Image Image Image Image Image Image Image Image Image

La Isla existe, somos nosotros

Por Miguel Ávalos

Has sido elegido, eres especial, muy especial, tu objetivo en la vida es muy especial, deseas ir a la isla.

Año 2019, la tierra ha sufrido una contaminación que ha acabado con la mayor parte de la población y ha dejado en muy mal estado físico y psicológico a quienes han logrado salvarse. Los pocos supervivientes se congregan en unas grandes instalaciones a salvo de dicha contaminación. Allí los profesionales del bunker inculcan educación a estos supervivientes a traves de la amistad, la cooperación, la disciplina y la humildad. Aparte de transmitirles la idea de que son especiales. Por otro lado resulta que hay un lugar demominado La Isla, libre de contaminación y que es la mayor esperanza de la gente superviviente, pues cada cierto tiempo hay un sorteo y quien gane recibirá como compensación su traslado a La Isla.

Sin embargo ¿Es oro todo lo que reluce? A los supervivientes no se les deja cambiar de uniforme, dieta y trabajo. Tampoco se les permite tener una próxima cercanía entre ellos, destacando el hecho de que los hombres y las mujeres duermen en instalaciones separadas. Ni siquiera pueden preguntar o protestar lo más mínimo. Uno de estos supervivientes, Lincoln 6 Eco (Ewan McGregor), empieza a cuestionarse todo eso, además de preguntarse ¿Por que soy especial? Lincoln tiene a menudo un sueño en el que está a bordo de un barco de lujo acompañado por una hermosa mujer, pero al final del sueño acaba ahogándose. También mantiene una amistad con uno de los técnicos del bunker llamado James McCord (Steve Buscemi). Pero su mayor amistad la tiene sin duda con Jordan 2 Delta (Scarlett Johansson), una de las mujeres supervivientes. Dicha amistad aumenta más y más acercándose paulatinamente a cierto nivel. Hasta que un día Lincoln, en una de sus fugas para charlar con James, encuentra una polilla en uno de los conductos de ventilación dándose cuenta de que está libre de toda contaminación. Un descubrimiento que dará lugar a una verdad aterradora.

La Isla es, cuanto menos hasta la fecha, la mejor película de Michael Bay como director, superando de largo a la inmensa mayoría sino a todas. Una verdadera lástima que este director le tenga tan excesivo apego a la adrenalina cinemetográfica, dado que en este caso y por culpa de ello, La Isla perdió en su día la oportunidad de ser un icono de la Ciencia-Ficción moderna. En lugar de eso quedó relegada a un mero entretenimiento, potable, pero mero entretenimiento al fin y al cabo. Su Guión puede ser el perfecto ejemplo de la irregularidad en estado puro, aparte claro está de ser también una muestra de cómo privar a una película de una nota muy alta. Como acabo de decir en este mismo párrafo, una verdadera lástima.

La idea en si está bastante bien y de hecho sus primeros minutos son tan buenos y originales que te da la impresión de ver una película futurista y que todo se va a desarrollar ahí. Eso es justo lo que tendría que haber pasado. Que el personaje de Sean Bean fuese el malo de la trama y que quisiera quedarse la isla para él y ser el nuevo gobernante del mundo, pues diría que es su recompensa justa por su esfuerzo y que los supervivientes pueden sentirse privilegiados por el hecho de estar vivos. Sostendría la excusa de que viven gracias a él. Creo sinceramente que este argumento habría hecho que La Isla tuviese una nota más alta. No obstante la primera parte de esta película se puede admirar. Sus golpes cómicos la hacen mejor en sus momentos buenos y la sujetan en sus momentos malos. Por no hablar de ese gran duo formado por Ewan McGregor y Scarlett Johansson que interpretan a dos seres que tan solo desean lo mismo que cualquier otro, vivir. Destacando las escenas en las que aumenta la atracción entre la pareja, dándose por fin cuenta de que, no hace falta una isla literal para obtener un paraiso. Un duo que se compenetra a las mil maravillas sobresaliendo en las partes interesantes del film y sosteniéndolo en las partes malas para evitar que caiga en ridículo.

laisla2

Y es que la parte en la que se descubre el pastel y sobreviene la acción, constituye un descenso de calidad para la película que, de no ser por el duo protagonista, habría podido ser letal. No encaja dentro de una película con semejante argumento y un ritmo que hasta ese momento viajaba con entereza, tanto tiroteo, destrozo, explosiones y víctimas. Tampoco se explica el que Sean Bean abandone su rol de refinado y experto científico y se transforme en Alec Trevelyan de GoldeEye en la escena final. Afortunadamente quedan algunas escenas de, llamémosle “Los Ewan McGregor” y Scarlett Johansson pertenecientes a mitad de película que suavizan un poco la intrusa adrenalina, pero que no logran evitar que el ritmo pase de adecuado a irregular.

