Image Image Image Image Image Image Image Image Image

La LEGO película

Por Alejandro Arranz

-Una sátira inteligente, divertidísima e irónicamente bien construida.
-El ritmo es perfecto, un irreverente y delicioso soplo de aire fresco tan imaginativo que saca el niño que todos llevamos dentro y le lleva a vivir el viaje más asombroso; se abre la puerta a una franquicia muy rentable.

Los directores Philip Lord y Chris Miller (Lluvia de Albóndigas, Infiltrados en Clase) junto con Chris McKay “construyen” este “brickfilm” con todo el lujo de un blockbuster pero cambiando la fórmula habitual; a primera vista parece un anuncio muy caro, y lo es, pero también es una película magnífica con profundidad, una sátira sobre la sociedad actual que hace reír y llega al corazón del espectador a través de un excelente guión, un gran reparto de voces, increíbles efectos digitales y toda la magia del universo LEGO.

Todo se ve con aire de nuevo cuando te lo presentan hecho de piezas, pero la verdad es que el planteamiento y la ejecución de la película son bien distintos a lo que esperaríamos de un blockbuster al uso, también de una comedia; puede que el punto clave para comenzar sea el preciosista apartado visual, teniendo en cuenta que el 80% de la cinta ha sido creado a base de efectos digitales se puede decir que se ha hecho un trabajo estupendo (olvidaros del 3D), la creatividad al poder.

lalegopelicula2

La historia no es nada del otro mundo, y aunque ha sido utilizada miles de veces mantiene su efectividad intacta gracias a la habilidad de los directores; el guión ya es otro cantar, tiene una inteligencia fascinante y mucho que decir, convierte el sencillo argumento en una aguda burla hacia la sociedad y el sistema actuales por medio de algunos gags irrepetibles, también cuenta con buenos diálogos, infinidad de homenajes (fílmicos y no) y una narración muy eficaz; el giro final le da una nueva dimensión al conjunto y abre nuevas oportunidades que a pesar de no estar del todo aprovechadas son realmente ingeniosas, todo finaliza con un bonito mensaje que le pone el lazo al asunto; lo peor que se puede decir de ella es que se vuelve algo previsible y trillada en unos cuantos momentos.

La película está muy adaptada para cualquier público, los pequeños vivirán una aventura muy alejada de lo corriente mientras los mayores disfrutaran recordando viejos tiempos a la par que descubren profundidad e inteligencia inesperadas; es digno de elogios conseguir algo que casi nadie es capaz de lograr, que durante todo el metraje el ritmo sea constante y esté perfectamente equilibrado en cuanto a aventura, escenas de acción, gags, etc. Sin embargo hay problemas durante la aventura, si queréis achacarlo a que es una película infantil o a lo que se os ocurra, pero algunas -demasiadas- situaciones han sido usadas en tantas ocasiones que aburren y hacen el visionado previsible (también diálogos) a la vez que eliminan parte de la diversión, también con eso está relacionado que recuerde a infinidad de producciones siendo el ejemplo más claro Matrix, no obstante consigue dejar una firma propia muy difícil de igualar.

Al final las expectativas han sido superadas con creces, un filme que pasa de spot a placer culpable y de ahí a blockbuster trascendente, tanto si empiezas este viaje para ver a Gandalf, a Superman y a tantos otros personajes de Warner unidos por el mundo de LEGO como si lo haces por tus hijos o si eres un nostálgico lo acabarás con una sonrisa y la sensación más placentera; además también habrás visto el mejor anuncio de un producto que se haya hecho en la historia, ¿cómo?, pues a través de una película magnífica, inteligente, divertida y más que apta, obligatoria para todos los públicos, con un mensaje que te llegará al corazón, de lo contrario estás hecho de piezas de LEGO.

PD: Batman es simplemente memorable.

Alejandro Arranz

Escribe un comentario