Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Jurassic World abre sus puertas, impresiones y expectativas

Por Javier Fernández López

Ya ha salido, por fin está aquí el primer avance de Jurassic World, la película dirigida por Colin Trevorrow que llegará a los cines en junio de 2015. Como se anuncia en él, el parque por fin abre sus puertas para el público, convirtiéndose en un fenómeno de masas para el público, el destino preferido para las vacaciones. Todos quieren ver a unas criaturas majestuosas y antiguas, devueltas al mundo gracias al poder de la ingeniería genética.

Si algo se puede decir sobre este avance de dos minutos, es que no dejará indiferente a muchos. Lo primero a destacar es que vuelve el carácter merchandising que tenía la primera película dirigida por Steven Spielberg. Todo es muy colorido y nuevo, pero mantiene la esencia de la original en cuento a ambientación, si bien es todo más moderno. Ahora bien, de por sí la primera escena choca, pues estamos ante una secuela de las primeras películas, y si algo quedó claro en aquellas entregas de la franquicia es que los dinosaurios resultaban una amenaza para el hombre cuando estos estaban juntos. “La vida se abre camino”, se decía sabiamente. Bien es cierto que Jurassic World es a su vez un reinicio, pero no deja de lado el argumento de las anteriores. Y nos presentan a una madre que envía a su hijo al parque con total tranquilidad, cuando los sucesos anteriores no aseguraban que el parque fuese seguro. Seguramente el contexto nos situará unos cuantos años después de la apertura del parque, se ha convertido en un auténtico éxito y ha vuelto la “dinofiebre” al mundo, habiendo olvidado las masacres de las islas Nublar y Sorna, además del accidente en San Francisco con el Tiranosaurio-Rex.

Así pues, nos presentarán un parque con la mayor seguridad posible, totalmente controlado y con la mejor tecnología del mundo. Y siempre hay hueco para las referencias cinematográficas a otras películas, como ese tiburón alimentando a un depredador gigante marino, clara referencia a Tiburón de Steven Spielberg.

Seguimos viendo el vídeo y observamos un parque con todos los medios posibles para que sus visitantes disfruten y vean a las criaturas de cerca, con cápsulas esféricas que pueden moverse por el hábitat de los animales. Pero como era de esperar, vienen los problemas…

jurasicworld2

¿Quién podía ser el villano de este regreso de la franquicia? Nuevamente, la ambición del ser humano. Y esta vez esa ambición lo lleva a crear un dinosaurio nuevo. La magia de la genética los lleva a crear un híbrido, algo que nunca se había visto. Se trata de un dinosaurio inteligente, como nos sugieren en el avance. No nos han enseñado la forma del mismo, seguramente lo guardarán para el final. Lo cual genera ciertas dudas, y siendo el Tiranosaurio-Rex uno de los elementos más icónicos de la franquicia, es de esperar que quizá esta nueva criatura se pasee por el parque y en un momento dado tenga un enfrentamiento contra un Rex.

Pero sin duda la escena más chocante de la película es la escena final del avance. Durante años se fue rumoreando que se iba a cambiar el concepto del velociraptor, el gran villano de la franquicia por su gran carisma a la hora de hacer frente a los protagonistas. Sin embargo, esta vez nos presentan a unos velociraptores de carreras, pues salen de unas trampillas como si de una carrera de caballos se tratase, pero lo más impresionante es que forman equipo con el protagonista de la película Chris Pratt (Guardianes de la Galaxia). Al principio podría pensarse que ha habido un error de seguridad y los velociraptores han aprovechado para escaparse y perseguir a nuestro héroe, que va en una motocicleta. Pero segundos después vemos cómo estos corren a su lado sin ninguna intención de hacerle daño. Es más, uno lo adelante sin intención alguna de morderle. Así pues, estamos ante un concepto totalmente distinto.

¿Impresiones? Extraño, todo suena muy extraño en esta superproducción que se estrenará el próximo año. Recupera ese enfoque que tenía la original, es un producto para todos los públicos, aunque siempre con sus escenas medianamente violentas. Tenemos a un niño, Ty Simpkins, como otro de los principales protagonistas de la cinta, el cual no parece ser el típico niño repelente, como sí lo fue precisamente en Iron Man 3. Bryce Dallas Howard será la científica de la película. ¿Expectativas? Todo parece correcto, pero lo cierto es que se juegan con ideas muy arriesgadas. Por lo menos, y por lo que parece, se ha desechado esa loca idea de dinosaurios con armas (crucemos los dedos). Pero tenemos a un dinosaurio inteligente con nosotros. Si bien ya se jugó con esa idea en las primeras películas, precisamente con los velociraptores, esta vez estaremos ante algo superior.

En conclusión, seguiremos esperando información de la película, aunque todo hace suponer que no mostrarán la criatura enemiga de Jurassic World, quizá como se hizo en la fallida Super 8. De momento, y esto sí que es verdad, Jurassic World deja mejores sensaciones que aquella Jurassic Park III. ¿Qué se espera? Como mínimo, un producto entretenido, que despierte el interés por temas genéticos y que tenga un argumento sólido, y esto último es de lo que se tienen más dudas.

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Escribe un comentario