A todo esto hay que añadirle la trama en si, vista en anteriores películas a esta y que aunque se presenta en un entorno curioso y hasta original en algunos aspectos, resulta una repetición que para esta película se puede calificar de cansina. Como es el hecho del típico malo que se cree un alma de la caridad capaz de curar toda clase de enfermedades, pero que en relidad juega a ser dios. En este caso clonando a seres que son copias de gente famosa y adinerada del mundo exterior con graves enfermedades y lesiones. Gente rica que necesita trasplantes de toda clase con urgencia. El Dr Merrik (Sean Bean) viendo la opción de salvar vidas y quedar como un héroe, se salta todos los dictados científicos y fabrica los Agnates. En un principio seres en estado vegetativo, pero al no dar esto el resultado deseado, pasan a ser seres idénticos al hombre y a la mujer. Seres capaces de vivir, pensar, amar, trabajar etc, y cualquier buena intención se desvanece, pasando a ser algo que quebranta toda norma.

En resumen un argumento más que hace honor a la frase “El bien que se pretende hacer, se puede convertir en un mal si no se tiene cuidado sobre los pasos que se dan” Un tema central nada malo, pero repetitivo y para esta película incluso inadecuado. El resultado es un film que siempre será visible, entretenido y con un duo protagonista que debería coincidir en más películas, pero que al mismo tiempo se quedó por el camino de algo mucho más grande. También hay que destacar a los Sean Bean, Steve Buscemi y a Dijimon Hounsou, este último en el papel de un militar miembro de la Black Hawk con la oportunidad de demostrar que, el hecho de ser militar, no significa que no puedas saber que misiones son denhonrosas. Un hombre acostumbrado a tratar con individuos como Merrik.

A pesar de que La Isla tiene un concepto en parte original, es inevitable darse cuenta de que bebe de bastantes películas de la Ciencia-Ficción pertenecientes a distintas décadas. Muy probablemente las tres ganadoras sean las siguientes:

1. La Fuga de Logan (1976) Lincoln 6 Eco y Jordan 2 Delta son iguales que los personajes protagonistas de este clásico. Al descubrir que algo no cuadra, que no habitan en el entorno adecuado, se revelan. Nadie debe ser esclavo de nadie.

2. Blade Runner (1982) Lincoln de alguna manera es como Roy Batty (Rutger Hauer), se hace preguntas. Cuando averigua quien es realmente se puede decir que se pregunta lo mismo que Roy ¿De donde vengo? ¿A donde voy? ¿Cuanto tiempo me queda? Lo mismo vale para Jordan

3. Desafio Total (1990) En este clásico noventero de la Ciencia-Ficción, nos encontramos con un hombre que siente que algo no cuadra en su vida y se le revela que no es alguien cualquiera, además de tener la opción de recordar por completo su identidad original. Lincoln quizás sea un agnate, pero procede de un ser humano con recuerdos propios y debido a ello empieza a tener esos recuerdos, estando la posibilidad de recordar con más claridad. Otra cuestión son los agnates, equivalentes a los mutantes de Marte, ambos son como esclavos controlados por un solo sujeto y acaban revelándose.

CONCLUSIÓN

La Isla es una película a la que hay que admirar por sus virtudes, pero al mismo tiempo hay que compadecer por sus defectos. Tuvo la oportunidad de convertirse en un icono de la Ciencia-Ficción, pero acabó quedándose en una película para pasar el rato. Todo por culpa de unas escenas de acción que la embrutecen de manera innecesaria. Es como tratar de adornar una vidriera de colores atizándola con un martillo. Lo que consigues es romper una obra de arte. La Isla podría haber obtenido el billete rumbo a ello, a obra de arte audiovisual. Lamentablemente fue dirigida por el director equivocado. Afortunadamente siempre le quedarán sus virtudes que no son pocas. Un principio sobresaliente, unos ganchos cómicos que la refuerzan y un duo magistral formado por un Ewan McGregor y una Scarlett Johansson que esperemos que vuelvan a trabajar en una misma película próximamente. Responsables de que el film sea bueno cuando le toca y que no caiga al pozo en los momentos más críticos.

