Image Image Image Image Image Image Image Image Image

La batalla de los dioses

Por Jon San José Beitia

Después de la finalización de la serie manga creada por Akira Toriyama, Dragon Ball, muchos de sus seguidores clamaban por más episodios y producciones de la misma, saliendo a la luz la serie Dragon Ball GT y ahora, Toriyama, le ha dado el visto bueno a una nueva aventura del amigo Son Goku en forma de película, para añadir a la larga lista.

Después del paso de mucho tiempo, el gancho de la serie y sus personajes ha arrasado con esta nueva aventura titulada, La batalla de los dioses, donde Goku y sus amigos tienen que volver a hacer frente a nuevos y poderosos rivales.

El argumento coloca a Son Goku, de nuevo, en la tesitura de salvar el planeta tierra de unos poderosos enemigos. La película no ofrece nada nuevo, sigue y respeta el esquema de la serie y emplea los elementos habituales: acción, aventuras y muchos combates. Después de tantos años sin poder disfrutar de las aventuras de Son Goku y amigos, se agradece poder verles de nuevo y se disfruta, a pesar de que se tome muchas licencias en el desarrollo de la trama, pero es un mal menor que se puede perdonar.

labatalladelosdioses2

Cuenta con unos gráficos cuidados y los responsables de la película emplean novedosas tecnologías en los combates, con imágenes en 3D que tratan de dar realismo a la acción, pero pierde el aspecto de los gráficos clásicos. La trama no sorprende y sigue el esquema tradicional de las aventuras de Goku, con su habitual afán por el combate y por salvar la tierra, ofreciendo a los seguidores de la serie lo que esperan de ella. Con guiños a la serie original, con la presencia de personajes carismáticos y míticos como Krilin, Yamcha, Ulong, el maestro tortuga, Bulma y otros muchos más, recordando que el poder de la serie está en la variedad de personajes y aventuras que han vivido los protagonistas. La sensación de peligro para la tierra y para el propio Goku, no se hace palpable en ningún momento, los responsables de la película optan por un tono desenfadado y ofrecen una versión edulcorada de lo que un día llego a ser Dragon Ball. La película y los diálogos siguen teniendo ese toque de humor característico de la serie, pero se echa de menos sentir que el enemigo es verdaderamente peligroso. Es necesario que el nuevo oponente sea verdaderamente poderoso, puesto que dentro del clan de los amigos de Goku, se encuentran luchadores expertos y de un nivel de poder muy elevado, lo que hace que pierda emoción.

Se ve con nostalgia y se disfruta recordando viejas batallas de Goku y contemplando como la familia ha ido creciendo hasta lo que son hoy día. La película no es perfecta, se toma muchas licencias que para muchos serian blasfemia, pero sigue teniendo el espíritu de la serie original, deja con ganas de volver a ver más.

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Escribe un comentario