Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Jungla de cristal 1

Por Miguel Ávalos

Cuando robas 600 Dólares puedes desaparecer, cuando robas 600 millones te encontrarán, a no ser que crean que has muerto
Alan Rickman en el papel de Hans Gruber.

En el año 1988 el género de la Acción registró un antes y un después en su historia al ver nacer a una película que se ha convertido, tanto en Cine de Culto dentro de dicha parcela como en todo un manual de instrucciones para quienes deseen hacer películas de acción en la actualidad con el objetivo de que no pasen desapercibidas.

Jungla de Cristal es un excelente aperitivo para quienes quieran acomodarse en su sofá y disfrutar de pura adrenalina. Ya no solo porque sus escenas de acción, mamporros y tiroteos no te dejan indiferente sino por tener un punto tan a favor como el hecho de que todo transcurre en un mismo lugar. En este caso un imponente rascacielos situado en Los Ángeles y dicho sea de paso todavía sin terminar. Gracias a esto el ambiente de tensión se dispara todavía más, por esa sensación que invade al protagonista de la trama y también al espectador de enclaustramiento. Al mismo tiempo puede venir y de hecho al protagonista le llega de alguna manera, esa frase tan irónica que surge en situaciones así “Tan cerca y a la vez tan lejos” en lo que se refiere a la solución del conflicto. Pensar que pisos más abajo está la salida, pero también los adversarios. La ironía no deja de estar presente en Jungla de Cristal.

Hablemos del guión y el ritmo de este film porque creo que merece la pena. Empecemos por el hecho de que el texto está en su sitio, bien estructurado. No faltan los gags cómicos y a cada personaje se le dan frases perfectamente adaptadas a la personalidad de los mismos, lo cual ayuda a entenderlos perfectamente. Protagonista cabezota, caprichoso y sensato, villano intrigante, secuaces directos y de pocas palabras, la chica de la película clara y sin morderse la lengua ante nadie, el jefe de la empresa dando ejemplo y el empleado pijo de turno quedando como lo que es, un imbécil rematado. Los dos policías también se reparten la sensatez y la tontería. Caso aparte los agentes del FBI ¿Y el ritmo? Pues como corresponde a una buena película de acción, es decir sin prisa pero sin pausa y una duración muy adecuada, lo suficientemente efectiva como para dejar todos los cabos atados y no aburrir ni por un segundo a quien vea la película.

Párrafo aparte merece la Banda Sonora, a cargo de Michael Kamen. Sinceramente creo que no se podía haber escogido mejor Música para la película. Vaya si contribuye a los momentos más duros y tensos. A estas alturas también se la podría llamar Banda Sonora de culto. Sencillamente genial.

A todo lo anterior se une otra pieza sagrada como es el argumento de Jungla de Cristal 1.

jungladecristal_2

John McClane (Bruce Willis) un Policía de Nueva York con problemas matrimoniales se traslada a Los Ángeles para tratar de reconciliarse con su esposa Holly (Bonnie Bedelia) quien debido a su empleo en la empresa japonesa Nakatomi tuvo que irse a vivir a dicha ciudad. Tras su llegada al Aeropuerto, John se dirige al edificio Nakatomi Plaza y se reencuentra con Holly en plena celebración navideña de la empresa, firmando uno de los reencuentros más breves que se hayan visto ¿La causa? Un grupo de terroristas cuyo líder es Hans Gruber (Alan Rickman), irrumpe en el edificio con el objetivo de llevarse un botín de récord, más de 600 millones de dólares. McClane se ve atrapado en la cruzada más grande de su vida sin aliado, sin calzado, a sabiendas de que hay una treintena de rehenes y que entre ellos está su esposa. John está en el sitio más inoportuno y en el momento más inoportuno.

No hay ninguna interpretación que desentone, todas están en su sitio y son la mar de compatibles para ofrecernos un producto a la altura. Bruce Willis está genial como ese policía terco y al mismo tiempo sensato que sabe cuando ha cometido un error y cuando se debe ser cauto. Dicho sea de paso también, tal como dice su esposa, solo él consigue hacer cabrear a alguien de forma desaforada. Alan Rickman resulta un villano imponente, frío y calculador, uno de los más carismáticos sin duda vistos en películas de este género. Su personaje es un genio porque él lo hace genio. Bonnie Bedelia resulta muy efectiva como la Señora McClane, no se arruga ante nadie y aunque no lo parezca a simple vista, se nota que tiene muchas cosas en común con su marido. Después tenemos al archiconocido Actor de Televisión Reginald VelJohnson como el Sargento Al Powell, un buen ejemplo de Policía recto y honrado. Los tres Actores siguientes también cumplen muy bien con su cometido y sus personajes son ejemplos claros de que un alto puesto laboral y ser bobo con ganas es compatible, hablamos de Paul Glesaon, William Atherton y Hart Bochner.El primero un importante Sub Comisario de la Policía, el segundo el mejor reportero del canal donde trabaja, el tercero brazo diestro de la empresa Nakatomi en Los Ángeles. Los tres igual de tontos. Por último destacar a De´voreaux White como el cachondo conductor de limusinas Argyle y a Robert Davi como el basto Agente Johnson del FBI. El resto del reparto también cumple y contribuye.

CONCLUSIÓN

Jungla de Cristal 1 se convirtió desde hace mucho tiempo en un clásico y culto de la acción pura y dura. Quizás sea más disfrutable para aquellas personas que tengan acercamiento hacia esta clase de cintas, para quienes quieran entretenimiento a base de emociones fuertes, pero no cabe duda de que es un producto disfrutable al 100% gracias a lo bien construida que está y a su director de orquesta, John McTiernan, especialista en películas de acción como Director. Sin mencionar que Jungla de Cristal puede representar perfectamente todo un libro de aprendizaje para quienes quieran realizar una película del género de la acción, que deje huella en la espectadora y el espectador. Así pues y tanto por un lado como por otro, nos encontramos con una película de muy alta efectividad.

Yippi Ka Yei, hijo de puta

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Comentarios

  1. Enrique Fdez. Lópiz

    Perfecta crítica, bien escrita -me gusta la gente que como tú escribe bien-, perspicaz, y me agrada que subrayes el asunto de la ironía y la clautrofobia, tan presentes en el film. Creo que coincidimos en los trazos generales sobre la consideración de la peli tú y yo, amigo Ávalos. Felicitaciones!! Saludazos

  2. Miguel Ávalos

    Muchas gracias por tu comentario gran Enrique!
    Si, la claustrofobia y la ironía son elementos importantes en el film.
    Se echa de menos películas tan carismáticas de la Acción como esta, a ver si alguien rompe el mal récord

    Gracias de nuevo y un abrazo crack!

Escribe un comentario