Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Hombres de honor

Por Jon San José Beitia

Interesante relato de racismo y superación, basado en hechos reales, que presenta la lucha de un hombre negro por entrar a formar parte de la escuela de buzos de la marina de los estados unidos y cumplir su sueño.

Ofrece y desarrolla con acierto la férrea lucha que mantuvo el personaje principal por hacerse un hueco en la estricta y dura escuela de buzos de la marina, superando todos los impedimentos y demostrando sus grandes cualidades, ganándose el respeto y la admiración de muchos que le excluían por el hecho de ser negro.

hombresdehonor2

Los responsables de la película cuidan el estilo visual y el vestuario, trasladando al espectador a los años cincuenta, época en la que sucedieron los acontecimientos, y logran plasmar con facilidad el sentir y forma de pensar de una generación social que apartaba a los hombres de color de cargos importantes. Presenta, paulatinamente, los impedimentos y barreras a los que el personaje principal debe hacer frente y en cada paso que da adelante va conquistando su sitio en el mundo y llega al espectador, haciéndolo participe de su lucha personal y social. Un relato inspirador, emocionante, plagado de buenas intenciones que logra transmitir unos ideales y hacer realidad unas creencias, dejando espacio para un mensaje claro sobre la lucha por lo que uno cree hasta conseguirlo.

Cuenta con un reparto que cumple con solvencia, destacando la labor de los dos intérpretes protagonistas, Cuba Guding Jr, que desde que ganara el Óscar a mejor actor secundario por su trabajo en Jerry Maguire, nunca había estado tan convincente, y un notable Robert De Niro, volviendo a encarnar y regalar una interpretación llena de energía. Entre los intérpretes secundarios destaca la presencia de una emergente Charlize Theron, que más adelante demostraría sus cualidades como actriz en Monster. La relación y conflictos que se presentan entre los dos personajes principales se convierten en el eje de la historia, haciendo que su amor por la armada y su tesón ganen el respeto y la admiración del espectador, ofreciendo una extraña relación, plagada de matices y respeto entre ambos.

Las diferentes pruebas que debe ir pasando el personaje principal, superando traiciones de compañeros y manteniendo la compostura, cautivan y son todo un ejemplo de lucha que llega a emocionar y conquistar al espectador, todo un ejemplo de superación, digno de mención y de elogio. Una historia que debía ser contada y que merece ser vista. Altamente recomendable. No deja indiferente.

Jon San José Beitia

Escribe un comentario