Image Image Image Image Image Image Image Image Image

La herida

Por Manuel G. Mata

Debut en el largometraje del montador Fernando Franco, que nos conquista con una historia en la que la negatividad y la autodestrucción fluyen en cada fotograma, como a mí me gusta. En la cinta, protagonizada por la premiadísima Marián Álvarez, conocemos a Ana, una asistente de ambulancia que sufre trastorno límite de personalidad, y encuentra en el dolor físico y psicológico su particular válvula de escape, su método para evadirse del mundo y para estar en paz consigo misma, o al menos eso es lo que nos parece transmitir.

La herida es una película dura, es una película que rebosa una actitud poco positiva pero que consigue transmitir a la perfección los sentimientos del personaje de Ana, capaz de traspasar la pantalla y golpearnos en nuestro interior, ya que quitando el lado destructivo del personaje protagonista, otros sentimientos tan universales como el dolor, la angustia, la necesidad de encontrar una explicación o una respuesta o la sensación que todo es una mierda se reflejan en el trama de una manera muy real, y rápidamente podemos reconocer e identificar los demonios y los monstruos de Ana. Bien es cierto que al ser dura también es difícil de digerir, y en algunos momentos se hace pesada, pues pese a contar con un gran guion, un buen montaje, un fotografía fría pero muy estilosa y una estructura bien definida, flaquea con el ritmo, que por otra parte nos mantiene en tensión y en vilo con algunas escenas (la del bar me ha parecido soberbia, y la mirada de Ana en ese momento lo dice todo)

En el lado interpretativo, destacar por encima de un sólido reparto masculino encabezado por el a veces convincente Manolo Solo y el eficaz Luis Callejo (Me parece uno de los mejores actores españoles) la sorprendente Marián Álvarez, que conquista al personaje, lo hace suyo y nos lo muestra con una frialdad y una profesionalidad digna de elogio. Franco consigue dirigir a los actores por un buen sendero, y hacernos creer en ellos.

laherida2

Creo que narrativamente la película consigue su objetivo principal al dejarte en la misma situación que la protagonista, plasma muy bien la incertidumbre que durante todo el metraje ha sufrido Ana, a veces tan distante y otras tan ajena al mundo que le rodea.

Advierto nuevamente que La herida está hecha de otra pasta, y quizás no todo el mundo sepa ver en ella lo que el director parece mostrar, y tal vez se os haga especialmente rara o difícil, sobre todo con algunas secuencias de autoflagelación que no terminan de llegarnos o que quizás, por no haberlas vivido personalmente (al menos yo nunca hice nada parecido a lo que hace el personaje interpretado por la actriz madrileña) no me han llenado, quizás por  verlas desde una perspectiva distinta.

Muy prometedor debut y un relanzamiento de una actriz que debería tener más oportunidades para mostrarnos su talento.

Comentarios

  1. Enrique Fernández Lópiz

    Vaya, tu crítica empuja mi interés por este film. A ver si puedo verlo. Saludos

Escribe un comentario