Image Image Image Image Image Image Image Image Image

La Hermandad

Por Jon San José Beitia

Ópera prima, como director, de Julio Martí Zahonero, que también firma el guion, ofreciendo una producción española que sigue las tendencias recientes del cine nacional, con un relato de suspense y terror protagonizado por un intérprete televisivo de renombre, siendo, en este caso, la protagonista absoluta, Lydia Bosch, encarnando a una mujer que tras sufrir un accidente de coche es cuidada por los monjes de un monasterio en el que comienzan a suceder extrañas cosas.

El argumento de la película logra despertar el interés del espectador progresivamente, con los extraños sucesos que se producen durante la estancia de la protagonista en el monasterio, donde las estrictas normas de los monjes potencian la sensación de un ambiente enrarecido, donde se ocultan grandes incógnitas que la protagonista intentará desvelar, emprendiendo una investigación minuciosa que le llevará a pasearse por los lugares más recónditos del monasterio.

lahermandad2

La película cuenta con un cuidado de la imagen y de la ambientación digno de mención, ya que los primeros trabajos de muchos cineastas, suelen contar con un pobre tratamiento de la imagen y de los decorados, algo que aquí no ocurre, gracias a una gran labor de iluminación y a que dentro de las limitaciones del presupuesto logran ofrecer un trabajo serio y convincente. El director logra manejar los elementos habituales del cine de terror, jugando con la iluminación y la ambientación, haciendo que los rincones más inhóspitos del monasterio se conviertan en auténticos protagonistas donde se intuye que algo extraño está ocurriendo. Hace uso del elemento sobrenatural, recordando a producciones recientes del cine español, y emplea los tradicionales trucajes con los sustos fáciles potenciados por el aumento de volumen de la música, logrando ofrecer momentos de tensión y suspense bien construidos. Presenta a los numerosos monjes del monasterio paulatinamente, dejando al espectador que se familiarice con ellos, al mismo tiempo que lo hace la protagonista. Los intérpretes secundarios seleccionados para dar vida a los diferentes monjes resultan de lo más acertados, presentando rasgos físicos característicos que los diferencian con facilidad; su presencia y apariciones, a lo largo del relato, logran resultar inquietantes e incómodos desde la paz y cordialidad que intentan trasmitir. Lo único que no funciona bien y donde la película más se resiente, es en la aportación interpretativa de la actriz protagonista, Lydia Bosch, que no demuestra capacidad para transmitir verdaderas emociones, haciendo que en muchos momentos resulte ridícula e incluso molesta. Mención especial para las innumerables escenas en las que se pasea corriendo y gritando como una histérica.  Puede que el director o los encargados de seleccionar el reparto pensaron y se acordaron de los buenos resultados que ofreció Belén Rueda en Mar Adentro, El cuerpo y Los ojos de Julia, intentando emular ese éxito con otra figura televisiva de renombre como Lydia Bosch, pero, en este caso, se convierte en un despropósito.

El argumento se sigue con interés gracias a las investigaciones que realiza la protagonista por los rincones del monasterio, que siempre vienen acompañados por algún momento de tensión y suspense en los que el director logra hacer patente el ambiente extraño en el que se encuentra la protagonista. Quizás peque de caer en la reiteración de situaciones y conversaciones donde los monjes constantemente intentan hacer más agradable y amena la estancia de la protagonista, haciendo que ésta se encuentre más incómoda progresivamente.

El desenlace no llega a resultar excesivamente sorprendente, aunque lo intenta, pero más allá de la existencia de la sorpresa final o no, me quedo con la capacidad de crear un ambiente incómodo y enrarecido, logrando ofrecer un relato que se sigue con interés en todo momento y que no defraudará a los amantes del género.

Jon San José Beitia

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Escribe un comentario