación la que hace que Benjamín deba huir, abandonar su puesto en Buenos Aires y dejar atrás a la bella jueza, su amor de siempre. Esta despedida constituye en la estación de tren, otra secuencia de enorme carga dramática y a la vez romántica, cuando ella corre tras el vagón donde se encuentra Benjamín poniendo su mano en la ventanilla sobre la suya mientras el tren se va alejando poco a poco, y ella no cesa de correr. Y subyaciendo, el horror de la historia de una nación, de una persona, de un tiempo perdido.

Creo sinceramente que esta es una película que afecta, que te hace sentir momentos elevados e incluso nudos en la garganta; una obra que sabe combinar tensión, sobriedad, dureza, ternura, armonía, tragedia, violencia, temor, risa, lirismo, y todo en una historia que se extiende a lo largo de veinticinco años, sin que la trama resulte confusa, todo ello fruto de un guión sin fisuras.

El secreto de tus ojos es una película redonda, maravillosa, de las que perduran en la memoria y a las que uno puede recurrir de tanto en cuando porque siempre te aporta algo: interpretación, luz, romance, drama o humor. Campanella y compañía han conseguido con este film aparentar una fluida sencillez en lo que, sin duda, ha sido un trabajo minucioso, una obra de ingeniería artística. Amigo, no te la pierdas.

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Escribe un comentario