Image Image Image Image Image Image Image Image Image

La cosa pinta negra

Por Javier Fernández López

Si el personaje de Ben Grimm, la Cosa, lo hubiese hecho un actor de raza negra, el título que acompaña al artículo sería absolutamente magistral a la par que irónico. Una lástima que Michael B. Jordan hiciese de Antorcha Humana, aunque tampoco es que haya puesto muy difícil los chistes. No se equivoquen, no soy ni puritano ni racista, simplemente me parece divertido cómo un estudio como la Fox se ha permitido el lujo de dejar que la polémica rodease a una superproducción como Cuatro Fantásticos. Ya no sólo por esa primera gran polémica que ha generado toda una ola de debates tan insustanciales como pertinentes para proyectos futuros, sino por el mero hecho en sí de hacer una película con el simple propósito de mantener una licencia que ni siquiera se sabe aún si puede llegar a ser rentable en los próximos años. Pero en este juego cinematográfico de licencias todo vale, lo que sea con tal de seguir comiendo del pastel. Pero como espectador, qué mínimo que esperar algo decente por el mero hecho de ser un estudio con recursos, aunque después de visionar la película da la sensación de que la Fox lo está dejando todo en las películas de X-Men y el “regreso” de Deadpool. Quizá también se estén guardando todo el arsenal para las próximas entregas de Avatar.

loscuatrofantasticos2

Hay un número clave en la película, que no es el 4 precisamente, sino el 50, porque 50 son los minutos que tardan nuestros protagonistas en convertirse en algo que pretende ser fantástico, pero no les en absoluto. Pero más indignante es ver que la película no llega ni a los 100 minutos de metraje, por lo que una regla fundamental en una cinta de este género, que es mantener un ritmo dinámico hacia el espectador, es ignorada. Josh Trank nos escupe un producto que no esconde su más que evidente intención de ser ambiciosa. Quiere llegar de alguna forma a alguna parte, pero se queda en otra dimensión, en una donde la incoherencia y el sinsentido van de la mano para crear una historia que no tiene historia, porque es una cinta de superhéroes que pretende ser sobre superhéroes pero que no es nada porque en realidad no hay ningún héroe. Todo el ingenio de Trank visto en Chronicle se desvanece con la nueva imagen de este grupo de científicos jóvenes que no engañan a nadie, porque el público no puede llegar a creerse que una gran empresa a nivel mundial necesite la ayuda de unos chavales, en el sentido más estricto del término. Hay quien dice que la Fox ha dinamitado la producción de la película, y sí, me lo creo, pero también me entiendo a los directivos de la compañía, que seguramente vieron el material y pensaron que esto no iba a funcionar. Y claro, nos encontramos ante ese recorte de metraje, un truco de magia en post-producción donde han intentado construir “algo” con el material de Trank. El problema es pensar que el concepto de Los 4 fantásticos puede llegar a ser algo grande, cuando no lo es en absoluto. Aquí sí se echa en falta la mano de Marvel para llevar los personajes a un terreno más acorde a su concepto y naturaleza.

¿Aspectos positivos? Habría que rebuscar mucho para encontrar una pizca de fantasía en este relato. Ni el diseño del villano, así como su presentación, convencen. La batalla final es un chiste de mal gusto, con una escena que sí, quedará para la posteridad. En los años venideros recordaremos como Mr. Fantástico es cogido por el cuello por el Doctor Muerte con la intención de hacerle daño. Por si alguien no lo entiende: es imposible hacerle daño de esa forma a un hombre cuyo superpoder es ser elástico.

¿Conclusión? Que Kate Mara no necesita estar en esta película, porque está por encima de esto, así como Michael B. Jordan, que debería olvidar su amistad con el director. Al final la película de 2005 dirigida por Tim Story no va a ser tan mala como creíamos viendo estas cosas. ¿Lo peor del año? Juzguen ustedes mismos, pero no es una gran película ni una buena película. Ni siquiera llega a ser un amago de una buena película. Simplemente es algo que dentro de unos meses sólo servirá como chiste para los cinéfilos.

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Comentarios

  1. Miguel Ávalos

    No he visto la película, pero tal como la han puesto en 11 de 10 webs tiene toda la pinta de que Tim Story se puede estar partiendo el culo.
    9 de 10 críticos de todo el mundo la califican, o bien de malísima película o directamente de aberración. Los más benevolentes apuntan a que no esta “Tan tan mal”
    Lo que no acabo de entender, y tampoco se cuanta gente que trabaja en la crítica ha destacado este aspecto que describo a continuación, es cómo es posible que una productora que esta haciendo las cosas genial sino lo siguiente con la nueva Saga de X-Men, la pifie tanto con otra Saga como es Fantastic Four

    En mi opinión, dejándome guiar por las incontables críticas tan horribles que Fantastic Four 2015 ha recibido, FOX HA DEJADO PASAR UNA GRAN OPORTUNIDAD DE DEMOSTRAR QUE DISNEY NO TIENE PORQUE ADQUIRIR TODAS LAS LICENCIAS MARVELIANAS Y LA HA DEJADO PASAR DE UNA MANERA CATASTRÓFICA

    Al final, tanto el tiempo como las circunstancias dadas van a hacer que todo el mundo nos volvamos ProDisney
    Ahí queda eso.

    Un saludo Javier!!

Escribe un comentario