Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Invencible (Unbroken)

Por Alejandro Arranz

-Una historia increíble contada con ampulosidad y sorpresiva habilidad narrativa de su directora Angelina Jolie. Un eficaz entretenimiento de fórmula testada.
-A pesar de todas las aventuras impresionantes que vive Zamperini la película casi nunca llega a emocionar, quizás porque está demasiado ensimismada en su propia grandiosidad para resultar sincera.

Ya habíamos visto la faceta como directora de Angelina Jolie en 2011, cuando estrenaba el drama bélico En tierra de sangre y miel, su potencial se hacía evidente pero todavía fallaba en demasiadas cosas y estaba claro que lo de guionizar no era lo suyo. Ahora el día de navidad nos trae su nueva película, un drama biográfico que cuenta las sobrecogedoras hazañas reales de Louis Zamperini, con un guión co-escrito nada menos que por los hermanos Coen. No son esos los únicos puntos atractivos de la cinta a priori, en primer lugar el tercer y último guionista con el que comparten méritos los Coen es Richard LaGravenese, nominado al Oscar por su guión de El Rey Pescador de Terry Gilliam. También tenemos al 13 veces nominado al Oscar y habitual director de fotografía de Sam Mendes y los propios Coen, Roger Deakins, y al famoso compositor parisiono seis veces nominado al Oscar, Alexandre Desplat. Por último el brillante reparto que se ha agenciado Jolie, encabezado por una de las sorpresas de la temporada, Jack O´Donnell y continuado por una larga lista de nombres de gran interés, como pueden ser: Domhnall Gleeson, Garrett Hedlund, Jai Courtney, Takamasa Ishihara o Alex Russell -entre otros-. No hay duda de que Jolie no ha reparado en gastos a la hora de realizar su película y sin duda es una de esas películas que huelen a Oscar a kilómetros, aunque en este caso no siempre es para bien.

invencible2

La película de Jolie es una de las grandes decepciones del año, no para un servidor que hace ya un par de años que sabe cuando lo que reluce no es oro, pero seguramente para muchas otras personas sí. Viendo el trailer parecía que en este caso aunque todo pintaba a peliculón acabaría siendo una de esas películas de superación, llenas de épica y patriotismo, con algún momento clinex y enmarcada en un periodo histórico relevante, todo para llevarse a casa un par de estatuillas; y finalmente he acertado con la mayoría de aspectos propuestos, tan solo que no hay el patriotismo esperado y que no esperaba que una película tan centrada en las hazañas increíbles de un hombre fuera a resultar tan monótona y poco inspiradora, a pesar de estar bastante bien realizada. En lugar de una narración lineal se opta por la utilización de flashbacks para contar la niñez de Zamporini y su preparación hasta llegar a los Juegos Olímpicos. Y si he de ser sincero, cuando Zamporini corre, todo me resulta más emocionante que cuando lucha por sobrevivir en cualquiera de los típicos escenarios que nos muestra el filme. Sin embargo, esa parte del filme dura poco en relación al extenso metraje con el que cuenta el filme de Jolie. El resto, a pesar del buen oficio de la directora para aportarle ritmo a la aventura y del mismo modo poner ante el espectador imágenes espectaculares, sigue siendo básicamente un conjunto de clichés repetitivos con el sufrimiento como único protagonista. Porque lo único que capta la cámara es a Zamporini sobreviviendo a situaciones límite y terribles palizas de una manera terriblemente insistente, casi enfermiza y rozando lo morboso.

La buena labor también hay que mencionarla, la película entretiene gracias a un correcto control de los ritmos y Jolie junto con Deakins dan forma a un apartado visual estupendo, a parte están los buenos efectos especiales y una soberbia ambientación. El guión es uno de los aspectos que más flojea, teniendo en cuentan los tres nombres presentes cualquiera esperaba bastante más de lo que finalmente se ha elaborado. Los guionistas no consiguen darle demasiados elementos de apoyo a la resistencia sobrehumana del protagonista, no consiguen que ninguno de los personajes secundarios vaya más allá de su función en la trama y a pesar de lo dolorosas que llegan a ser ciertas escenas, tampoco se logra empatizar con el propio Zamporini, un personaje que lejos de ser humano es retratado como una figura tan inquebrantable como un dios, de hecho se evidencia el paralelismo con el Mesías. Hay ciertos momentos así como detalles interesantes, y los diálogos son casi siempre buenos, pero lo que ocurre y la manera en la que ocurre no es digno de un guión de los Coen. A parte del vestuario, la ambientación y por ejemplo, la excelente composición de Desplat, que bien podría ir a la gala de los premios de la academia por séptima vez, la mayor virtud del filme reside en las actuaciones. O’Connell realiza una interpretación convincente, visceral y difícil, una de las mejores del año en opinión de este articulista, sin embargo los secundarios también están en plena forma. Domhnall Gleeson y Garret Hedlund apoyan al protagonista en los dos actos más extensos del filme con muy buenos resultados y el cantante japonés Miyavi construye un villano muy eficaz, el resto de los secundarios también hacen un trabajo fantástico.

Una película de esas que le gustan a la academia, un cóctel épico de aventuras increíbles, espectáculo clásico con todas las letras. Las olimpiadas con récord mundial, batallas aéreas en plena Segunda Guerra Mundial, un naufragio con otro récord mundial, varios campos de prisioneros, reencuentro conmovedor y una última hazaña a edad avanzada, todo entre un montón de escenas de violencia hacia la figura protagonista seguidas de un montón de escenas de fortaleza y superación. Y con todo esto os digo que no hay nada extraordinario en esta película de Jolie, no hay un verdadero impacto emocional, simplemente algo de entretenimiento disminuido por un exceso de violencia innecesaria, repetición de situaciones y falta de ideas. Dirigida con técnica e interpretada con sobrada destreza, aún pese al desembolse de medios y la unión de tanto nombre mayúsculo estamos ante un rotundo fracaso. También pueden verlo como un buen entretenimiento con gran desperdicio de calidad, pero solamente si no son demasiado impresionables con respecto a la violencia.

Alejandro Arranz

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Escribe un comentario