En definitiva quienes hacen que La Isla, pese a no ser un paraiso, pueda ser habitable.

PROS

*Sobresaliente comienzo
*Los ganchos cómicos
*El duo Ewan McGregor/Scarlett Johansson. Magnífica compenetración

CONTRAS

*Tanta acción, destrucción y explosiones cortan el rollo
*La escena final de Sean Bean, más un sinsentido que otra cosa
*La dirección. Se apostó por quien no se debía

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Comentarios

  1. Javier Fernández López

    En total desacuerdo con la crítica Miguel. En primer lugar, porque dando el enfoque que has dado hacia ‘La isla’, y al mismo tiempo diciendo que es la mejor película de Michael Bay, creo que se nota un cierto desprecio hacia su cine. Como todo cine de autor, cada director tiene un estilo. Cuando ves una película de Michael Bay, sabes que es una película de Michael Bay, porque sabes lo que te va a ofrecer y cómo te lo va a dar. ‘La isla’, además, no es simplemente una buena película o una cinta interesante. Te lo dice alguien que ha hecho el trabajo final de la carrera de Filosofía sobre la Clonación, y en donde esta misma película ha sido objeto de estudio por parte de varias revistas filosóficas y de varios autores importantes. La repercusión de esta cinta es real en tanto que su primera parte crea un debate interno en el espectador, un debate entre la ética y la bioética. Y lo bueno es que, siendo una película con una primera parte así, Bay no se olvida de que esto es un producto de entretenimiento, por lo que ofrece grandes dosis de acción. La escena de la autopista es una absoluta genialidad por su frenetismo. Y la banda sonora de la cinta merece también su reconocimiento.
    Al respecto sobre lo de que es la mejor cinta de Michael Bay, a pesas de todo lo dicho, ni mucho menos es la mejor película estando ‘La Roca’, posiblemente la cinta con uno de los mejores villanos de la historia del cine, con un Ed Harris imponente, magnífico, y con toda una serie de guiós al cine del agente 007.
    Creo, Miguel, que esta crítica es desacertada. No obstante, imagino que tú no estarás de acuerdo conmigo. Pero creo que has ignorado ciertos factores de la película y quién la ha dirigido. Porque de Bay se puede criticar el argumento o la forma en que lleva la narrativa de una cinta, o el desarrollo de sus personajes, pero lo que no se puede criticar es la acción, porque es su seña. Hasta Christopher Nolan afirmó en una entrevista ser seguidor del cine de Bay.

  2. Miguel Ávalos

    Saludos Javier, gracias por tu comentario. Aporta un punto de vista diferente al mío, pero es un comentario interesante, ya lo creo.

    En cuanto a Michael Bay, pues la verdad es que ciertamente tenemos opiniones muy distintas de él.
    A mi La Roca me decepcionó bastante, casi la encontre una película hecha con alfileres y que trataba de justificarse. Ed Harris es un maestro de la interpretación ante la cámara, se come la pantalla, pero ni siquiera él logra que La Roca me convenza en su conjunto. Me parece una película bastante fallida la verdad.

    En referencia a lo que dices de la clonación, si que es cierto que hay debates interminables de ello y mensajes subliminales en diferentes films, no obstante ya hable de ello en alguna crítica anterior y creo que exponer de nuevo el tema hubiese sido repetirme. Aunque en el futuro si hay una buena peli que trate de ello, pues quizás no me importe. La clonación es un tema que genera controversia y diferentes puntos de vista.

    En cuanto a lo de Chris Nolan, pues la verdad me sorprende.
    A mi modo de ver Nolan tiene un estilo de dirigir y llevar la acción que me atrae bastante más que el de Bay. Vamos que le considero un director de otro nivel. Ahora bien, supongo que para gustos colores y si Nolan se ha declarado seguidor suyo pues ahí queda eso.

    En definitiva Michael Bay no me llama demasiado por su estilo y creo que La Isla, sin ser mala película, pudo haber sido resuelta de otra manera. Lo que no es motivo para negarle sus virtudes, que las tiene.
    La Acción es un género con su importancia, pero creo que hay maneras y maneras de llevarla a cabo y con la de este director no me identifico.

    ¡Muchas gracias por comentar Javier! Leer puntos de vista opuestos a los de uno también es muy interesante, como es en este caso el tuyo, que lo has defendido muy bien

    ¡Un saludo para ti!

Escribe un comentario